Los retos de Coinga en la hora del relevo

La Cooperativa Insular Ganadera, fundada en 1966, es hoy un referente imprescindible para el sector agrícola-ganadero de Menorca, los ‘llocs’ y la producción de leche y queso.

En la junta general celebrada el lunes se ha aprobado un relevo significativo: Guillermo de Olives de Vidal, empresario y propietario, accede a la presidencia de la entidad. Hasta ahora tesorero de Coinga, Guillermo de Olives, que también es presidente de la Asociación de Empresarios de Explotaciones Agrarias de Menorca (Agrame), sustituye a Lorenzo Lafuente Hernández, que ha desempeñado la presidencia de Coinga durante casi treinta años.

La junta directiva de esta empresa cooperativa, pero muy especialmente su gerente Margarita Tudurí, asumen una extraordinaria responsabilidad en diferentes ámbitos -social, profesional, económico y corporativo- al recoger y transformar en queso y otros productos la leche que producen hoy más de cien ‘llocs’ de Menorca.

Todas estas fincas, payeses, propietarios y sus familias, y también en gran medida el paisaje rural de la Isla, dependen de la cuenta de resultados de Coinga, cuyas instalaciones, en el Polígono Industrial La Trotxa, de Alaior tienen capacidad para procesar un volumen de leche muy superior al que reciben en la actualidad. La gran asignatura pendiente de la cooperativa es la comercialización de sus productos. En este momento del relevo de la presidencia -que hasta ahora solo han desempeñado Carlos Salort Albertí, José Mª de Olivar Despujol y Lorenzo Lafuente Hernández- quienes tienen capacidad de decisión han de impulsar, sin miedo, el relevo generacional, nuevas fórmulas, consolidar los mercados y abrirse a nuevas propuestas.

Coinga exige otras formas y objetivos que pasan por su modernización y dinamización.

Leave a Reply