De los Sintes a los Porto (1965-2014)

El medido -y muy meditado- comunicado difundido a la una de la madrugada por la familia mallorquina Porto para explicar que había adquirido el grupo S’Algar, de la familia menorquina Sintes, incluye una frase que desvela el motivo de una decisión empresarial que se empezó a gestar hace varios años: «una falta clara de relevo generacional». Un proceso de desinversión hotelera que arrancó en 2011, condujo a la venta -este pasado verano- del hotel La Quinta de Son Xoriguer a Inversiones Pons Marín, y que ha culminado con una operación firmada en una notaría de Palma el 30 de diciembre, pero que se da a conocer ahora, un mes después, cuando la ausencia de Carlos Sintes Pascual en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) fue demasiado clamorosa, y porque a partir de mañana los 200 empleados que forman la plantilla de S’Algar Hoteles y las 1.300 camas incluidas en el acuerdo ya pasan a ser gestionadas por los Porto. El gran reto de toda empresa familiar es  el relevo generacional.

LLORENÇ CARRETERO, ¿EN DIRECCIÓN HACIA EL PI?  El exalcalde de Sant Lluís ha roto amarras con el PSOE. Tras formalizar su baja como militante socialista, ahora ha solicitado su baja como concejal del Grupo Socialista para incorporarse al Grupo Mixto. Pasos que va dando mientras valora y medita si acepta la propuesta del PIpara encabezar la lista a la alcaldía de Sant Lluís en mayo.

LLORENÇ CARRETERO, ¿EN DIRECCIÓN HACIA EL PI? El exalcalde de Sant Lluís ha roto amarras con el PSOE. Tras formalizar su baja como militante socialista, ahora ha solicitado su baja como concejal del Grupo Socialista para incorporarse al Grupo Mixto. Pasos que va dando mientras valora y medita si acepta la propuesta del PIpara encabezar la lista a la alcaldía de Sant Lluís en mayo.

Los Sintes cierran, 50 años después, una página que abrió Gabino Sintes, pionero que, como Juan Victory Manella, comprendió el extraordinario cambio del  fenómeno turístico para la economía menorquina. Ambos vivieron la autarquía del franquismo y después el auge de la industria manufacturera tradicional -calzado y bisutería- impulsada por las exportaciones y al trabajo a domicilio, que incrementaba la productividad y ofrecía productos muy competitivos.

Lo cierto es que el negocio turístico menorquín está en menos manos menorquinas, tanto la propiedad como la gestión de los establecimientos hoteleros y de los apartamentos. Resisten los Casals, Diaz Montañés (Retumesa), Grupo Sagitario (Sebastián Triay Fayas), Grupo Andria (Francisca Llabrés), Pons Marín, Joan Melis, Set Hotels (Mercadal Arguimbau) y los Saura. Pero la inmensa mayoría de las plazas turísticas de Menorca está controlada por empresarios mallorquines, que suman a los Porto.

Colonización ideológica
El Papa Francisco ha recuperado y explicado la colonización ideológica, un concepto de extraordinario interés y actualidad para dar respuesta a los actuales problemas de familia, que pretende ser colonizada por la ideología de género.

El modelo católico de familia es colonizado por modelos alternativos que no pertenecen a nuestra tradición y que en ocasiones, pero no siempre, son impuestos. Si «colonizar» consiste en «poblar (un territorio) de colonos», colonizar ideológicamente implica introducir una ideología en un lugar que no le es propio. Hay numerosos ejemplos, y desde múltiples perspectivas: religiosa, comercial, política, económica, cultural…. Halloween y San Valentín son dos colonizaciones ideológicas de carácter empresarial o comercial, cuyo objetivo consiste en la creación de unas necesidades de consumo que antes no existían. «Tenéis obsesión por los nombres; las personas son importantes, pero no todas». Este es el gran ‘colon’ ideológico de nuestra política: las ideas tienen más relevancia que las personas, hasta el punto que es preciso erradicar las «potestades semimágicas a los nombres» (?), como si una idea por sí misma pudiera cambiar el nombre.

Situar las ideas antes de las personas es muy peligroso porque conduce a situaciones trágicas. Lo recordaba el obispo Salvador en la entrevista con Miquel Pons-Portella publicada ayer: «la persona es infinitamente superior a cualquier idea o cualquier viñeta». Precisamente por este motivo, los nombres son la preocupación lógica y legítima, sobre todo para un periodista.

Lo que resulta ‘infantil’ y ‘paternalista’ consiste en hacernos creer que una determinada formación política será lo mismo si al frente va un candidato u otro. Porque equivale a decir que la idea (o sea, el partido) es más importante que la persona (el candidato). Y mucho más en unas elecciones municipales, donde los votantes han de escoger las personas que deberán afrontar y resolver tan cotidianos y urgentes como la limpieza de las calles, la buena gestión de la Policía Local, evitar los cortes de agua y conseguir que funcionen eficazmente los servicios municipales. ¿O los incrementos del IBI son cosa de las ideas?.

Bernat Dedéu, acertado comentarista político, ha escrito sobre las CUP y su líder parlamentario, David Fernández: «les idees necessiten persones que les encarin i líders valents que les defensin, i sobretot, lluitadors que s’enfrontin als Goliats de la demagògia i del fals progressisme».

Antoni Terrasa García
Tercer mandato al frente del Tribunal  Superior de Justícia

El Consejo General del Poder Judicial ha renovado, por tercera vez, su confianza en Antoni Terrasa García, que desde el 2004 desempeña la presidencia del Tribunal Superior de Justícia de Balears. Reelegido en 2009 y 2015, ahora, gracias a la decisión continuista del organismo que decide y asigna los cargos de responsabilidad de los jueces, abre una tercer mandato. En la votación del pleno del Consejo General, Terrasa obtuvo doce votos, mientras que Carlos Gómez, presidente de la Audiencia Provincial, sumó nueve. Los otros dos candidatos, el menorquín Gabriel Fiol, y Juan Carlos Torres, decano de los juzgados de Eivissa, no lograron ningún voto. Gómez y Fiol pertenecen a Jueces para la Democracia. Antoni Terrasa ingresó en la carrera judicial en 1984. Su primer destino fue Vilanova i la Geltrú. Pertenece a la Academia de Jurisprudencia y Legislación de Balears.

José María Gay de Liébana
El profesor tertuliano que aún piensa en pesetas

Se define a sí mismo como «picapedrero de las finanzas, trovador de la contabilidad e iconoclasta del establishment». José María Gay de Liébana (Barcelona, 1953), economista, abogado y profesor titular de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona, mantiene viva su intensa relación con Menorca. Tertuliano ágil y comentarista incisivo en programas  con amplia repercusión desde la Sexta y otras emisoras de radio y televisión, ha explicado que esta semana que aún piensa en pesetas: «los euros son una enredada de miedo y nos hacen perder la dimensión. Nos han llevado a perder la referencia aritmética monetaria y los hemos confundido con pesetas. Aún hoy, cuando voy por ahí, a alguna conferencia, llevo unas tarjetitas con las que convierto euros a pesetas». Casado con una menorquina, su paraíso de descanso está en la costa de Sant Lluís. Hoy nos sigue preguntando cómo fue posible construir el túnel del desvío de Ferreries.

PREGUNTAS DE LA SEMANA   
¿Aspira Andreu Moll Huguet a repetir a la alcaldía de Es Migjorn Gran y se postula para encabezar la lista del PI para este municipio?

¿Quién propuso a Servando Pereira asumir la secretaría general de UGT-Balears, pero declinó?

¿Cuántas aportaciones y propuestas recibirá la página web para la revisión del Plan General de Ordenación urbana de Ciutadella?

¿Qué día aceptó Queta Camps ser candidata del PSOE-Ferreries?

¿Por qué ha tardado un mes el grupo Porto en hacer público el acuerdo con la familia Sintes?

Leave a Reply