El año IV dC (después de Cesgarden)

A punto de entrar en el año IV dC (después de Cesgarden), lo peor que le ha ocurrido al Consell de Menorca durante su breve historia, ¿qué hemos de esperar, razonablemente? Estaría muy bien que a principios del 2015, la consellera Marta Vidal interpusiera demanda de responsabilidad civil contra el abogado Luciano Parejo y el resto de profesionales de su bufete, que ahora lloran porque no supieron (?) actuar con la diligencia exigible para defender los intereses de todos los menorquines.

Puestos a pedir, proponemos cambio de abogado, porque un nuevo encargo al penalista Fernando Mateas no sería bien comprendido por la ciudadanía, al percibir que sucesivamente han fallado tanto Parejo como Mateas, aunque el fracaso del segundo sea una minucia en relación con los 29 millones de euros que debemos pagar porque el primero no aportó, cuando correspondía, los  documentos y las valoraciones que ahora no se aceptan porque el partido -tiempo de descuento incluido- ha terminado con el contundente e inapelable resultado Cesgarden 29-Consell insular 0. En principio, la demanda se debería interponer en Madrid por la regla del domicilio del demandado, lo que abre un gran abanico de posibilidades, empezando por el bufete Uría Menéndez, aunque hay muchos otros. Será una demanda compleja y no hay motivo para precipitarse, porque las acciones para exigir responsabilidad contractual prescriben a los quince años, de manera que hay once años hábiles. Pero, para tener los deberes hechos, Santiago Tadeo debería concurrir a las elecciones de mayo con la demanda redactada, presentada y admitida por el juzgado correspondiente. Primera parte del trabajo realizado. La segunda parte -o sea, el juicio oral- llegaría durante el semestre final del año IV dC o en los primeros meses del año V dC. Todo depende de la agilidad del juzgado donde sea repartida. «Lo jorn del judici», como proclama la Sibil.la, será importante porque nos dará la solución y permitirá responder muchos interrogantes sobre qué ocurrió realmente con Cesgarden. La sentencia, al fin y al cabo, será lo de menos.

Improperios y monedas
Escribe Miquel Camps, después del pleno del Consell del 15 de diciembre, en el que parte de los manifestantes con camisetas SOS Menorca profirieron insultos contra los consellers del equipo de gobierno: «Sempre hi havia qualcú que, guanyat per les emocions, feia algun punt escapat. Perquè l’assistència als plens de les institucions públiques no és una pràctica inventada ara. Es van viure ocasions de plens ben tensos, a diferents municipis. I habitualment fugia algun crit, algun improperi, o hi havia qui llençava monedes al terra per indicar de manera gràfica la seva visió dels fets. Però si la immensa majoria guardava les formes, tothom entenia que s’estava davant una excepció». A continuación, el coordinador territorial del GOB-Menorca afirma que «així ho solien entendre també els propis càrrecs polítics i fins i tot els mateixos periodistes. Al cap i a la fi, sortien d’aquella mateixa ciutadania generalment experimentada». Resumen: los consellers del gobierno del Consell son insultados e increpados por quienes acudieron a protestar al pleno, previamente convocados por el GOB-Menorca, y ¿la culpa de quién es? De los políticos, y evidentemente, como siempre, de los periodistas que carecen de suficiente «capacidad de entendimiento». Al final todo es culpa del malentendido provocado por el contubernio político-periodístico. De ahí a «comprender» los insultos solo media un paso.

Una voz lúcida
El análisis de Josep Maria Quintana sobre las últimas encuestas electorales, encargadas y publicadas por MENORCA «Es Diari» confirma que mantiene intacta su capacidad crítica y una prodigiosa lucidez en el marco del progresismo menorquín. Mientras Susana Mora, la candidata del PSOE [de Vicenç Tur] a la presidencia del Consell, responde que «los pactos no son una prioridad», en cambio Quintana razona que es la única cuestión que realmente importa.

Aquel mismo día, Esquerra de Menorca-EU anuncia que, después de haberlo meditado y refexionado, no se integrará en Ara Maó para las elecciones.

Salvador Giménez Valls
El obispo que pacifica la diócesis y desoye el «ruido de mitras»

Salvador Giménez Valls fue el primer obispo europeo nombrado por Benedicto XVI que enmayo de 2005 lo designó auxiliar de Valencia. Procede de una familia humilde; su padre era empleado de una empresa papelera. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Valencia, en septiembre de 2008 empezó a regir la diócesis de Menorca como administrador apostólico cuando Joan Piris pasó a dirigir la iglesia de Lérida. Ocho meses después se convirtió en titular de la sede de Severo al ser nombrado obispo de Menorca. Se ha esforzado para integrarse en la Isla, lo que ha logrado gracias a su carácter bondadoso, prudencia y gran conocimiento de la psicología humana. Pacifica la diócesis al convertirse en punto de acuerdo para las distintas sensibilidades del clero menorquín. Sabe que en 2015 habrá «ruido de mitras», pero su preocupación es la atención pastoral de la balear menor.

Maurice Duverger
Experto en sistemas electorales y gran teórico del bipartidismo

Jurista, politólogo, periodista y político francés, ha fallecido en París a los 97 años. Maître à penser, Maurice Duverger era firma de referencia en Le Monde.
Experto en Derecho Constitucional, fundó el Instituto de Estudios Políticos de Burdeos y destacó por su profundo conocimiento de los sistemas electorales y políticos. Autor de la ‘ley Duverger’, fue el gran teórico del bipartidismo al establecer una correlación entre la fórmula de elección y el sistema bipartidista. Descubrió la conexión directa que existe entre el sistema electoral y el sistema de partidos, lo que ha motivado numerosos estudios en el ámbito de la Ciencia Política. Sus tres reglas sobre los efectos s del sistema proporcional y el sistema mayoritario aún suscitan apasionados debates. Jorge de Esteban, alumno de Duverger en la Sorbona, explica que «siempre trató de buscar el otro lado de las cosas, porque las cosas no son solamente lo que parece, sino que hay algo invisible detrás de sus apariencias».

PREGUNTAS DE LA SEMANA   

¿Quiénes son los autores del proyecto de ampliación del vertedero de Milà cuyas deficiencias técnicas han provocado su clausura?

¿Qué presidente de un club náutico ha pasado las Navidades en Dubai?

¿Por qué no acudieron Vicenç Tur y Elena Baquero al pleno del Consell que aprobó la Norma Territorial?

¿Quién votó en blanco en la elección de Damià Coll como candidato a la alcaldía por la Entesa de Es Mercadal y Fornells?

¿Serán Maria Camps y Llorenç Pons Llabrés el número 1 y el número 2 de ‘Junts per Lô’?

One Response to “El año IV dC (después de Cesgarden)”

  1. Pajarito dice:

    He vertido varios comentarios sobre el caso Cesgarden, en varios de los artículos que han ido apareciendo en el tiempo sobre informaciones de ello en este Diario. Y estoy con usted sobre lo que opina y lo que propone.
    Resalto la impotencia en la que nos encontramos los ciudadanos de esta isla, o supongo que mucha gente que se siente defraudada por no tener una respuesta clara del caso. Por el montante que supone a las arcas y que tenemos que pagar entre todos. Y especialmente por la decisión del Tribunal contencioso administrativo de Mallorca, que impide que se pueda investigar y comprobar si unos peritajes tan opuestos, se ajustan a la legalidad.
    Un partido de fútbol es una cosa y una decisión o sentencia de esta magnitud es otra. No señalo a nadie. Pero exijo que se me aclare porque deberemos asumir finalmente este dispendio. Un saludo.

Leave a Reply