El nuevo alcalde se llamaba Ramón

No existe constancia gráfica, porque los fotógrafos y cámaras de televisión ya habían marchado,  pero el verdadero momento del relevo en la alcaldía de Ciutadella se produjo minutos antes de las 21,30 horas del jueves, cuando había concluido el pleno de investidura de Ramón Sampol y el Salón Gótico estaba vacío,  con todas las luces apagadas y el eco lejano de las breves intervenciones de los portavoces municipales. En aquel momento, junto a la escalera, y cuando iban a bajar, coincidieron el nuevo primer edil y el anterior alcalde de Ciutadella. Ramón Sampol y José María de Sintas se fundieron en un emotivo abrazo ante el presidente del Consell. Todo transcurrió rápido, porque para los dos alcaldes era un instante emotivo, intenso en lo personal y lleno de significados políticos. Con aquel gesto, De Sintas daba el espaldarazo al nuevo primer edil, el hombre de partido de toda la vida -AP primero, PP después- al que había confiado la gestión del Urbanismo de Ciutadella cuando, en junio del 2011, pasó a desempeñar el gobierno municipal en minoría. Tres años después, y con el paréntesis de la alcaldía en funciones que desempeñó Francisca Marqués, el exalcalde se ponía a disposición del nuevo primer edil con una conversación en la que sobraron las palabras porque las miradas de complicidad ya lo decían todo. El doble presidente Santiago Tadeo, que también vivió aquel abrazo histórico para el PP-Ciutadella,  acompañado por su esposa, Begoña Saborido, comprendió que constituía la imagen del auténtico traspaso de poder entre de Sintas y Sampol, aún cuando había correspondido, protocolariamente, a la alcaldesa en funciones entregar la vara de mando al nuevo alcalde. La fotografía no existe, pero puedo afirmar que no hubo rencores ni recelos, sino la actitud sincera y leal de dos hombres que cerraban una etapa en la política local y garantizaban la cohesión interna, tal como había reclamado Tadeo. «No es un punto y aparte, es un punto y seguido, porque vamos a seguir aplicando el mismo guión», explicaba el municipalista metódico al día siguiente en su domicilio de Son Oleo, tranquilo y relajado, en pantalón corto.

EL GESTO ELEGANTE DE FRANCISCA MARQUÉS. La alcaldesa en funciones renunció a la investidura al constatar que carecía de los votos necesarios. Dio un paso atrás en la junta del PP-Ciutadella celebrada 24 horas antes del pleno y apoyó la designación de Ramón Sampol. El nuevo alcalde recibió la vara de mando de José Mª de Sintas de manos de Paquita Marquès.

EL GESTO ELEGANTE DE FRANCISCA MARQUÉS. La alcaldesa en funciones renunció a la investidura al constatar que carecía de los votos necesarios. Dio un paso atrás en la junta del PP-Ciutadella celebrada 24 horas antes del pleno y apoyó la designación de Ramón Sampol. El nuevo alcalde recibió la vara de mando de José Mª de Sintas de manos de Paquita Marquès.

El 10 de julio, «día D»   
El acuerdo en el seno del grupo municipal del PP para que el sucesor de José María de Sintas fuera Ramón Rampol no se formalizó en la junta local del 30 de julio, porque, en realidad, ya se había adoptado veinte días antes. Vd. lo leyó en esta mima sección el 13 de julio: «Sampol había llegado a contar con el apoyo de todos los ediles, incluida Francisca Marqués, para ser investido alcalde». Pero hubo quienes prefirieron mirar hacia otro lado y dieron por cerrada, en falso, la designación de la alcaldesa en funciones cuando había un vivo foc colgat porque Paquita solo obtendría, cuando se convocase el pleno de investidura, el voto de Tico González. También es cierto que Sampol, a pesar de haber sido designado sucesor in pectore en aquella tensa reunión que tuvo lugar al día siguiente del pleno del 9 de julio, manifestó en aquel momento que agradecía pero no aceptaba la responsabilidad que le encargaban sus compañeros. Cuando llegó la credencial a favor del nuevo concejal, Dani Prats, y a medida que se aproximaba el pleno de investidura, más claro se veía que había una mayoría (8-2) a favor del teniente de alcalde de Urbanismo. El desenlace llegó el miércoles, con la junta extraordinaria del PP-Ciutadella a la que acudió Santiago Tadeo -lo que motivó su ausencia en el Foro Menorca Illa del Rei- y el gesto elegante de Francisca Marquès con su renuncia a la investidura. No fue fácil para ella, es cierto, pero había comprendido que no podía forzar una elección imposible porque no contaba con el apoyo de los ediles del grupo municipal. Así se lo había transmitió Pedro Gener, en la mañana del martes. «Es una cuestión de confianza mutua»,  le explicó con claridad el presidente de la junta local, acompañado por Ramón Sampol, quien confirmó que estaba dispuesto a aceptar la petición formulada en la trascendental reunión del 10 de julio. En aquel preciso momento comprendió Francisca Marquès que debía dar un paso atrás porque entregaría la vara de mando de José María de Sintas a Sampol. En cambio, Tico González continuó instalada en el desacuerdo y la discrepancia hasta que llegó a  la conclusión de que había quedado sola. El nuevo alcalde se llamaba Ramón, porque que con su veteranía y experiencia garantizaba la estabilidad y el entendimiento en el gobierno municipal que había exigido, contundente, Tadeo.

Juventud para Prats  
El alcalde Sampol ha convocado para mañana al equipo de gobierno con la participación, por primera vez, del nuevo concejal Dani Prats. Los cambios serán mínimos. Sampol seguirá gestionando Urbanismo y asignará Juventud a Prats.

Jorge Moragas Sánchez
‘Mano derecha’ de Rajoy, en las tertulias de Es Mercadal

Felicitamos a Xiscu Ametller porque este año ha sido capaz de convencer no solo a Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, para que intervenga en las ‘tertúlies d’estiu’, sino que, además, el alcalde de Es Mercadal ha tenido la habilidad de gestionar la participación de uno de los hombres con más capacidad de decisión política de España. Nos referimos al diplomático Jorge Moragas Sánchez (Barcelona, 1965), que Mariano Rajoy nombró jefe de gabinete de la Presidencia del Gobierno tras ganar las elecciones generales de 2011. Importante por su proverbial discreción y su contumaz hermetismo, porque no concede entrevistas y porque gestiona la agenda del presidente del Gobierno, Jorge Moragas mantiene, desde hace años, una viva relación con Menorca. Todo un lujo y una extraordinaria oportunidad escuchar sus opiniones en directo el 19 de agosto en Es Mercadal. No se lo pierdan.

Elena Baquero González
La apuesta de Tur para evitar ser candidato al Consell

Ha sido alcaldesa de Es Migjorn Gran y candidata al Senado. En la actualidad es la ‘número 2’ del PSOE menorquín por su condición de vicesecretaria general. En marzo de 2007, cuando Pere Riudavets tuvo que dimitir por sentencia del Tribunal Supremo, pasó a desempeñar la alcaldía del ayuntamiento migjorner, en el que hoy es la primera teniente de alcalde con delegaciones de Educación, Cultura, Asociaciones, Cooperación, Participación Ciudadana y Medio Ambiente. Elena Baquero aspiró a la plaza de senadora en las elecciones generales del 2011. Cuenta con la absoluta confianza de Vicenç Tur que la incluye en sus planes como la ‘número 1’ al Consell en los comicios de mayo del 2015, para poder aspirar a la alcaldía de Maó, su secreta ambición, de la que fue descabalgado por Agueda Reynés.  Ahora Baquero ha visto reforzada sus posiciones y aspiraciones al incorporarse al nuevo comité federal del PSOE, lo que ha provocado la salida de Marc Pons.

PREGUNTAS DE LA SEMANA
¿Qué menorquines, además del presidente Tadeo, asistirán el próximo jueves a la recepción que los reyes Felipe y Letizia ofrecerán en el Palau de l’Almudaina de Palma?

¿Quiénes buscan un ‘dragó’ en los plenos del ayuntamiento de Maó?

¿Cómo logró llegar el alcalde de Es Castell y abarloar junto a la barca en la que estaba la alcaldesa Águeda Reynés durante las fiestas de Fornells?

¿Cuándo supieron Pilar Carbonero, Joana Gomila y Joana Barceló que el alcalde sería Ramón Sampol?

¿Quién y dónde cantó el Cara al sol?

Leave a Reply