El caso del hotel aplazado en Sant Tomàs

En Sant Tomàs solo falta por urbanizar los terrenos que constituyen el denominado ‘sector C’, se extiende en la falda del montículo situado junto al hotel Victoria Playa, al final del Paseo Marítimo. Esta zona ya ha contado con dos ordenaciones urbanísticas: el plan parcial de 1994 y el plan parcial de 2003, aprobado a partir de los acuerdos y la «inspiración» firmados por Antonio Mercadal Arguimbau, en nombre de la promotora Agrytursa, con el Consell y el ayuntamiento de Es Migjorn.

Pero este último plan fue modificado para su adaptación al Plan Territorial Insular y, después, para introducir unas modificaciones a propuesta, precisamente, de los promotores. La actual ordenación incluye una zona de aparcamientos al sur y un hotel de 5 estrellas al norte.

Después de años de parálisis, idas y vueltas, durante el verano de 2013 Agrytursa decidió reactivar el antiguo proyecto urbanizador. En aquel momento todo apuntaba a que había conseguido el apoyo económico de una empresa extranjera con intereses en el sector turístico dispuesta a participar e inyectar la liquidez necesaria para afrontar las obras y ejecutar el desarrollo urbanístico pactado por los promotores con el Consell y el ayuntamiento. Porque una cosa es el patrimonio y, otra, la disponibilidad de recursos económicos.

La compañía, cuya identidad no llegó a trascender, que manifestó la disponibilidad para invertir en el ‘sector C’ de Sant Tomàs de la mano de los hermanos Mercadal Arguimbau, puso como condición un cambio en el plan parcial: que los apartamentos se construyesen en la parte superior de los terrenos y el hotel, más cerca de la playa. O sea, una permuta de zonificaciones.

Los propietarios-promotores emprenden en julio del 2013 las gestiones-negociaciones con el ayuntamiento de Es Migjorn gran, donde tienen franco acceso. La administración municipal encabezada por el alcalde Pere Moll no plantea ningún reparo. Tampoco la primera teniente de alcalde, Elena Baquero, esposa de Antonio Mercadal, pero la propuesta se estrella en el departamento de Ordenación del Territorio del Consell después de una alegación presentada por el exalcalde Manuel Triay y el exteniente de alcalde Antoni Borràs. MENORCA «Es Diari», se hizo eco a finales de abril de 2014.

LAS CLAVES DE LA POLITICA MUNICIPAL DE ES MIGJORN GRAN.   Salomé Cabrera, Gemma Fernández, Santiago Tadeo,  Pere Moll y Ramón Verdú gestionan las claves de la política del microcosmos municipal de Es Migjorn Gran. Este día, en el Consell, no hablaron del hotel de Sant Tomàs, sino de las aguas residuales. En las elecciones del 24 de mayo  se resolverá el gran pulso Moll-Verdú.

LAS CLAVES DE LA POLITICA MUNICIPAL DE ES MIGJORN GRAN. Salomé Cabrera, Gemma Fernández, Santiago Tadeo, Pere Moll y Ramón Verdú gestionan las claves de la política del microcosmos municipal de Es Migjorn Gran. Este día, en el Consell, no hablaron del hotel de Sant Tomàs, sino de las aguas residuales. En las elecciones del 24 de mayo se resolverá el gran pulso Moll-Verdú.

El anterior conseller, Cristóbal Huguet, empezó a tramitar la modificación del plan parcial, con los cambios urbanísticos solicitados por la promotora. Hay informes favorables de noviembre del 2013, pocos días antes de su renuncia y sustitución por Marta Vidal, el torbellino.

Pero Huguet Sintes ya no forma parte hoy del gobierno del Consell y la nueva consellera, reabre al cabo de unos meses la voluminosa carpeta del ‘sector C’ de Sant Tomàs. El criterio de Vidal, que valora todos los pros, contras, informes y alegaciones, es contrario al de Huguet Sintes. Nada más se supo hasta este pasado otoño, cuando Agrytursa vuelve a presentar la documentación en el ayuntamiento, después de introducir los cambios solicitados por el Consell: una reducción de las áreas de cada una de la zonas para que la modificación sea  compatible con el PTI. El ayuntamiento migjorner lo aprueba en noviembre pasado y lo remite al Consell, que aún no se ha pronunciado.

Agrytursa renuncia
La sorpresa salta cuando, durante el fin de semana de Sant Antoni, el pasado 18 de enero, Agrytursa anuncia que «pospone» la construcción del hotel de cinco estrellas y 20 chalés en Sant Tomàs. Atribuye esta decisión a «la demora en los cambios urbanísticos planeados en la zona donde se proyectaba la promoción, que ha hecho retrasar su ejecución». El acuerdo con la empresa extranjera, un mayorista, ha caducado. Pere Moll, siempre optimista, espera que en 2016, una vez aprobados los cambios urbanísticos -¿por quién?, preguntamos- se retome el proyecto.

Licencias sin informe
Por haber concedido licencias sin informe o con informe en contra, el alcalde de Lloseta, Bernat Coll (exPSOE) ha sido condenado por la Audiencia a 28 años de inhabilitación por cuatro delitos de prevaricación. Ha recurrido ante el Supremo para acabar el mandato. Por irregularidades similares ha sido denunciado el alcalde Pere Moll. En primera instancia se ha dictado sobreseimiento provisional, pero ahora se pronunciarán los magistrados de la Audiencia. Porque una cosa son las responsabilidades penales y otra las políticas.

Luis Alejandre Sintes
El general menorquín en las negociaciones Colombia-FARC

Desde la discreción y la prudencia, sin repercusión mediática, el general Luis Alejandre -lejos de la controversia política en torno a las obras de mejora de la carretera general- se ha desplazado a La Habana, donde participa en las negociaciones entre el gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Prosigue el trabajo iniciado en Bogotá, en el que ya intervino activamente. En octubre de 2012 escribió el exjefe del Estado Mayor del Ejército, hoy mano derecha de Santiago Tadeo en el gobierno del Consell insular: «Colombia se lo merece, y si alguien conoce bien el problema y la forma de conducir un proceso que cierre cincuenta años de guerra, éste es su presidente, Juan Manuel Santos». Antes lo intentaron Belisario Betancourt (1982-1986) y Andrés Pastrana (1998-2002). El presidente Santos ha pedido a Alejandre que colabore con su sentido común y experiencia.

Juan José Gomila Félix
Ciudadanos de Menorca, entre la voluntad y el reglamento

A menos de tres meses para las elecciones municipales y autonómicas, Ciudadanos debate cómo concurrir a estos comicios en Menorca. Juan José Gomila Félix, impulsor de Iniciativa Cívica Mahonesa (ICM), presidente de Foment Cultural de ses Illes Balears, exUPyD, y Ciudadanos de Menorca en 2011, convocó a los simpatizantes de la formación que lidera Albert Rivera, quien prosigue, incansable, su labor de despiece y desmembramiento de UPyD. Gomila transmite la «voluntad» de presentar candidatura al Consell y los ayuntamientos de Maó y Ciutadella. El  escollo consiste en que quienes aspiran a incorporarse a las listas de Ciudadanos deben acreditar una antigüedad, como afiliados, de al menos seis meses. ¿Con cuántos militantes cuenta Rivera en Menorca que cumplan este requisito? ¿Acaso todos independientes? La solución al problema, si la hay, será debatida el martes en una reunión con dirigentes de Ciudadanos de Mallorca.

PREGUNTAS DE LA SEMANA
¿Cuándo incorporarán los restaurantes de Menorca el ‘oliaigua’, cuya receta pidió en Berlín el director de TUI a Daniel Mora?

¿Por qué Menorca, con 58.503 habitantes menos, elige el mismo número de concejales que Eivissa?

¿Cuántos periodistas concurrirán en Menorca a las elecciones municipales y autonómicas del 24-M?

¿Por qué el GOB no se dio cuenta de que las obras del desvío de Ferreries eran ‘exageradas’ hasta que dieron comienzo las obras?

¿Cuándo decidió Salo Moll darse de baja como afiliado del PSOE?

Leave a Reply