La hoja de ruta de Águeda

La convocatoria distribuida por Agueda Reynés para repasar la hoja de ruta -léase el programa electoral- y fijar los objetivos hasta final de año indicaba que el encuentro se celebraría el domingo 16 de marzo a partir de las 10 de la mañana en Mongofre. Fue Simón Gornés quien, a partir de su buena relación con Josep Maria Quintana, propuso el enclave de la familia Rubió, hoy sede de la Fundació Rubió i Tudurí. Gornés y Quintana también están de acuerdo en dedicar una sala de Can Oliver a los Nikolaidis. La anterior «jornada de objetivos» del equipo de gobierno del ayuntamiento de Maó se había llevado a cabo en el Club Marítimo. Demasiado visibles y accesibles. En Mongofre, en cambio, se garantizaba la privacidad y el recogimiento. Además de la alcaldesa y los doce concejales que integran el gobierno municipal, también participaron el director de Comunicación, Juan Carlos Ortego; el director de Dinamización Económica, José María Almuzara; y Fernando Cubero, del Geriátrico. Imposible la conjura del pacto de silencio, como tuvo ocasión de comprobar Salvador Botella al día siguiente, a primera hora, cuando llegó a Alaior. Agueda Reynés lidera un equipo polifacético, multidisciplicinar y variopinto; con distintas sensibilidades, trayectorias y experiencias, procedente de muy diferentes ámbitos sociales. Todos estos perfiles aportan la riqueza y pluralidad de un grupo de hombres y personas que, bajo las siglas del PP, desempeñan por primera vez en la historia democrática de Maó el gobierno municipal de la ciudad. Reynés es una persona observadora y exigente, de carácter, que reclama resultados y soluciones. En formación de revista, sometió a cada edil a un análisis exhaustivo de la gestión área por área: actuaciones en marcha, proyectos, disponibilidad presupuestaria… «A final de año haremos balance, pero debe ser positivo, en todos los departamentos hay que mejorar lo conseguido el 2013», subrayó. Después, en el almuerzo frugal y austero, el ambiente se relajó. Todos ya habían presentado el resumen de sus iniciativas y los objetivos del 2014, «teniendo en cuenta que el 2015 es año electoral», había advertido la alcaldesa. Mensaje captado. 16 personas compartieron manteles hasta las seis de la tarde. La sorpresa se produjo cuando Juan Carlos Ortego, gurú de la comunicación municipal, que aquel domingo celebraba su cumpleaños, fue obsequiado con una espléndida y tentadora tortada d’ametlla. Era el secreto de la jornada. Brindaron  y se despidieron con el deseo íntimo de que Vicenç Tur vuelva a encabezar la candidatura al Ayuntamiento de Maó, pero el secretario general del PSOE-Menorca sigue deshojando, impertérrito, la margarita del 2015.

La asignatura pendiente de Agueda Reynés es su relación con la prensa, que debe normalizar y encauzar. Ello exige comprender el papel que desempeñan los medios de comunicación. Otros concejales de su equipo de gobierno se manejan con más soltura en este campo. Corresponde a Ortego -conocedor de los entresijos de una redacción- aconsejar a Reynés  porque los aciertos de sus concejales son éxitos de la alcaldesa. Y al revés.

Miguel Carretero
Formaba parte, por derecho propio, de la historia de la industria menorquina. Emprendedor e inquieto, Miguel Carretero Gomila -que ha fallecido a los 83 año en su Maó natal- creó, con Rafael Timoner Sintes, en septiembre de 1954 la empresa bisutera Catisa (Carretero y Timoner SA). En el núcleo fundador de la que, en los años 70 y 80, se convirtió en la primera industria bisutera de Menorca, también participaron Rafael Roselló Olivar, Cristóbal Gomila Tudurí, Sebastián Coll y José Vinent Mesquida. Todo empezó con un primer local, de 25 metros cuadrados, ubicado en la calle San Jaime de Maó, donde instalaron cuatro máquinas para iniciar la producción. El coste de la inversión ascendió a 43.000 pesetas.

RAFAEL TIMONER Y MIGUEL CARRETERO.  En septiembre de 1954 Rafael Timoner y Miguel Carretero firmaron el contrato inicial para la creación de Catisa. Alma, corazón y vida de la empresa, acudían cada día a las 7 de la mañana a la fábrica y realizaban su trabajo con las batas azules de la clase obrera. l FOTO: J.P.F. (1983)

RAFAEL TIMONER Y MIGUEL CARRETERO. En septiembre de 1954 Rafael Timoner y Miguel Carretero firmaron el contrato inicial para la creación de Catisa. Alma, corazón y vida de la empresa, acudían cada día a las 7 de la mañana a la fábrica y realizaban su trabajo con las batas azules de la clase obrera. l FOTO: J.P.F. (1983)

La relación de Miguel Carretero y Rafael Timoner -alcalde de Maó entre 1971 y 1974- es la historia de dos hombres de familias humildes que trabajaron con esfuerzo y consolidaron una potente industria bisutera. Sus empleados se dirigían a ellos, con respeto, como es mestre. Acudían cada día, a las 7 de la mañana, a las instalaciones de Catisa. Una historia irrepetible. Rafael Timoner, promotor de Sebime, ITEB, Apime, Apicesa, Tecnobisa, Febis, Jebi Club y Eurobijoux, falleció el 29 de marzo de 1994, tres meses de haber diagnosticado los médicos que padecía un proceso canceroso agresivo. Evocamos sus palabras en la emotiva despedida, celebrada en Rocamar un mes antes: «Catisa ha intentado luchar dentro de este mundo; espero que la piña que se ha forjado pueda seguir laborando en pro de la industria bisutera», manifestó, lúcido, pleno de facultades y consciente de su situación. Rafael Timoner y Miguel Carretero, dos caballeros que ejercieron de menorquines, dos buenos amigos.

Francesc Ametller
Fornells: el talón de Aquiles del alcalde de Es Mercadal

No ha estado ágil ni hábil, el alcalde de Es Mercadal, en una cuestión que debía haber manejado con otro talante. El mismo que exhibió Tarradellas después de su primera reunión con Adolfo Suárez. En aquel encuentro no fue posible ningún acuerdo, acabó peor de como había empezado, pero el astuto político catalán proclamó al salir que «Suárez es un magnífico presidente, con el que hemos sentado las bases de un gran entendimiento ente». Rodolfo Martín Villa comprendió la jugada. En cambio, Francesc Ametller no ha entendido el inteligente envite del presidente de la Junta Local de Fornells, Richard Riera, que ha ganado este partido. En lugar de morder el anzuelo, Ametller debía haber actuado con lealtad institucional. Hoy se echa en falta la finezza de un Ramon Orfila que desde la alcaldía de Es Mercadal supo tejer una red de complicidades con Fornells. Porque Ametller, en lugar de obcecarse y dejarse llevar por la furia, aún tiene la oportunidad de rectificar.

Marta Vidal Crespo
La consellera define criterios para la Norma Territorial

En Alaior, Misericordia Sugrañes perdió a una excelente asesora jurídica, que Santiago Tadeo incorporó al equipo de gobierno del Consell como consellera de Ordenación del Territorio. Marta Vidal Crespo capitanea, tras relevar a Cristóbal Huguet, la redacción de la Norma Territorial Transitoria. Persona con sólida formación e impecable trayectoria profesional, no admitirá dudas sobre su honestidad y compromiso. Es consciente de la dificultad del reto, pero ha marcado cuatro criterios que constituyen la piedra filosofal del nuevo marco normativo: mínima intervención por medio de legitimaciones, no conferir ningún nuevo aprovechamiento urbanístico, cumplimiento estricto de las sentencias judiciales y no afectar -con aquellas legitimaciones que sean aceptadas- ningún suelo sometido a régimen de especial protección. Marta Vidal cubre las espaldas de Tadeo y ya es un hueso duro de roer para la oposición.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Conseguirá Vicenç Tur que Francesc Ametller retire la propuesta para la  disolución de la Junta Local de Fornells?

¿Cuántos apoyos han conseguido Salo Moll y Antoni Febrer a favor de Aina Calvo en Ciutadella?

¿Con quiénes y dónde tiene previsto almorzar hoy Francina Armengol en Menorca?

¿Ha decidido PIME acudir a las reuniones del nuevo Foment del Turisme de Menorca?

¿Cuándo acordó la junta de ASHOME proponer a Azucena Jiménez que sea la gerente?

Leave a Reply