El ‘annus horribilis’ de J. Mª de Sintas

Compareció ante los medios de comunicación en la mañana del 4 de julio, rodeado por los otros concejales del equipo de gobierno del PP-Ciutadella, y anunció su renuncia como alcalde con una frase que encabezó todos los titulares: «Me marcho con la conciencia tranquila; porque la vida no vale un cargo». José María de Sintas Zaforteza, muy emocionado, puso punto final al mandato como primer edil de Ciutadella que había iniciado en junio del 2011. Aquellos tres años no habían resultado fáciles, entre otros motivos porque gobernar en minoría exige mucha mano izquierda, cesiones, pactos acuerdos y consensos con los partidos de la oposición, que no siempre están por labor. Los planes de ajuste, las restricciones y ajustes en cualquier gasto, la austeridad necesaria y el pago de la deuda impidieron acometer cualquier inversión porque la prioridad era el saneamiento de las cuentas municipales. Añadamos a todo ello que era un outsider de la política y, por tanto, desconocedor de entresijos, senderos y equilibrios. Muchas veces se sentía incomprendido e incluso se veía a sí mismo como un extraño en aquel microcosmos donde las decisiones no se adoptan necesariamente en el pleno municipal, sino en las juntas de alcaldes; a través del contacto  la negociación con los presidentes y los consellers, y la imprescindible intervención del partido. José María de Sintas empezó a marchar de la política aquel día que renunció a optar a la presidencia de la junta local del PP-Ciutadella. El día a día era cada vez más complicado, y arreciaba la tensión con los concejales de su propio equipo. En junio del 2013 ya desveló, en directo en el plató de IB3 Televisió, que valoraba no  optar a la reelección. Era una decisión a la que venía dando vueltas desde hacía semanas. La gota que colmó el vaso fue el accidente mortal en los Jocs des Pla de este año.

UN ALCALDE ATÍPICO.José María de Sintas ha sido un alcalde atípico, con sus propios tiempos y ritmos. Vehemente e impulsivo, pero noble de familia y de corazón, renunció después del accidente mortal de las fiestas de Sant Joan. Priorizó la familia sobre la política, que ha constituido un paréntesis en su vida.La Justicia no debe demorar ahora sus decisiones y pronunciamientos

UN ALCALDE ATÍPICO.José María de Sintas ha sido un alcalde atípico, con sus propios tiempos y ritmos. Vehemente e impulsivo, pero noble de familia y de corazón, renunció después del accidente mortal de las fiestas de Sant Joan. Priorizó la familia sobre la política, que ha constituido un paréntesis en su vida. La Justicia no debe demorar ahora sus decisiones y pronunciamientos

Dos denuncias penales

Tras la dimisión como alcalde empezaron a torcerse las cosas.  Los concejales del PP eligieron a Ramón Sampol como primera vara en lugar de Francisca Marquès, a la que había apuntado como sucesora para cerrar el mandato. Pero lo peor de este 2014, un auténtico annus horribilis para José María de Sintas, aún estaba por venir. Pocos días después del fallecimiento de su suegro, Luis Mesquida Mascaró, al que se sentía entrañablemente unido, en una misma semana se ve inmerso -como denunciado- en dos procedimientos judiciales donde se investigan responsabilidades penales. La familia de Nuria Balcells Mur, la mujer de 66 años que falleció tras ser arrollada en las fiestas de este año, emprende acciones legales con una denuncia por los supuestos delitos de lesiones y homicidio imprudente. La denuncia, presentada el 16 de octubre por el despacho de abogados penalistas de Barcelona Tubau&Lajara&Echavarri, va dirigida contra De Sintas -que dimitió para asumir responsabilidades por esta muerte- y «otros concejales que tengan responsabilidad en la organización de las fiestas de Sant Joan». El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Ciutadella decidirá ahora si exige responsabilidades penales o, como concluyen todos los informes, fue un accidente fortuito con resultado de muerte. Tanto el alcalde Sampol como la junta local del PP-Ciutadella han salido en defensa de José Mª. de Sintas, a quien apoyan en las actuaciones realizadas en la organización de las fiestas y han lamentado su dimisión por «el sentido de culpabilidad que le embargó por aquel trágico accidente». En el fondo late la indemnización que podrá cobrar la familia denunciante.

Presunta prevaricación

El viernes, el mismo día que De Sintas nombra abogado y procurador por la denuncia del accidente de Sant Joan, conoce, por una llamada de MENORCA «Es Diari», que ha sido denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción por un agente de la Policía Local por supuesta prevaricación relacionada con el horario de cierre de bares y discotecas. Sobre la mesa, un grabación que dará mucho que hablar. El denunciante es Ramón Silvela Capó, delegado sindical de CCOO, autor de una infracción urbanística en suelo rústico por la que ha sido sancionado con 21.379 euros y el derribo de las obras ejecutadas. En varias ocasiones ha reclamado que sea  archivada. Este expediente de disciplina urbanística es el mismo que desapareció misteriosamente y  motivó una denuncia penal contra la exalcaldesa Antònia Salord. El fiscal tiene la palabra.

María Cabrisas Pons
El pulso en el PSOE-Ciutadella que resolverán 22 militantes

La concejal Noemí Camps Villalonga y quienes, encabezados por la exalcaldesa Pilar Carbonero, la habían animado a presentarse, se las prometían muy felices con la retirada de Joana Barceló. Pista libre para el despegue, o sea, lograr sin más dificultad la nomina- ción de la edil más joven de la corporación como candidata a la alcaldía en las elecciones de mayo del 2015. La expresidenta del Consell había dado un paso atrás, y todo presagiaba la victoria del sector encabezado por Carbonero y Andreu Bosch. Pero la calma se truncó en la mañana del miércoles cuando la también edil María Cabrisas Pons, la más veterana del consistorio, acudió a la sede insular del PSOE-Menorca, acompañada por Sofía Wall y Rosa Coll, y Salo Pons, of course! El parte de la contienda, registra hoy, 19 avales para Noemí Camps y once para María Cabrisas. Resolverán y decidirán los otros 22 militantes de la agrupación agrupación local.

Arnaud Zannier
Consejero delegado de la compañía MaxMoreThings

Se cumple un año de la presentación, por la familia Zannier, de las inversiones que ha proyectado en las fincas del anterior conde de Torre Saura en Menorca, que hoy gestiona la fundación del mismo nombre. Juan Valero, heredero del sexto conde, ha firmado un contrato con la compañía Max More Things que instituye un derecho de superficie durante 99 años a favor de esta sociedad que pertenece a los Zannier. La inversión proyectada, que en conjunto asciende a 93 millones de euros, consiste en cuatro hoteles-balneario, un campo de golf y equipamientos hípicos en las fincas ses Truqueries y es Banyul-Bellavista de Ciutadella, s’Albufera de Fornells y la casa señorial de Cas Comte, en la plaza del Borne de Ciutadella. Los Zannier ocupan cuatro de los ocho puestos de la Fundación José María de Olives y de Ponsich, conde de Torre Saura. No habrá declaraciones hasta que haya concluido la tramitación para ejecutar los cuatro proyectos.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Qué consellera del PP en el Consell insular ha manifestado a Tadeo su intención de no repetir?

¿Quién fue el último miembro del Gobierno que se alojó en la ‘habita- ción del ministro’ del Lazareto?

¿Quién convenció a María Cabrisas para presentarse a las primarias del PSOE-Ciutadella?

¿Surgirá una tercera vía o al final pactarán y habrá acuerdo entre Noemí Camps y María Cabrisas?

¿El referéndum que propugna el PSM-Mallorca es para que Menorca se independice de España o bien de Balears?

Leave a Reply