Los tres consellers menorquines de Bauzá

El presidente Bauzá ha respetado, y aplicado, en la remodelación de su Ejecutivo dada a conocer este viernes el pacto no escrito, en vigor en el PP-Balears desde el primer Govern de Gabriel Cañellas (1983-87), por el que tanto Menorca como Eivissa han de contar con voz, presencia y participación en el Consell de Govern de la Comunidad Autónoma.

I. Simón Gornés
Durante este mandato, el primer conseller de José Ramón Bauzá fue el presidente del PP-Maó, Simón Gornés, que había dado un paso atrás para que Agueda Reynés encabezara la candidatura al Ajuntament de Maó, donde logró la primera mayoría absoluta del PP en un municipio que era un feudo tradicional de la izquierda.

Gornés, que por razones familiares no quería emprender una nueva etapa en Mallorca tras 16 años de diputado autonómico, fue nombrado conseller d’Administracions Públiques, pero desde el primer día contó con Núria Riera, directora general, como mano derecha de la Conselleria.

En mayo de 2013, el presidente del PP mahonés, que, además de conseller del Govern, había seguido formando parte del equipo de gobierno de la alcaldesa Reynés, no quiso asumir la Conselleria d’Educació i Cultura que le ofreció Bauzá tras el cese de Rafel Bosch. Gornés optó  por dedicarse al Ayuntamiento de Maó, donde desempeña las responsabilidades de primer teniente de alcalde, tras una hábil maniobra de Salvador Botella, que pasó desapercibida para muchos, en la que no se registraron ni bajas ni damnificados.

II. Joana Mª. Camps
Y entonces fue designada para dirigir la política educativa del Govern la abogado Joana Maria Camps Bosch, el segundo nombramiento menorquín de Bauzá en el Govern, precedida por el aval del buen trabajo realizado como directora general de Treball.

Pero Joana Camps, a pesar de su empeño e interés, nunca llegó a conectar con la comunidad educativa, que siempre la vio como una advenediza al carecer de historia anterior en el sector docente. La aplicación del TIL era una tarea cada vez más complicada y pesada, con demasiada tensión y dificultades.

Las sentencias del Tribunal Superior, contrarias al TIL, precedieron esta semana la crónica de un cese anunciado, aunque Joana Camps, distanciada del secretario autonómico de Educación, Guillem Estarellas, siempre actuó con lealtad a Bauzá. La situación se había vuelto insostenible. El abrupto -aunque previsible- final de su etapa al frente de la Conselleria de Educació representa un alivio, en lo personal, para la hasta consellera de Educación, que había soportado con gran estoicismo y serenidad las burlas por sus deslices con las traducciones y que era objeto de un constante pim-pam-pum por parte de la oposición y los medios de comunicación.

Ahora se reincorporará a su despacho profesional, donde tendrá ocasión de evocar aquellos días de debates, preguntas envenenadas y reuniones agotadoras en la sede de la Conselleria para alcanzar acuerdos que permitiesen pacificar la revuelta permanente de una comunidad educativa que rechaza el TIL.

TADEO, EN LA SOMBRA, PACTÓ CON BAUZÁ LA PRESENCIA DE MENORCA EN EL CONSELL DE GOVERN.  El presidente del Consell intervino en las gestiones del jueves que motivaron un doble cambio en el Govern, en lugar del único relevo inicialmente previsto. Con esta decisión quedó garantizada la continuidad de la presencia de Menorca en el Consell de Govern

TADEO, EN LA SOMBRA, PACTÓ CON BAUZÁ LA PRESENCIA DE MENORCA EN EL CONSELL DE GOVERN. El presidente del Consell intervino en las gestiones del jueves que motivaron un doble cambio en el Govern, en lugar del único relevo inicialmente previsto. Con esta decisión quedó garantizada la continuidad de la presencia de Menorca en el Consell de Govern

III. Juan M. Lafuente
El nombramiento del tercer conseller menorquín en el Govern Bauzá, Juan Manuel Lafuente, empezó a gestarse el miércoles, al suspender los jueces la aplicación del TIL. Inicialmente estaba previsto un único cambio: el cese de Joana Camps y el nombramiento de otro conseller de Educació, pero Menorca corría entonces riesgo de quedar sin presencia en el Consell de Govern si  el nuevo conseller no era menorquín. Consultado Santiago Tadeo, fue cuando con Bauzá idearon la fórmula de Núria Riera a Educació y un menorquín para Administracions Públiques.

La propuesta del presidente del Consell y del PP menorquín apenas tardó en llegar al despacho del presidente de la Comunidad Autónoma con nombre y apellidos: Juan Manuel Lafuente Mir, que fue sondeado el miércoles y en la mañana del jueves fue requerido para acudir, rápido, al Consulat de Mar, donde Bauzá le había citado. Todo quedó atado aquel día. Al aceptar, y gracias a esta carambola política, Lafuente, que no formó parte de la candidatura al Parlament el 2011, aún cuando era candidato in pectore, era nombrado conseller del Govern.

El expresidente insular del PP-Menorca durante la travesía del desierto en la oposición (1999-2008) regresa a las aguas mansas y tranquilas de la Conselleria d’Administracions Públiques, de las que salió -indemne- Simón Gornés, lejos de las turbulencias y el piélago con mar gruesa de la Conselleria d’Educació en las que ahora navega Núria Riera.

Manuel Monerris Barberá
Veterano de la política insular que optará a un segundo mandato

Nació en Castellón, pero su patria es hoy Ferreries, donde, con su estilo campechano, directo y abierto, desempeña la alcaldía. Manuel Monerris Barberá lo ha sido todo en este municipio, al que llegó para ejercer su profesión docente: presidente del Ferre, juez de paz, director de la Escola Castell de Santa Agueda y del Institut Biel Martí, y el primer alcalde del PP. Su segunda gran vocación es la política, que le ha llevado a ser secretario general del Partido Popular de Menorca, conseller del Consell insular, y delegado de la Conselleria d’Educació en Menorca. Simultanea, al igual que Misericordia Sugrañes en Alaior, la alcaldía con el escaño de diputado en el Parlament. Hombre activo y resolutivo, Manuel Monerris, que participó en el almuerzo celebrado el viernes en Cales Fonts con los otros ‘número 1’ del PP menorquín, concurrirá a las elecciones locales del próximo año para un segundo mandato.

Conxa Juanola Pons
Del GOB a Ara Maó para el asalto a la alcaldía mahonesa

Alegó motivos personales para renunciar, a finales de agosto, a la presidencia interinsular del GOB, pero eran razones políticas. 24 horas después de anunciar que dejaba de encabezar la organización ecologista en Balears, Conxa Juanola anunció que había decidido participar en la política de partidos a través de la Ara Maó, una «plataforma» que se define a sí misma como «cooperativa de izquierdas, ecologista y menorquinista». Hiperactiva y participante en movimientos reivindicativos, Juanola afirma que «Ara Maó ha de ser el exponente de otra manera de hacer política». Funcionaria del Ayuntamiento de Maó y exgerente del Teatro Principal, la expresidenta del GOB es hoy la cabeza visible de un colectivo formado por Iniciativa-Verds, Equo, PSM-Més y ERC que concurrirá en Maó a las municipales del 2015.  En  las elecciones locales del 2011, ni  PSMni Esquerra Unida-IU obtuvieron representación en la corporación municipal mahonesa.

PREGUNTAS DE LA SEMANA
¿Optará finalmente Vicenç Tur por la tercera vía para el candidato que encabezará la lista al Consell?

¿Seguirá Maite Torrent como delegada de la Conselleria de Educación y Cultura en Menorca?

¿Será ahora Juan Domínguez asesor de Juan Manuel Lafuente en Administracions Públiques?

¿Cuándo confirmará el PSOE que Guillem García Gasulla relevará a Joana Caules en el Consell?

¿Qué conocido empresario de restauración no aceptó la petición del PI para liderar la candidatura municipal en Ciutadella?

Leave a Reply