Por qué Fiol no es presidente del TSJB

El detallado «proyecto de trabajo» redactado por Gabriel Fiol Gomila para defender, ante el Consejo General del Poder Judicial su candidatura a la presidencia del Tribunal Superior de Justícia de Balears,  desvela las claves y los motivos por lo que el magistrado menorquín no fue elegido. La designación de Fiol habría sido el mejor colofón a una excelente carrera en la Administración de Justicia, iniciada en 1976. Porque si alguien se merece el honor de ser el primer presidente menorquín del TSJB, que debe ser balear y no mallorquín, este es el juez Fiol Gomila.

EL MENORQUIN QUE DEBERIA PRESIDIR EL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE BALEARS.  Gabriel Fiol, que desde 2008 dirige la Sala Contenciosa Administrativa de Balears, es caballero de gracia del Sacro Militare Ordine Constantiniano di San Georgio. Es el juez menorquín que debería desempeñar la presidencia del Tribunal Superior de Balears. Pertenece a Jueces para la Democracia

EL MENORQUIN QUE DEBERIA PRESIDIR EL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE BALEARS. Gabriel Fiol, que desde 2008 dirige la Sala Contenciosa Administrativa de Balears, es caballero de gracia del Sacro Militare Ordine Constantiniano di San Georgio. Es el juez menorquín que debería desempeñar la presidencia del Tribunal Superior de Balears. Pertenece a Jueces para la Democracia

-La Oficina Judicial -explica en su plan de trabajo- no ha sido implantada en Balears, aún cuando la ley que la diseña es del 2009: «parece que [esta implantación] no se está llevando a cabo en plenitud en todo el territorio nacional»; sibilino, pero contundente.

-Propugna que todos los operadores jurídicos asuman cómo participar «de forma positiva y activa» en esta oficina. Toque de atención a los funcionarios judiciales, un gran reino de taifas.

-Las administraciones públicas de Balears (Govern balear y consells insulars) no pueden ser notificadas por vía telemática. Con este déficit los pleitos contra estas administraciones se eternizan. Fiol lo califica de «clara rémora en el pretendido proceso de normalización y adaptación a las nuevas tecnologías».

-«El servicio público que se ofrece al ciudadano, tanto en el trato personalizado como en el incumplimiento sistemático de horarios y las jornadas laborales, deja muy mucho que mejorar. Debe mejorarse». Descontrol laboral.

-Apuesta por una normalización lingüística plena en la Justicia: correctores gramaticales en los ordenadores y más traductores catalán/castellano al servicio de juzgados y tribunales.
-Pide reforzar la Junta de Expurgo de Balears para limpiar los archivos judiciales.

-Impacto de la insularidad: «Esta problemática no es asumida ni tomada en consideración por la isla mayor, Mallorca, en la medida que tiene sus propias necesidades cubiertas y vive de espaldas a la realidad de las otras islas».

-Denuncia la situación, «que se antoja, si no como llamativa, cuando menos como irregular» de la Sala Social del TSJB que solo cuenta con dos magistrados.

-El desplazamiento de la Audiencia a Menorca y Eivissa es mejorable: «Muchas veces acaba con suspensiones de juicios por falta de notificaciones, en suma por una mala gestión procesal».

-Solicita la creación de juzgados Contencioso-Administrativos en Menorca y Eivissa: «El problema no es el número de asuntos, sino la situación física de las islas, que dificulta,  en muchos casos impide, interponer recursos contencioso administrativos. Piénsese en que no se pueden recurrir, ya que en modo alguno compensa económicamente, las liquidaciones de impuestos municipales, las sanciones de tráfico, las municipales por indebido aparcamiento».

-La traca final es para la Fiscalía de Maó: «Tiene continuas objecciones, cosa que jamás había sucedido, para desplazarse a Ciutadella. Objecciones que no toman en consideración la escasa distancia de apenas 42 kilómetros entre una y otra población. Ello conlleva que las causas penales hayan de ‘viajar’ por correo entre una y otra población, y lo que sería fácil de solucionar en apenas 35 minutos, a veces, por no decir siempre, se retrase semanas o meses con lo que ello provoca para el servicio público».

El chiringuito de Eivissa
La historia es real. Un conocido menorquín fue destinado , por su empresa, a la isla de Eivissa, donde conoció a gentes y se integró en la vida local, ya que el trabajo que realizaba exigía contactos y relaciones. Uno de estos conocidos regentaba un chiringuito en la playa de Talamanca. Lo había heredado de su padre, daba  buenos rendimientos  en temporada alta, pero ya se le notaban los años de servicio. El menorquín encontró al ibicenco  una mañana en su establecimiento, pensativo y dubitativo: contemplaba, absorto  un nuevo chiringuito que habían inaugurado al lado del suyo: maderas nobles; ventiladores caribeños; baños modernos; incluso una pequeña depuradora debajo del entarimado. «¿En qué piensas?, ¿te han hecho la puñeta?, ¿está demasiado cerca del tuyo?, ¿vas a denunciarlo?»  interrogó  nuestro amigo en conocida clave menorquina. «¡Qué va!. Estoy pensando cómo remodelar el mío,  para que sea mejor que este». La excelencia  y la envidia  producen diferentes resultados. ¡Así nos va! Una magnífica lección para quienes no comprenden ni aceptan el valor de la leal y sana competencia.

Ramón Verdú
Denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos

El concejal y candidato del PP a la alcaldía de Es Migjorn, Ramón Verdú, quiere averiguar de dónde procede la filtración de los datos y documentos del Consorcio de Disciplina Urbanística en Suelo Rústico sobre obras presuntamente irregulares en su casa. A propuesta de la consellera de Ordenación del Territorio, Marta Vidal, la junta de gobierno del consorcio ya decidió abrir expediente «a los empleados y responsables políticos del Consorcio» para determinar «quién, cómo y cuándo ha accedido a qué información para delimitar si hay alguna responsabilidad en la filtración». Al mismo tiempo, Ramón Verdú ha registrado una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos en la que apunta a funcionarios y políticos del consorcio como los responsables. Entre los políticos, el edil del PP alude al alcalde de Es Migjorn, Pere Moll, y también a la teniente de alcalde, Elena Baquero.

Sergi Llull
Aquel niño que soñaba en La Salle con ser Michael Jordan

Pasea, con orgullo, el nombre de Maó y de Menorca en las canchas donde demuestra su preparación física, su integración en el equipo y su capacidad psicológica para meter presión en el deporte de la canasta. Sergio Llull (Maó, 1987) ha sido definido esta semana por Faustino Sáez, en El País como «el niño que soñaba con ser Michael Jordan comenzó a lanzar a canasta a los cinco años en el patio del colegio La Salle de Mahón y encontró su tiro de gloria en la pasada edición, disputada en el Martín Carpena». La ‘canasta de Málaga’, como ya es conocida en el baloncesto español, es calificada por Sergio Llull como «un momento histórico; se me siguen poniendo los pelos de punta al recordarla». El gran jugador menorquín desvela que «me vacío en cada partido y no sé regularme para ir al ochenta o al setenta por ciento. Me encuentro muy bien y trato de aprovecharlo. Voy a tope siempre. Si me dejaran jugaría los 40 minutos», pero Sergio también sabe que «somos un equipo».

PREGUNTAS DE LA SEMANA

Incluirán los ayuntamientos obras para las urbanizaciones en el Plan Insular de Cooperación 2015, tal como les pide PIME-Menorca?

¿Repite alguno de los 4 consellers del PSOE: Joan Marquès, Gari Petrus, Angela Caules o Noemí Gomila?

¿El CGPJ investigará al juez que firmó el manifiesto del GOB contra las obras de la carretera, como hizo  con los 33 jueces firmantes a favor de la consulta del 9-N?

¿Cuál será la próxima noticia judicial relativa a Es Migjorn Gran?

¿Ya ha rebajado su reclamación económica la UTE de la carretera?

Leave a Reply