Un informe a medida para Rafal Rubí

mayo 13th, 2018

Observó, Armengol, desde su habitación en el hotel Cala Galdana aquel espejo de agua remansada, tan transparente y limpia, que constituía una tentación magnética para disfrutar del baño en la tarde primaveral del viernes. La presidenta de la Comunidad había llegado de Palma, después del Consell de Govern, y aún faltaban dos horas para que diera comienzo el acto conmemorativo del cuarenta aniversario de la Asociación Hotelera de Menorca.

En pocos minutos se zambulló en la piscina del establecimiento del Grupo Galdana y pasó desapercibida. Los clientes no identificaron aquella mujer con la primera autoridad política de Balears, y porque tampoco aún no habían llegado los fotógrafos. Sin prisas hizo unos largos y pensó en la intervención que iba a pronunciar más tarde ante los más de 200 invitados a la Gala Ashome organizada por Azucena Jiménez, Marta Febrer y David Casals. No existe foto de la zambullida ni de la posterior imagen de la presidenta siempre sonriente, envuelta en el mullido albornoz, aunque fue descubierta con este atuendo cuando, después del baño, contemplaba la panorámica de «es riu de Cala Galdana» desde el balcón de su habitación.

Necrópolis de Cala Morell. Los visitantes acceden sin dificultades a las cuevas y necrópolis de Cala Morell, situada a quince metros de la carretera. ¿Encargará también el Consell un informe sobre el impacto y las afectaciones visuales por la proximidad de este enclave a la carretera?

Intuyó, la secretaria general del PSIB-PSOE, que el presidente de Ashome aludiría a la subida del Impuesto de Turismo Sostenible -cuya tarifa se ha duplicado del 1 de mayo hasta el 31 de octubre- pero Armengol no recogió el guante. El presidente del PP balear, Gabriel Company, y la presidenta del PP Menorca, Coia Sugrañes, aguardaban la respuesta de Armengol, que después del baño refrescante aportó titulares tan novedosos como «el turismo es el motor económico de nuestras islas», «somos unas islas eminentemente turísticas», «las islas son realidades diferentes» y «el turismo es una palanca para diversificar la economía». Pero una mención a las quejas, de usuarios y empresarios, por el aumento del impuesto que denunció Luis Pablo Casals así como los «incrementos salariales muy por encima de otros convenios de otros sectores» que pagan los empresarios menorquines tras ser aprobados por el conseller Iago Negueruela con los hoteleros mallorquines. Company y Sugrañes mantuvieron allí discretos y eficaces contactos para el 2019.

El juego de los informes
«L’informe considera necessària l’elaboració d’un informe sobre les afectacions visuals als béns del patrimoni històric de Menorca i al paisatge cultural per part d’un expert en paisatge», proclama el Consell el jueves. O sea, los técnicos del Servei de Patrimoni, los mismos que no formularon advertencias ni objecciones ni recabaron informes paisajísticos cuando aprobaron el proyecto del tramo Maó-Alaior, ahora reclaman un dictamen que antes no era necesario.

De informe a informe, y tiro porque me toca, puestos a pedir, habría que valorar las «afectaciones visuales» de todos los yacimientos y monumentos arqueológicos similares, no sólo en el caso de Rafal Rubí, donde el pacto de izquierdas busca -y no encuentra- el pretexto para justificar la demolición de una estructura similar a la construida en la entrada a Alaior. Según explica el PP-Menorca, en la candidatura talayótica para ser declarada Patrimonio de la Humanidad, once monumentos de 32 están a cincuenta metros o menos de las carreteras de la isla. Nadie dijo nada, ni la Unesco ni los técnicos del Servei de Patrimoni del Consell. El mismo criterio que se pretende utilizar en Rafal Rubí sería de aplicación para el hipogeo de Torre del Ram, la necrópolis de Cala Morell, Binissafullet, Cornia Nou, Sa torreta de Tramuntana, Son Olivaret Vell, Trebalúger y Torelló.

Solicitamos al Consell -viernes, a las 10.17 hores- el informe del Servei de Patrimoni, emitido el 7 de marzo, para conocer los motivos del cambio de criterio. La respuesta de la directora insular de Comunicació, Magdalena Arnau, que llega a las 17:07 horas, indica: «En Miquel Maria havia de xerrar amb serveis jurídics per saber si es podia compartir l’informe. No li han respost encara. Així que ja serà dilluns». La transparencia en la gestión del tripartito y la solución, si la hay, mañana. Passa dilluns!

Dos alcaldes en minoría
A medida que se aleja la moción de censura en Sant Lluís, reclamada por los mismos que instaban al PP a asumir con urgencia áreas de gestión en Es Migjorn Gran, queda claro que la alcaldesa Montse Morlà acabará el mandato en minoría, igual que el alcalde migjorner Pere Moll, recabando apoyos externos al PP.

En los dos municipios, desatadas las hostilidades entre Morlà y Moll con el PSOE -en Sant Lluís también con el PI- el PP, desde la oposición, tiene las llaves de la estabilidad y la gobernabilidad. Cristóbal Coll y Ramón Verdú ejercen este papel pacificador entre quienes fueron socios de gobierno hasta que se tiraron los trastos a la cabeza y fracasaron los pactos de izquierdas. Coll y Verdú darán paso, en 2019, a otros candidatos, mientras que Montse Morlà intentará un segundo mandato y Pere Moll optará por otra actividad al margen de la función pública.

Acudió la alcaldesa de Sant Lluís a la presentación, en el Ateneo, del último libro de Joan Huguet y escuchó con atención los consejos de Gabriel Cañellas. Morlà está ahora mucho convencida de haber hecho lo correcto.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Logrará Llorenç Carretero continuar como representante de Sant Lluís en la Felib?

¿Qué pensaron Jesús Méndez -padre e hijo- cuando escucharon la opinión de Luis Racionero sobre Ciudadanos?

¿Cuándo aprobará el Ayuntamiento de Maó el Plan Especial de la Illa del Rei que permitirá ejecutar las inversiones de Hauser & Wirth?

¿Convocará la Conselleria de Educación las becas-comedor que reclaman las Apimas de las ‘escoletes’ al Govern?

¿Sacará a concurso el Ayuntamiento de Ciutadella la gestión del kiosko de Es Born tras perder el PSM su apuesta a favor de la demolición?

 

El Macondo de Emili de Balanzó

mayo 10th, 2018

Advierte, pícaro, Emili de Balanzó, trasunto de Cris Robert, un ciudadano anónimo residente en Maó convertido en sagaz investigador circunstancial, que “la mayoría de los personajes de esta narración son tan reales que nunca han existido”.

Todos los protagonistas de “Del color dels ocells”, la primera obra de ficción que publica Balanzó, existieron alguna vez, a pesar del espejo de su irrealidad. Son personajes que forman parte del paisaje y el paisanaje de la Menorca de los años 90.

Porque los hechos, las circunstancias, las conversaciones y las coincidencias nos resultan tan familiares y naturales que nos conducen a la evidencia de aquello que, si lo hubiera sabido, habría podido suceder en el American Bar, la rectoría de Santa Maria, la tertulia de Can Dineret, los chalés de Cala Llonga, la “botigueta de n’Ita”, la oficina de La Caixa en S’Arravaleta o el Geriátrico de Vives Llull. Todos estos espacios locales configuran el Macondo particular, el lugar de todas las cosas de Emili de Balanzó que nos desvela su naturaleza tan polifacética como perspicaz y observadora.

Quien ha sido gerente del Foment del Turisme, concejal de Maó, promotor de la Enciclopèdia de Menorca y hoy forma parte de la primera Sindicatura de Greuges de la Isla ha redactado un texto -que navega entre lo novelesco y lo periodístico- de lectura amena, construido con eficaz carpintería literaria, que atrapa al lector menorquín desde el primer momento. El dramatis personae es el resultado de mucha psicología, siempre en clave menorquina, y el conocimiento profundo de la sociedad local.

Interesa tanto lo que cuenta como aquello que Balanzó no explica, pero los intuimos a medida que avanza la acción y encajan las piezas de la muerte inesperada de Nito Fullana. Envidias, infidelidades, intereses, resentimientos, traiciones y miserias también ilusiones y esperanzas. Y muchos guiños que nos hacen sonreír y evocar.

 

Los relatos de la Guerra Civil

abril 19th, 2018

Los relatos sobre la guerra civil española en la Isla transitan entre “Menorca liberada” (1941) de José Cavaller Piris y el “Llibre d’exilis” que este año ha publicado Josep Portella. Los años de represión, asesinatos, fusilamientos, delaciones y bombardeos que vivió Menorca han sido analizados e interpretados, desde distintas perspectivas e ideologías, por, entre otros, Deseado Mercadal, Andreu Murillo, Josep Massot i Muntaner, Ignacio Martín Jiménez, Francisco Izquierdo, Juan Thomás y Juan José Negreira Parets, autor del imprescindible “Menorca 1936. Violencia, represión y muerte”. Los menorquines del bando nacional sufrieron durante la guerra primero y en la posguerra, a partir de febrero de 1939, los del bando republicano.

En los libros se condensan la historias de la Historia, pero aún nos falta un relato entero y global de lo que sucedió en la balear menor a partir de julio de 1936 y las repercusiones de la guerra tras la rendición de la Menorca republicana a bordo del crucero inglés “Devonshire” a espaldas del Gobierno de la Segunda República, cuando el final de la contienda era inminente.

Esta tarde, en el Ateneo, de la mano de Jesús Flórez, tendremos la oportunidad de conocer el contenido del ensayo “Guerra civil española. Los libros que nos la contaron”, del que Luis Alberto de Cuenca ha escrito que “la guerra civil española tiene, a partir de ahora, una brújula en este tomo canónico, objetivo y riguroso”.

Su autor, Fernando Calvo González-Regueral (Madrid, 1971), licenciado en Económicas, ha condensado las diferentes versiones sobre los hechos y los errores de los años de plomo y sus consecuencias.

Voces de vencedores y vencidos, contextualizadas en cada momento.

Según Fernando Sánchez Dragó, “todo el mundo debería leerlo para entender un poco, o un mucho, lo que aquí sucedió entre el 18 de julio de 1936 y el 1 de abril de 1939”, aunque la guerra empezó antes y acabó después.

 

Dos diputados de ERC en el Parlament

abril 15th, 2018

Bajo el título “Esquerra Republicana suma una nueva diputada en el Parlament” escriben Virginia Eza y Alexander Cortés que “la nueva diputada de Més [per Mallorca] y militante de Esquerra Republicana, Agustina Vilaret tomó posesión en la cámara balear”.

Vilaret, que cubre la vacante motivada por la dimisión de David Abril, es concejal en Bunyola. En 2015 se incorporó a Més per Mallorca

Desvelan Eza y Cortés que “con su entrada y con el menorquín Pep Castells, ERC suma ya dos diputados”. Contrastemos la veracidad de esta afirmación. Contacto rápido vía Whatsapp con el diputado Josep Castells (Barcelona, 1970, que reside en Menorca desde hace trece años), que responde en pocos minutos: “És correcte que jo som militant d’Esquerra i que Esquerra a Menorca està integrat a la coalició Més per Menorca”.

En la asamblea de Més per Menorca. Los diputados Nel Martí y Josep Castells en la asamblea de Més per Menorca, convocada en abril de 2017 para analizar la situación y estrategia a seguir al haber sido cesada la consellera menorquina/mallorquina Ruth Mateu del Govern

El diputado y abogado Castells, que lideró durante la anterior legislatura la Federació d Associacions de Pares i Pares de Menorca (Fapma) -hoy desaparecida en combate- y formó parte de la directiva del Cercle d’Economia de Menorca, añade: “Ara, derivar d’aquí que jo som diputat d’Esquerra és un poc agosarat, ja que com a diputat em dec políticament i exclussiva a l’assemblea d’adherits de Més per Menorca”.

Es la interpretación del protagonista de la noticia que no comparten los periodistas Eza y Cortés al asimilar a Vilaret y a Castells a diputados de ERC. Al mismo tiempo pertenecen a los grupos parlamentarios de Més per Mallorca y Més per Menorca, respectivamente. En Menorca aguardan las novedades de la instrucción judicial del caso contratos.

Jaume Gomila, fulminado como director general de Cultura, uno de los damnificados por el sortilegio de la hechichera Fina Santiago, ha contratado como abogado al exfiscal Pedro Horrach, que desteje el manto de las sospechas urdido por Santiago.

En cambio, en el seno del PSIB-PSOE el sector que lamenta la marcha de Joan Mesquida ya pregunta a Francina Armengol cuál será el coste de este tercer Pacte con dos diputados de ERC.

Armengol está triste
A primera hora del Domingo de Pascua de Resurrección, y a través de su cuenta de Twitter, Mesquida hizo pública su decisión de abandonar el PSOE, en el que había militado durante 32 años.

El exdirector general de la Guardia Civil y la Policía Nacional y el exsecretario de Estado de Turismo denunciaba desde hace meses “la desubicación de ideas del PSOE” porque “es difícil saber qué idea de España tiene este partido, y España tiene que ser lo que decidan los españoles en el Congreso y el Senado”.

Cuando Armengol leyó la decisión de quien también fue conseller de Hacienda en el primer Govern del Pacte (1999-2003) se puso en contacto por Whatsapp, le expresó su tristeza y le pidió que se lo repensara. Mesquida, muy vinculado a Menorca, que este verano pasó unos días en la casa de Iñaki Gabilondo en el puerto de Maó, se sigue considerando socialdemócrata y muy representado por la figura de Félix Pons.

“Con Francina nunca he tenido ningún problema personal, no nos hemos peleado nunca, siempre hemos tenido un diálogo sincero. Se lo he dicho: Francina, con esta estrategia política que sigues jamás ganarás bien unas elecciones . Francina podrá gobernar, pero siempre será como sucede ahora, en base a pactos que desdibujan nuestro mensaje, que nos hacen perder la identidad y la vocación de partido mayoritario”, reflexiona en voz alta a quien sitúan en la órbita de Ciudadanos. Más votos para el bloque de centro-derecha.

El  75 por ciento
El incremento del descuento de residente al 75 por ciento para los trayectos con la Península está plenamente garantizado… siempre y cuando consiga en el Congreso de los Diputados el mismo apoyo que en la Cámara alta. La clamorosa ausencia de José Ramón Bauzá en la votación ha acentuado su soledad política.

Si se consigue en el Congreso la misma unanimidad que se logró en el Senado -con todos los grupos políticos a favor de aumentar la bonificación del 50 por ciento al 75- se incorporará a los Presupuestos Generales del Estado con la correspondiente partida.

El voto de los ocho diputados de Balears revelará el nivel de coherencia entre lo aprobado en el Senado y el Congreso.

La Menorca francesa
Los voluntarios de la Fundación Hospital Isla del Rey, tan incansables como intrépidos, han culminado una excelente iniciativa editorial que será presentada el próximo fin de semana en Maó, Sant Lluís y Ciutadella. Una nueva edición de “Influencia francesa en la Isla de Menorca (siglos XVIII y XIX)”, cuya autora es la catedrática María Dolores Asián Román. Esta obra, publicada en 1983 estaba agotada. El investigador José María Vizcaíno ha realizado un espléndido trabajo de revisión con la incorporación de ilustraciones inéditas y mapas.

A diferencia de la Menorca británica, que ha sido estudiada por numerosos autores, la Menorca francesa sigue siendo la gran desconocida.

Acertada iniciativa la recuperación de esta obra, donde la doctora Asián dirige su mirada no solo a los siete años de gobierno francés de la Isla (1756-1763) porque la extiende a numerosos aspectos, hechos históricos y huellas del país galo en Menorca.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Cuándo presentará el Consell el proyecto para el tramo Maó-Alaior y cómo afectará a las rotondas-nudos paralizadas?

¿Por qué están paralizadas las obras de adecuación del aparcamiento en el Centro Canal Salat de Ciutadella con el caos que está provocando?

¿Qué día se llevarán a cabo las pruebas de carga en el puente de la rotonda -hoy nudo- de acceso a Alaior?

¿Por qué escogió la diputada Montse Seijas el hotel Port Mahón para presentar el nuevo partido Actua per a la Gent?

¿Logrará el Ayuntamiento de Ciutadella que el de Maó limite los taxis temporales y autorice compartir el aeropuerto?

 

El 75 por ciento: año dos

abril 12th, 2018

Hemos pasado de reclamar la tarifa plana a reivindicar la ampliación del 75 por ciento del descuento de residente -el año pasado se aprobó para las rutas interinsulares- a los trayectos con la península. El objetivo final consiste en reducir, bonificar y compensar los costes de insularidad con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. Rajoy, a pesar de gobernar en minoría parlamentaria, consiguió que el proyecto de ley con las cuentas del 2017 prosperase el 31 de mayo al ser avalado por todos los diputados del PP, Ciudadanos, PNV, UNP, Foro Asturias, Coalición Canaria y Nueva Canarias. El resultado final fue de 176 votos a favor y 174 en contra. El descuento de residente en los trayectos interinsulares se amplió del 50 al 75 por ciento con el rechazo del PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCAT y Compromís. Un año después, Rajoy se encuentra en una situación similar, complicada por el conflicto catalán y el estratégico distanciamiento crítico del PNV.

El acuerdo unánime conseguido ayer en el Senado no significa que todos los grupos que se pronunciaron a favor de una bonificación del 75 por ciento en los billetes con la península apoyen los Presupuestos del Estado, de cuya aprobación depende la entrada en vigor de esta medida. Hay quienes califican la actuación del Gobierno del PP de chantaje , pero sin cuentas generales no será posible el nuevo descuento. Quedará por extender su aplicación al transporte marítimo, cuestión que debe ser abordada y resuelta.

Pero más allá del debate sobre el 75 por ciento entra en el ámbito de lo obsceno y demagógico pretender comparar la inversión estatal para Menorca con el presupuesto de la Casa Real sin sumar el gasto en pensiones, el descuento de residente, la compensación por la generación de electricidad en los territorios extrapeninsulares, las aportaciones a los ayuntamientos, el mantenimiento de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado, Defensa, etc. Porque hay comparaciones inanes que no se aguantan.

 

Compromiso de los Rotger con Alaior

abril 10th, 2018

La trayectoria personal y empresarial de Vicente Rotger Buils (Alaior, 1916-Palma, 2014) marcó toda una época al reunir momentos de dificultad y de privaciones con una voluntad emprendedora, visión de futuro y acierto en las decisiones. Este próximo sábado el antiguo convento de Sant Diego acogerá un concierto de la Coral Studium Aureum con la que Joventuts Musicals de Alaior, en nombre de la población natal de “Don Vicente”, le rendirán público homenaje. En 1924 los Rotger se vieron obligados a marchar de Menorca por motivos económico. Se instalaron en Mallorca.

Vicente Rotger Buils, un niño que a los ocho años que vendía golosinas en el Teatro Balear, dos años después empezó a trabajar en el kiosko de Es Born con el sueldo de una peseta a la semana.

Aquel niño, que nunca dejó de sonreír, se hizo mayor y aquella familia de Alaior pasó a gestionar tres kioskos. Fundaron Distribuidora Rotger y lograron la confianza de las principales empresas editoras de Barcelona y Madrid para que los diarios de la península llegasen a las manos de los mallorquines. Después, a partir de 1958, con la intuición de la expansión del turismo, vinieron las publicaciones extranjeras, la edición de las postales turísticas y la empresa se consolidó como un potente negocio de distribución, con activos en otros sectores como el agrícola-ganadero, así como los hoteles Son Vida y Bellver. Vicente Rotger -definido acertadamente por Joana Maria Roque como un hombre en el que cada dia era el seu temps- cultivó siempre la música y el canto. Organizó inolvidables veladas en Son Ripoll y también llevó a cabo importantes inversiones en las fincas Sa Font y Son Ripoll, de Menorca, y Santa Catalina, de Menorca.

Sus hijos, Vicente y Margalida Rotger Rebassa, mantienen vivo el recuerdo y la memoria del hombre humilde y bueno que cedió su casa natal para convertirla en Espai Rotger. Es el compromiso de los Rotger con Alaior.

 

Menorca: ¿la Malta de Balears?

abril 8th, 2018

Los datos del “Índice de presión humana” del 2017, difundidos por el Ibestat (Instituto de Estadística de Balears) reabren el reiterado debate sobre la capacidad de acogida de la isla.

La principal conclusión consiste en que Menorca superó la cifra de 200.000 personas durante 37 días del año pasado, en la punta de la temporada alta, entre el 22 de julio y el 27 de agosto.

Las interpretaciones sobre estas cifras invitan a contextualizar los datos en relación a otras regiones insulares del Mediterráneo.

Repetimos que no queremos ser como Mallorca ni como Eivissa.

Malta, otra isla, otro modelo socioeconómico. A pesar de sus reducidas dimensiones -con una superficie que ocupa la mitad de Menorca- Malta ha sabido impulsar y desarrollar un modelo propio a partir de su ubicación y atractivos, con una elevada densidad de población

Por ello hay quienes, desde Menorca, dirigen su mirada hacia Malta, que con una superficie de 311 kilómetros cuadrados acoge una población residente de 437.000 personas. Otra cuestión son las plazas turísticas y el número de visitantes. En cambio, la población de Menorca, con 697 kilómetros cuadrados de superficie, está formada por 90.000 personas gracias al descuento de residente.

¿Aspiramos a ser una segunda Malta? Existe una tercera vía entre la Menorca que se apaga de noviembre a abril -en febrero ha sido la única de Balears donde ha descendido el turismo, con un 17 por ciento menos que el 2017- y Malta, con la densidad de población más alta de la Unión Europea, pero con una potente actividad económica.

Los mayores recursos de Malta son la piedra caliza, su estratégica ubicación geográfica y sus reducidas dimensiones. Menorca, donde no faltan las piedras y con unas dimensiones que duplican las del archipiélago maltés ocupa un ubicación clave en el Mediterráneo occidental. Valoremos el contrasentido de crecer un poco a costa de perder trabajadores.

A un año de mayo 2019
Mil días después de las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2015 y a un año de la convocatoria electoral de 2019, el PP y el PSOE dirigen en Menorca, también también en el conjunto de Balears, sus miradas hacia Ciudadanos y el PI. Los estudios demoscópicos pronostican trasvase de votos entre varios partidos, con un profundo corrimiento que acabará generando las nuevas mayorías para formar los gobiernos en mayo de 2019.

En clave local e insular pesan más los nombres y las trayectorias personales que las siglas, pero Luis Alejandre sólo hay uno.

El exjefe del Estado Mayor del Ejército, plenamente comprometido y dedicado a la recuperación de la Isla del Rey, fue el candidato-talismán de Santiago Tadeo. Al mismo tiempo hay que ofrecer proyectos políticos sólidos, atractivos y coherentes. A la espera de los número 1 de Ciudadanos y el PI se augura un combate político de cuatro mujeres para la presidencia del Consell: Misericordia Sugrañes, por el PP Susana Mora, en nombre del PSOE Maite Salord, de Més per Menorca y Cristina Gómez, de Podemos.

No habrá mayorías absolutas lo que obligará a acuerdos postelectorales y gobiernos con más de socio. Entramos en el año de los desmarques, porque tanto en el Consell como los ayuntamientos donde gobiernan las izquierdas, son aliados y adversarios al mismo tiempo. El PSOE hostiga a Montse Morlà en Sant Lluís -la alcaldesa llora en los momentos de mayor debilidad- y aspira a reaparecer en Alaior, diluido en el magma de Junts, con facturas que acabarán teniendo efecto boomerang para los socialistas. ¿Quién se acabará llevando los derechos de primogenitura?

También habrá duelo de mujeres en Es Migjorn Gran, con un Pere Moll que anhelaría dar la sorpresa con otra formación y aspirarán a repetir Joana Gomila en Ciutadella Conxa Juanola en Maó y Josep Carreres en Ferreries. Francesc Ametller, desde la presidencia del PSOE-Menorca y con el apoyo de Marc Pons, quiere hacer doblete en dos listas distintas para preparar su sucesión en Es Mercadal.

Nel Martí dará el paso anunciado a un lado.

Las incógnitas siguen pesando sobre el PI y Ciudadanos. Jaume Font viene a Menorca y mantiene reuniones, acompañado por José Luis Sintes, Florencio Conde y Joan Forcada, para renovar la alineación. Llorenç Carretero, en Sant Lluís, marca distancias con la alcaldesa Morlá y con el PSOE.

Xavier Pericay ya sabe que debe pacificar Ciudadanos en Menorca -con la isla distribuida en los distritos Mahó, Menorca Centre y Ciutadella, según recoge su web- porque el grupo de levante (Manel Bonmatí Jesús Méndez padre e hijo, y Miguel Bueno del Amo) no consigue establecer una relación fluida con el grupo de poniente. Joan Canals y Eudimio Carrasco se han llevado el gato al agua. La anterior visita de Pericay a Menorca -entre la tutela y la disciplina- provocó tensiones y pasiones internas.

Andrés Spitzer, el único cargo público pata negra con que cuenta hoy Ciudadanos en Menorca, no tiene intención de repetir el 2019.

Una baja anunciada
El abandono de la militancia socialista por parte de Joan Mesquida constituye la respuesta al ninguneo del aparato del PSIB-PSOE a quien fue director general de la Guardia Civil y Policía Nacional y Secretario de Estado de Turismo. Mesquida, a favor de la prisión permanente revisable, no comparte la deriva nacionalista de los socialistas de Balears ni la aproximación a Podemos. El hombre de Rubalcaba siempre disponible , con buenos contactos en Menorca, seguirá en política.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Aportará novedades el debate de política general que mañana celebra el Consell?

¿Conseguirán el Ayuntamiento, Consell y Govern la titularidad pública de los antiguos cuarteles de Es Castell?

¿Por qué durante el último año ha aumentado en diez días la demora para una intervención quirúrgica en el hospital Mateu Ofila?

¿Modificará el Govern los criterios para no perjudicar a os estudiantes menorquines con las becas de transporte?

¿Se presentará el próximo miércoles al patronato de la Fundació Foment del Turisme de Menorca el plan de actuaciones y el plan estratégico?

 

Los funcionarios, en el disparadero

abril 6th, 2018

Las denuncias y acusaciones del GOB han puesto bajo sospecha a todos quienes desempeñan función pública -ya sea autoridad o funcionario público- que intervinieron en la gestión y resolución de los expedientes hoy cuestionados por Miquel Camps y Carlos Coll. Cuando el actual mandato arranca su tramo final se desempolvan actos administrativos del 2012, 2013 y 2014, se abren dudas que dañan la honorabilidad de los políticos que intervinieron y también ponen bajo la lupa de la sospecha a los empleados públicos que participaron en su tramitación.

Porque, según afirmó el conseller de Movilidad, bajo la atenta mirada de Miquel Camps, “se debe revisar todo”. Muy bien, Miquel Preto, ¿por dónde empezamos?, ¿dónde marca el GOB? ¿o dónde deberían fijar PSOE, Més y Podemos? No seamos malpensados. A lo mejor coinciden el gobierno tripartito y el GOB. En 24 horas pasamos directamente del debate político al terreno penal con acusaciones de tanta gravedad como un -presunto, naturalmente- delito de malversación de fondos públicos. Un ilícito severamente penado por el Código Penal en los delitos contra la administración pública cuyo sujeto activo “sólo puede ser la autoridad o funcionario público”.

Hacia la tierra prometida. Estos políticos afirmaron que, además de hacerlo estupendamente bien en la línea de “Me celebro y me canto” (Walth Withman, “Canto a mí mismo”), necesitan gobernar cuatro años más para llegar a la tierra prometida. Pero detrás, Ramon Llull les indica que hay otros caminos

Lo más sorprendente es que, ningún empleado del Consell ni tampoco los políticos del PSOE, PSM y Podemos -bien en la oposición o en el gobierno- hubieran advertido antes las presuntas fechorías que dice haber descubierto el GOB. ¿Para qué una comisión política de investigación, en lugar de acudir directamente a la Fiscalía o la flamante Oficina Anticorrupción? Vayamos al grano.

Por cierto, ¿tiene franco acceso Miquel Camps a todos los expedientes, facturas y pagos de la institución insular o no son de aplicación las prescripciones de la Ley de Protección de Datos?

El funcionario Preto
En este asunto político, con el que ya ha empezado la campaña para las elecciones de mayo de 2019, tendrán que comparecer ante la comisión de investigación los funcionarios de la conselleria.

Entre ellos, Miquel Nicolau Preto Fernández (Maó, 1964), técnico auxiliar del servicio de Carreteras del Consell, director insular de Transportes (junio 2015-julio 2016) y hoy conseller de Movilidad.

¿No vio, observó o detectó el funcionario Preto, hoy autoridad, ninguna irregularidad -o delito, puestos a especular- como empleado público adscrito al departamento donde se habrían producido estas tremendas infracciones? Cabe exigir responsabilidades in vigilando.

Hay que investigarlo todo, según la doctrina Preto , pero, ¿por qué ahora?, ¿por qué se concatenan durante la misma semana la aparición de la “interferencia” de las navetes de Rafael Rubí, la prórroga del Ministerio de Fomento para continuar las obras de la carretera hasta el 2023 y la denuncia del GOB? ¿Mera coincidencia?

 

Sigue teniendo vigencia esta frase: “Extraño país en el que no puedes dar un paso sin topar con un privilegio dar una vuelta a una piedra sin alterar una costumbre abrir un nuevo camino sin perturbar un derecho civil”. (Antoine de Causan, intendente del conde Lannion, gobernador de Menorca 1756-1762 y fundador de Sant Lluís).

Ciudadanos, de perfil
Las encuestas -tanto del CIS en el conjunto de España como del IBES en Balears- que pronostican un incremento en la intención de voto para Ciudadanos hallan su contrapunto en la calculada indefinición que practica el partido de Albert Rivera. Para evitar pronunciarse utiliza el ni sí, ni no, sino todo lo contrario que le permite aplicar el escaqueo político, eludir compromisos y mantenerse en una áurea imprecisión.

En el Senado se abstuvieron ante la moción del PSOE para aumentar el descuento de residente al 75 por ciento en los trayectos con la península. Pero en el Consell de Mallorca los dos consellers de Ciudadanos votaron a favor, como hicieron todos los partidos.

De las 35 proposiciones de ley que durante esta legislatura han sido tomadas en consideración en el Congreso, los diputados de Rivera se han abstenido en once casos. Entre estas abstenciones, la prisión permanente revisable, la subida del salario mínimo interprofesional, la derogación de la ley mordaza , la reparación jurídica de las víctimas del franquismo y la reversión de la Ley del Aborto. El aumento del descuento de residente que reivindica el PSOE para las rutas con la península fue aprobado con el voto en contra de los socialistas en el Congreso. En este caso Ciudadanos votó a favor al aprobar los Presupuestos Generales de 2017.

Los progresistas y el PI
Con todas las dudas abiertas sobre si la propuesta de zonificación para el alquiler turístico será presentada al próximo pleno del Consell, la imagen de esta semana la protagonizan los partidos que apoyan el Govern del Pacte. Elogiaron, sin rubor, su propia gestión. Miquel Payeras, que califica la escena de “enternecedora”, escribe: “Faltaba el PI, un partido que al parecer ya no es de derechas según se desprende del olvido significativo por parte de nuestros dirigentes izquierdistas que se conjuran para evitar un gobierno del PP con Ciudadanos. Es el principio del proceso de desderechización del PI por parte de los que todavía se llaman izquierdistas y que a no tardar ya se sólo se dirán progresistas para poder pactar con los regionalistas”.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Con qué disfraz recorrieron el viernes las calles de Ciutadella los concejales del gobierno municipal encabezados por Joana Gomila?

¿Se llegará a construir el rocódromo en Ciutadella?

¿A quién ha propuesto el PI encabezar la candidatura municipal de Ciutadella el 2019?

¿Pactarán gobierno y oposición el cierre y peatonalización de Es Cós de Sant Lluís?

¿Quién será el juez instructor del expediente municipal para nombrar hija ilustre de Ciutadella a Pilar Benejam?

¿Qué entidad decidió no firmar el escrito sobre el enlace de la carretera en Rafal Rubí?

 

 

Menos población, pero más funcionarios

abril 6th, 2018

A pesar de sumar 50.000 habitantes más que Menorca, Eivissa cuenta con menos funcionarios de la comunidad autónoma que Menorca.

En Eivissa, con el 11,8 por ciento de la población de Balears, hay 386 empleados públicos autonómicos, lo que representa el seis por ciento). En cambio, Menorca, donde reside el 8,8 de los habitantes del archipiélago, dispone de 417 funcionarios del Govern, 31 más que la Pitiusa mayor, lo que representa el 6,5 por ciento. La isla de Formentera, con el 0,9 por ciento de la población, es atendida por 26 trabajadores públicos adscritos a las conselleries y las empresas públicas del Ejecutivo autonómico.

Según Més per Menorca se registra un desequilibrio, porque Mallorca, con el 78,5 por ciento de la población, concentra 5.606 trabajadores, lo que supone el 87,1 de la plantilla autonómica. Por ello propone una desconcentración de los funcionarios mallorquines hacia las islas menores con el traslado de 150 empleos a Menorca, 370 a Ibiza y treinta a Formentera. La propuesta reabre el debate sobre la arquitectura institucional de la autonomía balear, donde coexisten el Govern de la Comunidad Autónoma y los consells insulars. Estas administraciones nacieron como organismos de Administración Local pero tienen doble naturaleza político-administrativa al ser también instituciones autonómicas.

Las cuestiones son otras: ¿aceptarán 550 funcionarios mallorquines ser desconcentrados , o sea trasladados a Menorca, Ibiza y Formentera?, ¿cuenta con mecanismos el Govern para realizar estos traslados?, ¿cuál será la reacción de sindicatos, comités de empresa y juntas de personal?

Vayamos más lejos, ¿son suficientes, sobran o faltan, 6.435 funcionarios -aquí no se incluyen los servicios territorializados de educación y sanidad- para garantizar el funcionamiento de la comunidad autónoma? Es una cuestión de competividad, competencia y eficacia, donde hay que descontar absentismos y los convenios de la función pública.

 

Los alcaldes, en el Bhondu de Ferreries

abril 5th, 2018

Salió de Sant Lluís Montse Morlá a las diez de la mañana del jueves en dirección a Es Castell conduciendo el «Dacia Logan» color blanco identificado con el nombre y el escudo municipal del ayuntamiento.

La alcaldesa santlluïsera recogió en Es Castell al alcalde Lluís Camps. Después se dirigió a Maó donde se incorporó la alcaldesa Conxa Juanola, y a continuación hicieron parada en Sa Teulera de Alaior donde Coia Sugrañes se subió al coche ‘transporte-alcaldes’.

 

Café con leche en Can Bernat de Ferreries. Josep Carreres descubrió a los alcaldes tomando café con leche, tranquilamente, en el bar Can Bernat. Les indicó que debían empezar la reunión y preguntó si era necesario el ventilador para las altas temperaturas por el debate sobre el alquiler turístico. Foto JOSEP BAGUR GOMILA

 

Cuatro primeros ediles en dirección a Ferreries, donde, a las once, debía empezar la reunión mensual de la junta de alcaldes, denominada «Comissió de presidents de corporacions locals de Menorca» al participar la presidenta y la vicepresidenta primera del Consell en su condición de consellera de Cooperación Local.

En el trayecto entre Alaior y Es Mercadal llamaron a Francesc Ametller para comunicar al cuco alcalde que ha logrado exceptuar a Fornells del veto al alquiler turístico en suelo urbano que había una plaza disponible en el «Dacia Logan»: «donde van cuatro alcaldes, caben cinco, Xiscu». Le invitaron a sumarse. Pero advirtió primero Ametller a Lluís Camps que «fes bonda entre tantes dones» y explicó después que iría directamente a Ferreries porque estaba preparando otros jarabes medicinales y pactos rectos para Susana Mora. No lo aludió, pero se estaba refiriendo al voto favorable, en el pleno de Es Mercadal, a la moción presentada por el PP para que el catalán en la sanidad pública de Balears no sea exigido como un requisito, sino que tenga la condición de mérito.

La doctora Antonia Cantallops, concejal portavoz del PP, además de negociar y pactar los presupuestos municipales de Es Mercadal con el pragmático Ametller, también arrancó el apoyo del presidente del PSOE-Menorca a la moción de los populares que insta al Govern a retirar este decreto.

De Can Bernat al hindú
Descubrió el alcalde anfitrión, Josep Carreres, a los otros munícipes en Can Bernat, donde, sin prisas, habían pedido café con leche antes de empezar la reunión.

Pla Terme, Felib, Tetra IB y Orve fueron las primeras cuestiones abordadas. Sesudos temas para iniciados. Después, los refuerzos de las policías locales en las fiestas patronales, apoyos técnicos a los ayuntamientos para los planes de desarrollo turístico, el servicio de matadero con carácter insular y nueva Ley de Contratos.

El debate político arrancó con el alquiler turístico con la prohibición de esta actividad en Menorca. Quien llevó la voz cantante del ‘no’ a la propuesta-veto del Consell fue la alcaldesa de Alaior.

Coia Sugrañes, con los apoyos de Lluís Camps y Pere Moll, reiteró la petición del PP-Menorca para abrir una nueva ronda de negociaciones que permita alcanzar una solución consensuada.

El acuerdo en Menorca no ha sido posible por el rechazo de los alcaldes de Es Castell, Alaior y Es Migjorn Gran. Pere Moll recibe llamadas de propietarios de viviendas en el núcleo migjorner que le piden explicaciones por la prohibición ¿Por qué en Fornells sí y en Es Migjorn no, le preguntan. Y el alcalde migjorner dice a los afectados que «esto son cosas del Consell, porque a los alcaldes no nos han hecho caso».

El asunto se complica Més cuando el Consell no acepta la petición de Maó y Ciutadella para autorizar el alquiler de viviendas unifamiliares en suelo urbano. A ello se añade el desmarque de Gent per Ciutadella, con un criterio asumido por Podemos-Menorca, a favor de alojar a turistas en las casas hasta sesenta días.

La alcaldesa de Ciutadella agudizó en Ferreries su rictus de seriedad después del pleno extraordinario del martes donde se escenificó la división entre los tres partidos del gobierno municipal.

Es tiempo de rectificaciones en el Govern del Pacte y de ir reculando: empezaron con el decreto de las escoletes ahora el PSOE busca un acuerdo imposible para el decreto del catalán que permita superar la imagen de división ante el anuncio de movilizaciones en contra y el compromiso de convocar elecciones y sobre la mesa, el alquiler turístico, con criterios distintos para cada Isla, lo que implica no contentar a nadie.

Menú y pago a escote
A las 14 horas los alcaldes decidieron ir a almorzar al restaurante hindú «Bhondu», situado en la plaza Jaume II de Ferreries. Escogieron el menú del mediodía, a 8,70 euros por comensal, y como acostumbran, pagaron a escote. A pesar de las diferencias políticas, la relación personal es buena. Por ello no se comprende que cuando una alcaldesa acuda al pleno de otro ayuntamiento no sea saludada por la alcaldesa del municipio. ¿Será que no practica el fair play?

Durante el almuerzo no hubo referencias directas a la encuesta del IBES que abre la puerta a un cambio de gobierno en mayo de 2019, pero todos la llevan anotada en su agenda. Los ocho alcaldes de Menorca afrontan el año político más decisivo. Muchos frentes abiertos, como la gasificación de la Isla, hasta ahora cuestionada por los gobiernos municipales de Ciutadella, Maó y el Consell. Los alcaldes de Alaior y Es Migjorn asistieron al foro celebrado el martes en Ciutadella. Once meses para decantar posiciones y consolidar tendencias. La cuestión es ¿quiénes de los ocho actuales primeros ediles repetirán en las próximas municipales o irán en otras candidaturas? Continuará.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Impugnará finalmente UGT los tribunales de selección de personal del Consell que ha calificado de «ilegales»?

¿Cuándo conseguirá reparar el Consell los molinos averiados del parque eólico de Milà?

¿Por qué no tramita el IB-Salut la legalización del helipuerto en el hospital Mateu Orfila?

¿Cuándo volverá a contar con un jefe la agrupación de Protección Civil de Ciutadella?

¿Por qué el Ayuntamiento de Maó cuenta con 69 empleados más que el de Ciutadella teniendo menos población?

¿Evitará Joana Gomila el cierre del Centre de Professors de Menorca en Ciutadella?