El cadáver del antiguo hospital

En febrero del 2008, el Consell insular -con gobierno PSOE-PSM y por iniciativa de la entonces presidenta Joana Barceló- propuso el antiguo hospital Verge del Toro como sede para acoger un parador turístico nacional en Menorca, en lugar del Lazareto. El edificio fue visitado por técnicos de la Secretaría que lo desestimaron, al igual que los hoteleros y las agencias de viajes de Menorca. Todo esto ocurrió un año después de haber quedado ‘sa Residència’ sin uso ni actividad por la inauguración del nuevo hospital Mateu Orfila. En febrero del 2008, el entonces conseller de Salut, Vicenç Thomàs, afirma que «la transformación del Verge del Toro en un centro sociosanitario es muy complejo por la implicación de cuatro administraciones» y en octubre de aquel año Marc Pons anuncia que «en un plazo relativamente corto» contarán con un proyecto. En diciembre del 2009, la Conselleria de Salut avanza que «redacta el proyecto definitivo», lo que en marzo del 2010 desmiente Thomàs, hasta que en noviembre de aquel año -la fotografía no miente- Thomas, Fina Santiago, Marc Pons y Vicenç Tur presentan el plan de usos. Pero hay trampa. Vicenç Thomàs declara que «no se ha presupuestado partida ni se ha fijado fecha para empezar las obras ni tampoco se ha decidido cuánto dinero aportará administración». O sea, los presupuestos autonómicos del 2011 destinaron cero euros, sin que el PSM presentara ninguna enmienda, similar a la de la estación de autobuses de Ciutadella. El Verge del Toro es un cadáver, como el antiguo hospital Son Dureta de Palma, que demanda actuaciones urgentes para rehabilitar el barrio donde está ubicado. Si la administración carece hoy de recursos -como tampoco los tuvo cuando gobernaban PSOE-PSM- será preciso recurrir a la inversión privada. La prioridad es acabar con la degradación y el deterioro del edificio.

NOVIEMBRE 2010.  Fina Santiago y Vicenç Thomàs, consellers de Asuntos Sociales y Salud; el presidente del Consell, Marc Pons, y el alcalde Vicenç Tur, anuncian, tras realizar la autopsia al edificio, la creación de un consorcio Govern-Consell- Ayuntamiento que invertirá 9,7 millones de euros en transformar el  Verge del Toro en un centro sociosanitario. Se olvidaron de la partida presupuestaria

NOVIEMBRE 2010. Fina Santiago y Vicenç Thomàs, consellers de Asuntos Sociales y Salud; el presidente del Consell, Marc Pons, y el alcalde Vicenç Tur, anuncian, tras realizar la autopsia al edificio, la creación de un consorcio Govern-Consell- Ayuntamiento que invertirá 9,7 millones de euros en transformar el Verge del Toro en un centro sociosanitario. Se olvidaron de la partida presupuestaria

La consulta de Marquès
Ha sido uno de los grandes protagonistas de la semana, con su momento estelar en el pleno del lunes cuando admitió que «no lo volvería a hacer». Se refería a la variante de Ferderies, construida cuando era conseller de Ordenació del Territori. Pero Joan Marquès no se dio cuenta porque, a diferencia del tramo Maó-Alaior, aquellas obras se hicieron ‘a carretera cerrada’ y los menorquines -entre ellos el conseller Marquès- descubrieron el pastel cuando vino la ministra Ana Pastor a inaugurar el desvío. Nos centramos en la consulta formulada como «representant de la precandidata a les primàries del PSOEa l’Ajuntament de Ciutadella, Sra. Noemí Camps Villalonga». Esta consulta eran tres preguntas sobre el cumplimiento del Reglamento Federal de Primarias. La respuesta de Constanza Navarro, presidenta del Comité de Garantías del PSOE-Menorca, tranquiliza a Marquès y aclara todas las dudas: se ha cumplido lo estipulado, los avales se han presentado en tiempo y forma, y se informó a los medios de comunicación. La cuestión era hallar un defecto de forma para anular la precandidatura de Maria Cabrisas. Joan Marquès, además de enseñar la patita, erró el tiro. Demasiados nervios entre los promotores de la candidatura de Noemí Camps: Pilar Carbonero y Andreu Bosch.

La carga de la prueba
Aquien acusa -léase quien denuncia- le corresponde aportar las pruebas que permitan sustentar la acusación. La Fiscalía no halla ni indicios y pruebas en la doble denuncia que presentó el agente de la Policía Local de Ciutadella Ramón Silvela por presunta prevaricación administrativa. Los fiscales no encuentran material probatorio que incrimine a los denunciados como autores responsables de ilícito penal. Los hechos puestos en conocimiento del Ministerio Público por Silvela se remontan a septiembre de 2012. Este agente, delegado sindical de CCOO, ha intentado que el Ayuntamiento de Ciutadella archivase el expediente disciplinario por infracción urbanística al haber realizado obras ilegales en su vivienda. Es el ‘expediente guadianesco’, o sea que el desapareció durante el anterior mandato, lo que motivó una denuncia penal contra la entonces alcaldesa Antònia Salord, y después fue reconstruido. Este agente de la Policía Local ha sido sancionado con 21.379 euros y el derribo de las obras realizadas sin licencia al no ser legalizables. Silvela dijo a la Fiscalía que no se han tramitado ocho expedientes incoados por incumplimiento de los horarios en bares y discotecas. ¿Dónde está la carga de la prueba?

Ana Matnazde
La ajedrecista olímpica que descubrió su país en Menorca

Licenciada en Periodismo y Germánicas, Ana Matnazde ha situado a España en la élite del ajedrez, deporte con el que ha aprendido «a planificar y a medir las consecuencias de tus actos». Nació en Georgia y se nacionalizó española. A los diez años se proclamó campeona mundial y era considerada una heroína en su país natal. Hoy forma parte del equipo nacional de ajedrez y ganó la medalla de plata en la última Olimpiada. Desvela en XLSemanal su relación con Menorca: «me enamoré de España, ¡qué le voy a hacer! Puedo estar en cualquier parte del mundo y siento añoranza de España». Ana explica que «aquí me sentí en casa nada más llegar la primera vez, con 13 años. Me bajé del avión en Menorca, respiré el aire, vi la luz… y me dije: es aquí. Este es mi país». Le gusta improvisar cuando juega: «prefiero sufrir en una partida, me critican porque arriesgo mucho, yo prefiero explorar, meterme en líos».

Damià Borràs Barber
El ‘malo de la película’ en la cocina de Vicenç Tur

Ya usufructuaba despacho, compartido con Jacques Brel, en 1983, en la sede del Consell del Camí des Castell. Damià Borràs Barber (Maó, 1957) accedió a la política institucional  aquel año, de la mano de Tirso Pons. Chico para todo, llevaba la agenda del presidente. A Borràs le gusta el aliño y la cocina, la gastronómica y la política. Conseller de Movilidad y vicepresidente del Consell del 2007 al 2011, esta legislatura es diputado del Parlament, pero sabe que no repetirá. Apuñaló sin reparo a Marc Pons y hoy vincula toad su suerte y su futuro político a Vicenç Tur con quien aspira a recuperar el gobierno de Maó para el PSOE. En el reparto de papeles le corresponde el de ‘malo de la película’ con frases sarcásticas e hirientes, a lo Alfonso Guerra. Pero los buenos cocineros saben cuando se les ha pasado el arroz. La crítica política ad hominem carece de credibilidad, y sin argumento se convierte en una glosa de picat. En junio del 2015 Tur pedirá cuentas a Borràs.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Recurrirá el policía Ramón Silvela el auto de archivo dictado por la Fiscalía contra su denuncia?

¿Cuál será la indemnización que pedirá la familia Rivero Balcells al Ayuntamiento de Ciutadella?

¿Desde cuándo veranea en Menorca el director general de Telefónica España, Kim Faura?

¿En qué domicilio se celebró el almuerzo de barbacoa que el domingo pasado reunió a los consellers del gobierno del Consell?

¿Se sabrá antes del día 30 quiénes son los candidatos del PP para Es Mercadal y Es Migjorn?

Leave a Reply