Compás de espera después de la batalla

noviembre 22nd, 2020

Arranca la semana con la renuncia de Jordi López Ravanals al acta de senador por Menorca en una emotiva comparecencia ante los medios y continua el conflicto que ha incendiado y mantiene en vilo al Hospital Mateu Orfila: «Veinte jefes de servicio exigen que se anule el cese de Fernández-Cid».

Cerramos la semana con Cristóbal Marqués Palliser, mano derecha de José Luis Benejam, alcalde de Alaior, como nuevo parlamentario menorquín en la Cámara alta. Y el IB-Salut, sin argumentos para destituir al jefe de la UCI, da por terminada la crisis más grave que ha vivido el ‘Mateu Orfila’ desde su inauguración, aquel 23-F de 2007. Pero nada volverá a ser igual en el Hospital tras la pésima gestión de un combate que el gerente tenía perdido de antemano. Ya vendrán las dimisiones de quienes han originado el problema.

LA JUNTA DE ALCALDES. El 6 de marzo, cuando aún no se había declarado la pandemia, los alcaldes aún podían reunirse sin mascarilla. Ahora celebran reuniones telemáticas y sin son presenciales, se protegen.

Los médicos Romà Julià y Tamara Contreras, desde la gerencia y la dirección médica respectivamente, tienen por delante la ardua tarea de recuperar la confianza perdida y pacificar una plantilla que supo movilizarse con eficacia y contundencia para evitar el cese del doctor Fernández-Cid. Porque aún no se ha contado todo, concretamente lo ocurrido en la mañana del miércoles, cuando se ordenó -desde el Govern, y no fue la Conselleria de Salud- cerrar una situación insostenible, dentro y fuera del ‘Mateu Orfila’, con alto desgaste político.

Faltan policías locales

La alcaldesa de Es Migjorn Gran, Antònia Camps, ha propuesto a Ferreries y Es Mercadal mancomunar el servicio de la Policía Local en estos tres municipios. Joana Febrer y Francesc Ametller coinciden en que es una buena iniciativa, pero sigue sin aplicarse, sobre la mesa de la Junta de Alcaldes de Menorca, porque necesita la colaboración de otras administraciones.

El Consell y el Govern deben implicarse para garantizar los cursos de formación y reciclaje. Desde el Parlament, el diputado Lluís Camps -exalcalde de Es Castell, y por tanto, buen conocedor de esta problemática- insiste a la consellera de Administraciones Públicas, Isabel Castro, para que no demore más la convocatoria de estos cursos básicos de Policía Local. En el pleno del martes se votará el desempate que se registró en la Comisión de Asuntos Institucionales el 14 de octubre en la proposición presentada por Camps para dar respuesta a las demandas de los alcaldes de Balears, que denuncian la falta de efectivos de la Policía Local.

La Felib (Federació d’Entitats Locals de les Illes Balears) propone crear una bolsa de trabajo con agentes interinos. Pero la situación se agrava por un triple, y preocupante motivo: el incremento de necesidades y servicios por la covid-19; el envejecimiento de las plantillas y los agentes que solicitan pasar a segunda actividad. De ahí que cada vez haya menos Policía Local en la calle.

Camps Florit insiste en su razonada propuesta, porque en Es Migjorn, con cuatro agentes en plantilla, uno ha pasado a segunda actividad. Para la vigilancia nocturna cuentan con el refuerzo de efectivos de la Guardia Civil, a la que felicitó el 12 de octubre la alcaldesa del municipio migjoner.

Volver a empezar

En marzo de 2015 el Consejo de Patrimonio Hitórico acordó, por unanimidad, aprobar la candidatura de Menorca Talayótica para representar a España el 2016 ante la UNESCO y optar a la declaración de Patrimonio Mundial de la Humanidad. La decisión se adoptó en la sala de plenos del Consell sin ninguna objección. Presidió la sesión el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas, Miguel Ángel Recio. En 2017 la candidatura menorquina quedó descartada.

Esta semana se repite la decisión: el Consejo de Patrimonio Histórico de España, reunido en Menorca, ha formalizado de nuevo la propuesta de Menorca para ser inscrita como Patrimonio Mundial. Julio de 2022 es la fecha en la que se conocerá la decisión.

Volver a empezar y volver a esperar. En cualquier caso, cabe preguntar por qué no prosperó la primera vez y si esta ocasión se alcanzará, por fin, el objetivo. ¿No se supo gestionar ni defender el proyecto aprobado en 2015?, que fue concebido y redactado años antes.

Soluciones técnicas

La moción del grupo municipal Junta per Lô que solicita al Consell reconsiderar la solución viaria para el cruce de Rafal Rubí ha sido recibida con sorpresa en el departamento de Movilidad, gestionado por la consellera Francisca Gomis (Més per Menorca) y con natural preocupación en el gobierno de la institución insular en conjunto.

La solución-decisión política no convence. En el Ayuntamiento de Alaior ni al gobierno municipal, que ya ha anunciado alegaciones si el Consell no modifica sus planteamientos, ni a la oposición. Junts per Lô, aún cuando comparte el derribo de la estructura ya construida, reclama «mayor seguridad viaria para los vecinos, actividad agraria y actividad deportiva en la zona». Y el alcalde José L. Benejam recuerda que la carretera da acceso a varios caminos municipales, pero el Consell no les informa.

Tampoco convence a los propietarios y payeses de catorce fincas situadas en la zona de Rafal Rubí que ya se han dirigido al Consell para reclamar otro proyecto. Advierten que este cruce «no sólo afecta a las fincas y explotaciones de la zona, sino a la propia red viaria» y añaden que «nunca pudimos sospechar que las solución sería prohibir el problema».

La consellera Gomis anunció en el pleno del 19 de octubre que «se señalizará la zona con línea continua». ¿Y así se evitarán los peligrosos giros a la izquierda?

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Qué respuesta dará el Consell a los propietarios y payeses de catorce llocs que reclaman otra solución para el cruce de Rafal Rubí?

¿Llegará a ejecutar Ports de les Iles Balears el proyecto de Fornells a pesar del rechazo de la Junta Local?

¿Atenderá el Gobierno el acuerdo aprobado por el Consell, a propuesta del PP, para realizar PCR a todos los que lleguen a Menorca?

¿Está incluida Menorca en el programa del Ibavi para la compra de pisos vacíos propiedad de los bancos?

¿Cuándo acabará el Govern las obras para solucionar los pluviales de Alaior?

600 euros: de Argelia a Balears en patera

noviembre 19th, 2020

La cantidad es negociable, pero nunca inferior a 600 euros. Puede alcanzar los 1.000 euros cuando se incrementan las condiciones de seguridad y la eslora de la embarcación final. Es el precio que cobran las bandas organizadas para un viaje en patera desde Argelia a Balears. El precio de una vida humana.

Un pingüe negocio que se aprovecha de quienes, movidos por la voluntad de mejorar su situación personal y familiar, encontrar trabajo o por desesperación, deciden navegar desde sus países de origen a Balears. Por su proximidad, Eivissa y Mallorca, en este caso el archipiélago de Cabrera, reciben más pateras que Menorca.

Son grupos bien organizados, que cuentan con apoyos en nuestras Islas para controlar y explotar la ruta de la inmigración entre el norte de África y las Islas. Por primera vez la Policía ha detenido a una de estas bandas. Según el inspector jefe de la Policía Nacional Gonzalo Calleja adscrito a la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal (Ucrif) el tráfico de las pateras que desembarcan en Balears está controlado por pequeñas organizaciones independientes entre ellas. Captan a jóvenes, alquilan la embarcación y al menos llevan una persona en cada patera, explica el periodista Víctor Malagón, porque hace falta contar con alguien que tenga conocimientos de navegación.

Destaca Malagón el «efecto llamada» motivado por el cierre de las fronteras, que está originando las actuales cifras récord de pateras en Balears, también en Canarias, donde las autoridades están desbordadas.

Las mafias que se dedican a esta actividad ilícita saben que ahora, por las restricciones para evitar la propagación de la Covid, los inmigrantes quedan en España cuando antes, en uno o dos meses, estaban de vuelta a Argelia. Este año Balears ya ha recibido a más de un millar de migrantes desde las costas africanas. Las buenas condiciones meteorológicas facilitan un negocio desalmado que va en aumento.

No disparen a la consellera Gómez

noviembre 15th, 2020

En el incendio del hospital Mateu Orfila las dos cuestiones clave consisten en quién decidió, en septiembre de 2010, que Romà Julià Masip sería el sucesor de Antoni Gómez Arbona en la gerencia del IB-Salut en Menorca y por qué Julià se empecina en destituir a un buen médico, hombre sereno y apreciado, como es el doctor Ramón Fernández-Cid para introducir en los tiempos de la covid un desconocido nuevo modelo asistencial en Cuidados Intensivos.

El sentido común aconseja no tocar una cosa cuando funciona correctamente. Y hasta ahora, mientras no se demuestre lo contrario, todo el equipo de la UCI ha dado muestras, sobre todo durante la pandemia, de su profesionalidad, dedicación y esfuerzo con un eficaz trabajo en equipo. En este servicio, de una gran presión emocional, también se comparten vivencias muy intensas con los pacientes y sus familiares.

SIETE PERSONAJES EN BUSCA DE AUTOR. Todos los protagonistas de la crisis que arrasa el hospital Mateu Orfila, una historia en la que aún no se ha contado todo lo que sucede detrás del escenario.
Foto: JAVIER COLL.

Las parcas explicaciones del gerente no convencen y acentúan el malestar inicial, transformado en indignación después. Ya llevamos cuatro días seguidos de protestas y movilizaciones con una crisis que ha situado al Mateu Orfila en noticiarios de televisiones nacionales. Las peticiones de dimisión incluyen, además de Julià Masip, a la directora médica, Tamara Contreras.

Ante el pasmo y la incredulidad de los pacientes, la situación se ha enconado y los desacuerdos han llevado a una posición, ahora mismo, sin retorno. Si el gerente persiste en su intención de destituir a Ramón Fernández-Cid no habrá paz laboral y la gestión del hospital se convertirá en un infierno. Al haber perdido la confianza de una gran parte de la plantilla y ver deteriorada su autoridad, cualquier decisión que intente aplicar será cuestionada.

El conflicto está servido: o Julià o Fernández-Cid. Y no olvidemos que el gerente de Menorca actúa siempre en nombre de la consellera de Salud, Patrícia Gómez y del gerente balear, Juli Fuster, que iba ser nombrado conseller, pero no lo fue por el número de mujeres en el Govern Armengol.

Mañana, el día D

Mañana es el día D, porque el martes el incendio del Mateu Orfila saltará al Parlament. Mañana se sabrá si el IB-Salut persiste en el cese del hasta ahora responsable de la UCI en el hospital y nombra a la nueva directora de la UCI, según los planes de Romà Julià.

O si, por el contrario, el Govern frena al gerente de la sanidad pública menorquina, como exige el doctor Miguel Lázaro, presidente del Sindicato Médico de Baleares, que cuenta con un exacto conocimiento de la realidad menorquina al haber ejercido en la Isla. El Simebal se muestra muy duro con Julià, de quien denuncia su mediocridad, incompetencia y temeridad.

La situación se ha enconado tanto que si el Govern impide el relevo esta decisión política implicará una desautorización en toda regla del doctor Julià Masip. Ello abriría un escenario desconocido que implicaría el nombramiento de otro gerente del IB-Salut en Menorca. Apunten el nombre el doctor Oleo Pons.

Malestar con la dirección

Desde la oposición, el PP-Menorca reclamó el viernes, a las 12,13 horas, que «se recupere de inmediato la imprescindible estabilidad de los equipos para garantizar la óptima atención a los pacientes».

Al mismo tiempo, pidió la «urgente pacificación del conflicto» y señaló que «hace tiempo hay malestar en el hospital, porque la destitución de Fernández-Cid ha sido sólo el detonante que ha hecho saltar con la disconformidad con la dirección del centro».

Al mismo tiempo, anunció la presentación de preguntas sobre la crisis en el pleno del Parlament del martes.

Y a las 14,12 horas del viernes, Més per Menorca, desde el gobierno del Consell, anunció que había pedido explicaciones al Govern sobre el cese del jefe de la UCI del hospital. MxMe registró una batería de preguntas con solicitud de respuesta escrita.

Pero el día que el Govern las conteste ya conoceremos el desenlace de este incendio.

Mora ha de mover ficha

Estos dos movimientos obligaron a mover ficha a la presidenta del Consell, y también secretaria general del PSOE-Menorca, Susana Mora, con un comunicado institucional difundido a las 16,27 horas, en la misma línea de la formación encabezada por Misericordia Sugrañes, que horas antes ya había reclamado la «urgente pacificación» del conflicto.

Coia Sugrañes advirtió que «es muy inoportuno y arriesgado hacer cambios asistenciales de calado en plena segunda oleada de coronavirus» y destacó que «la tormenta interna afecta a la estabilidad de toda la institución sanitaria del hospital». Y Susana Mora expresó su preocupación «ante la situación de incertidumbre de los acontecimientos en el hospital» y que «en una crisis sanitaria como la que estamos viviendo se debe actuar desde la máxima eficiencia».

Todo esto sucede cuando el Consejo General de Colegios de Médicos, formado por los 52 entes de España, pide el cese del director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, «por su incapacidad manifiesta y prolongada a lo largo de la evolución de la pandemia». Exigen, además, un «golpe de timón» en la gestión del coronavirus y un comité de expertos independiente.

Plan General de Alaior

El Ayuntamiento de Alaior resolverá de forma inminente la aprobación inicial del Plan General. Las dudas con el Consell sobre la aplicación e interpretación del decreto 9/2020 de medidas urgentes que el Govern aprobó el 25 de mayo han demorado esta relevante decisión política. La escasa calidad jurídica de los decretos del Govern provocan estos entuertos.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Por qué aún no ha entregado el IB-Salut el escrito de cese a Ramón Fernández-Cid como jefe de la UCI del hospital Mateu Orfila?

¿Dará marcha atrás la consellera Patricia Gómez a la destitución de Fernández-Cid o desautorizará a Romà Julià?

¿Están ya redactados el plan, los objetivos y el calendario de aplicación del nuevo modelo asistencial en la UCI?

En caso de consumar el IB-Salut la destitución de Ramón Fernández-Cid, ¿quién es la doctora que le relevará?

¿Continuará el doctor Julià al frente de la sanidad pública de Menorca si el IB-Salut no le apoya en su decisión?

El pintor que amaba sus cuadros

noviembre 12th, 2020

Han transcurrido treinta años del fallecimiento de un hombre tan inquieto, original y creativo que ha sido uno de los grandes artistas plásticos de Menorca.

José Roberto Torrent (1904-1990) empezó a pintar tarde, porque su ingenio y su trayectoria personal y profesional se desarrolló en numerosas facetas y actividades antes de dedicarse plenamente a la definición de un estilo propio. La obra de Torrent se distingue y se aprecia porque supo diferenciarse. Antes de pintor fue inventor y patentó varias ideas, fruto de su capacidad de abstracción y análisis.

Mañana la Associació d amics des Pintor Torrent celebra un acto de homenaje en la iglesia del Socors de Ciutadella en la que el investigador Gabriel Julià desvelará aspectos inéditos y evocará su intensa relación con Ciutadella. El pianista Magí Garcías aportará la música para los cuadros de Torrent con un recital en el que interpretará obras de Beethoven y Ravel.

En septiembre de 1975 tuve la oportunidad de entrevistar a José Roberto Torrent en su estudio. 45 años después releo aquella conversación que nos aproxima al hombre tan inquieto como fecundo: «pintar consiste en resolver problemas, y aunque parezca que mis cuadros están realizados deprisa, no es cierto cada pincelada está estudiada y lleva un tanto por ciento de gran sensibilidad», afirma. Y desvela que su producción tenía el objetivo de «dejar el máximo de obras, lo que me obliga a trabajar continuamente, porque lo que hace perdurar a un hombre es lo que ha hecho durante su vida»

Torrent no se veía como un pintor caro y si vendía un cuadro se comprometía a adquirirlo si no gustaba o el precio era considerado alto. «¿Y cuántos ha vuelto a comprar?». «Ninguno», respondió el pintor infatigable que amaba sus obras.

5 millones menos… y no os quejéis

noviembre 8th, 2020

Para justificar lo injustificable, el conseller de los Presupuestos del Consell , Josep Pastrana (PSOE), nos dice que temía un mayor recorte en la aportación del Govern para la institución insular durante el 2021. Y que había pensado, incluso, en una reducción superior a los cinco millones de euros que escamotean a los menorquines.

Pastrana, en un gesto de sinceridad que le honra, admite que «desde el año 2015 el importe transferido por el Govern había aumentado un 37 por ciento», lo que constata la eficacia y de la Ley de Financiación de los Consells Insulars aprobada por el hoy senador autonómico José Vicente Marí (PP) durante su etapa como conseller de Hacienda y Presupuestos del Govern.

EL NÚMERO PREMIADO. Miquel Company enseña a una atónita Francisca Gomis el número ganador del sorteo para las obras de la carretera general: prohibir el giro a la izquierda y pintar una línea continua en la calzada.

Un vistazo a la hemeroteca revela las críticas del PSOE y Més, cuando estaban en la oposición, contra esta ley que aplican con alegría cuando ejercen el gobierno. Porque el tiempo acaba poniendo las cosas en su sitio.

Igual que ha ocurrido con las obras de la carretera general.

Cinco años después, el tripartito gobierno insular reconoce que un carril central o una rotonda a nivel reduce la seguridad que aporta la estructura ya construida en Rafal Rubí. Admite que el proyecto del puente respondió a una decisión técnica, no política, pero persiste en derribar una obra pública cuya factura enviará al ministro de Fomento, José L. Ábalos. ¿Está dispuesto a pagarla?

¿Es la solución acertada prohibir el giro a la izquierda y pintar una línea continua en calzada? Los transportistas advierten que persistirá el peligro de accidente.

Absoluta y especial

Concluye, con conformidad, el juicio por las 19 multas que impuso la Policía Local de Es Migjorn y anuló el anterior alcalde, Pere Moll. El acuerdo con la fiscal Ana Lamas, pactado por Miquel Ramis d Ayreflor, abogado del ex primer edil, consiste en cuatro años y medio durante los que no podrá desempeñar cargo público.

Entra ahora una llamada de Pere Moll, quien desea aclarar que la Fiscalía le reclamaba inicialmente una pena de inhabilitación absoluta de doce años para el ejercicio de cargo público, pero que la sentencia final es de inhabilitación especial para cuatro años y medio.

¿Y qué diferencia hay entre la absoluta y la especial?, preguntamos.

Responde Moll que con el primer caso no puede encabezar una candidatura, pero que en el segundo supuesto podrá formar parte de una lista siempre que no sea el número 1 . El exalcalde proclama que «hoy no volveré a la política, pero me encanta. Ser alcalde o regidor de tu pueblo es lo mejor que te puede pasar y, por tanto, no sé qué sucederá en el futuro». Tito Moll Triay, el hombre de las sorpresas, no descarta nada para el 2023.

Los dos ediles de El PI

Hay movimientos sísmicos en El PI-Menorca y en Ciudadanos-Menorca, motivados por lo que se decide en Palma. La ejecutiva de El PI, elegida en junio, marcó el fin de la etapa de Jaume Font, que fue relevado en la presidencia por Antoni Amengual. José Manuel Cantallops, de Es Castell, fue designado vicepresidente por Menorca.

Amengual aspira a aumentar la implantación de El PI en Menorca, que cuenta con dos ediles en la Isla: Florencio Conde, en Es Castell y el exalcalde socialista Llorenç Carretero en Sant Lluís. A debate si Cantallops ha de entrar en la corporación de Es Castell para adquirir más visibilidad. Al ocupar el tercer puesto en la lista con que El PI concurrió a las municipales de 2019, deberían renunciar previamente Conde -¿está por la labor?y Teresa Simonet Pons.

Y Sino Carretero, hombre fiel a Font, al que acompañó en Palma el día que anunció su retirada de la escena política, no se siente identificado con la actual dirección de El PI, en la que Josep Melià, el gran adversario de Font, obtuvo más votos que el nuevo presidente. Desde Palma exploran el relevo del exalcalde Carretero, hoy en la oposición y con una mínima actividad, para aumentar la presencia de El PI en Sant Lluís. Quienes ocupan el segundo, tercer y cuarto de la lista son María C. Bordoy Martínez, Gonzalo Marcos Camps y Roberto González Araque.

Ayuso y Méndez

Desde Palma siguen con atención la relación entre el conseller insular Eugenio Ayuso y el diputado autonómico Jesús Méndez.

La nueva coordinadora y portavoz de Ciudadanos en Balears, Patricia Guasp, ocupa el cargo desempeñado antes por Xavier Pericay -que se dio de baja de Ciudadanos- y Joan Mesquida, recientemente fallecido. Guasp, como El PI, también quiere incrementar la implantación de los naranjas en Menorca. La clave está en la junta de Ciutadella, heredera de la UPCM de Joan Triay.

Tanto Guasp como José Manuel Gómez, ambos diputados autonómicos, fueron altos cargos del Govern Bauzá. El expresidente del Govern es hoy eurodiputado de Ciudadanos y, por decisión de Inés Arrimadas, fue introducido en la actual dirección de Cs en Balears. Escribe hoy Nekane Domblás: «Armengol no necesita los votos de Cs, enfada a sus socios con sus guiños al partido naranja, aleja cualquier acercamiento a su otro socio externo -El PI- y acercándose a Cs se acerca nada menos que a José Ramón Bauzá. Eso sí que una verdadera distopía política: ver a Bauzá y Armengol como aliados políticos».

El plus de los 22.000 euros

Cuando se dispara el desempleo en Balears, a Podemos le preocupa el plus de 22.000 euros para los altos cargos del Govern que no residen en Mallorca. Pide se suprima para todos -los que viven en la península y los de Menorca y Eivissa- y amenaza con votar en contra de los Presupuestos autonómicos de 2021. Son cosas de la casta.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Por qué los ayuntamientos de Menorca y el Consell subirán el sueldo a sus empleados el 2021, pero el Govern los mantendrá congelados?

¿Cómo acabará la nueva polémica sobre el plus de 22.000 euros que cobran los altos cargos del Govern no residentes en Mallorca?

¿Prosperará el recurso de CCOO contra el despido «injustificado» de una empleada del Consell insular?

¿Por qué se retrasan y no ha licitado el Govern (Abaqua) las obras del emisario para la depuradora de Binidalí?

¿Qué dificulta la venta on line a través del nuevo portal Xuroa, creado por Ascome?

1.642 menorquines que llaman al SEPE

noviembre 5th, 2020

Los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) son el instrumento del Estado que, durante la pandemia, ha permitido a miles de empresas de España afrontar y aguantar la paralización de sus negocios, provocada por el desplome del consumo y la inversión.

Un balón de oxígeno con despidos temporales y la reducción de la jornada laboral. En los meses de confinamiento más de 3,4 millones de trabajadores se vieron incluidos en los ERTE. Un volumen excesivo para una rápida, correcta y eficaz tramitación de todos los casos. Y detrás de cada uno de ellos hay una persona o una familia afectada por la crisis.

Estos expedientes han implicado el súbito descubrimiento del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), organismo encargado de la gestión de los expedientes y la tramitación, concreta y específica, a cada empleado. Pero las oficinas del SEPE están colapsadas y sus funcionarios, superados y sobrepasados al aplicar los cambios de criterio en las valoraciones para ordenar los pagos. Se acumulan los errores y las irregularidades, lo que genera confusión y un enorme malestar, acentuado por las dificultades para contactar u obtener alguna respuesta o aclaración.

El 19 de octubre ya advirtió Daniel Caballero que la lentitud del SEPE anticipa un nuevo caos de impagos en las prestaciones, y las citas en las oficinas del desempleo se conceden para el mes de enero. La situación se complica al concluir lo que debía haber sido la temporada turística y quedó en un intento. En Menorca el paro se incrementa en casi 2.000 personas. En conjunto, 6.156 menorquines sin empleo. Ahora hay en la Isla 1.642 menorquines incluidos en ERTE.

Son 1.642 personas que observan, entre la sorpresa y la indignación, los datos incorrectos en sus fichas personales. Unos que han cobrado de más -que deberán devolver- mientras otros han percibido menos de lo que les correspondía. Confusión en las oficinas del SEPE, desbordadas.

Régimen especial, leyes y expectativas

noviembre 1st, 2020

Algo se ha roto esta semana cuando delegada de Pedro Sánchez en Balears, Aina Calvo, ha tenido que salir salido a la palestra, siguiendo instrucciones de Ferraz -sede nacional del PSOEen Madrid- para desautorizar al Govern de Francina Armengol. Ambas, Calvo y Armengol, militan en el PSOE, pero con planteamientos y objetivos políticos opuestos.

El rifirrafe Gobierno-Govern, Calvo-Armengol, esta a través de persona interpuesta, Rosario Saánchez, consellera de Hacienda, estalla por el proyecto de Presupuestos del Estado para el 2021. Antes de su aprobación implicará una tercera prórroga de los Presupuestos de Mariano Rajoy, de mayo de 2018, que siguen vigentes, y con los que gobiernan Sánchez y Pablo Iglesias en el Gobierno PSOE-Podemos.

SONRISAS Y REPROCHES. Francina Armengol, presidenta del Govern, y Aina Calvo, delegada del Gobierno, dos mundos en el PSOE. Calvo reprocha los lamentos de Armengol a Pedro Sánchez porque no invierte en Balears.

Cuando aún resonaban en el Parlament los reproches por la polémica de la noche de copas de Armengol en el ya famoso bar Hat de Palma, que conducen a la inevitable remodelación del Govern, Balears vuelve a ser castigada. Escribió el jueves Nekane Domblás: «Gobierno nuevo, decepción recurrente. El proyecto de Presupuestos del Estado que presentó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, vuelve a situar a las Islas en el furgón de cola de las inversiones». Porque el Gobierno Sánchez-Iglesias sólo prevé invertir el próximo año en Balears 201 millones de euros y sólo dos autonomías están peor que las Islas. La Rioja y Navarra.

El «jutipiris» estatal

Este mismo día, Germà Ventayol aludió al «jutipiris» estatal a Balears: «el argumentario para explicar la tropelía que el Gobierno de Sánchez quiere perpetrar en Balears el 2021 será para enmarcar». Aludió Ventayol a «convenios imaginarios, promesas irrealizables, coros de diputados y senadores socialistas justificando a Sánchez y su tropa, los de Podemos mirando al tendido y los de Més lamentándose por las esquinas».

Armengol calló y comisionó a Rosario Sánchez. La consellera de Hacienda -antecesora de Calvo en la delegación del Gobierno- lamentó el trato injusto a Balears con el incumplimiento del Régimen Especial del PSOE, aprobado en febrero de 2019 por el Consejo de Ministros bajo la presidencia de Pedro Sánchez.

Todo ello cuando el Govern Armengol ha previsto una caída del 28 por ciento del PIB en el archipiélago hasta final de año, durante el tercer trimestre hemos registrado un 59,2 por ciento más de paro que el año pasado y las pymes de Menorca bordean el abismo por el desplome del consumo y la inversión. «Porque -como razonaba el viernes un conocido empresario de la restauración de Ciutadella- ‘aún no hemos tocado fondo».

El truco financiero

«No se cumple lo que prevé el REB», dijo la consellera Sánchez. Pero replicó la delegada del Gobierno. «No estamos incumpliendo ninguna ley», dijo Aina Calvo, que descalificó al Govern con un truco de prestidigitación financiera al pretender contar como recursos del Estado lo que en su día aportará la Unión Europea.

Desde la sutileza, la exalcaldesa de Palma a la que Armengol derrotó en las primarias del PSIB-PSOE, proclamó: «puede que se estén incumpliendo expectativas, pero no leyes». Un año y ocho meses después de haber sido aprobado, el REB del PSOE es -según Calvo- «un proyecto de largo recorrido».

Expectativas de muy largo recorrido como las que acumulan en Menorca el Centro de FP de Hostelería en Ciutadella, el Conservatorio de Música, la nueva Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Maó, los nuevos Juzgados de Ciutadella y el segundo cable eléctrico Mallorca-Menorca. Y tiro porque me toca.

Gabriel Company reclama a la oposición que se rebele contra el Gobierno Sánchez, porque «estos Presupuestos son una afrenta política para Balears y demuestran que Armengol no pinta nada en Madrid». Y Més per Mallorca insta a Aina Calvo que comparezca en el Parlament para explicar las ignotas bondades de un proyecto de ley de Presupuestos del Estado que han motivado el rechazo y la crítica conjunta del PP, Ciudadanos, Vox y el Pi, además del lamento del Govern.

Delitos muy secretos

Armengol quiso evitar que Aina Calvo fuera nombrada delegada del Gobierno de Pedro Sánchez en la Comunidad Autónoma. Su candidato era el expresidente y exsenador autonómico Francesc Antich, hoy al frente de Autoritat Portuària de Balears. Pero desde Ferraz le impusieron a Calvo, muy en contra del criterio de Armengol.

Antich no ve ilegalidades en la gestión de Joan Gual de Torrella, obligado a dimitir como presidente de APB al haber sido imputado por unos supuestos delitos que provocaron el registro de las sedes de Autoritat Portuària en Palma y Maó. Pero tres meses después desconoce de qué se le acusa con otros investigados, como Juan Carlos Plaza, que sigue como director de APB, y Dolores Ripoll como abogada del Estado. Por ello Gual pide que se levante el secreto de un sumario que es una incógnita.

Licencias en La Trotxa

Durante el mandato de Coya Sugrañes el Ayuntamiento de Alaior acordó costear el 50 por ciento de las obras para la electrificación del polígono La Trotxa de Alaior. Ahora el alcalde José L. Benejam y el concejal de Urbanismo, Cristóbal Marqués, han hallado la fórmula técnica para conceder las primeras licencias en diez años. Joan Huguet no ha sido ajeno a la solución a la que no ha puesto reparos la secretaria municipal.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Empezarán «a finals d’estiu de 2021» las obras del Centro de FP de Hostelería de Ciutadella que ya debía funcionar el curso 2020-2021?

¿La nueva Junta Local de Fornells se retrasará «meses», como dice Marc Pons?

¿Respetará ahora Ports de les Illes Balears el criterio de la Junta Local sobre la reforma del puerto de Fornells?

¿Estarán redactados el 2021 los proyectos para los nuevos Juzgados de Ciutadella y la nueva Comisaría para la Policía Nacional en Maó?

¿Por qué rechazó el Govern la propuesta de resolución del PP para ejecutar la recarga del acuífero de Migjorn?

La revista «Àmbit»: 62 edicions

octubre 29th, 2020

El Departament de Cultura i Educació del Consell edita cada trimestre la revista de cultura «Àmbit».

El setembre de 2011, després de 24 números, la publicació, que fins llavors s’havia editat en paper, va iniciar l’actual etapa en format digital. La llavors consellera Nieves Baíllo explicà els tres motius que van aconsellar aquesta decisió: adaptar-se a les noves tecnologies, estalvi econòmic i respecte al medi ambient. Així, «Àmbit», a partir del número 25, és a l’abast de tots des de la web del Consell de Menorca.

El departament que dirigeix ara el conseller Miquel À. Maria ha enllestit la revista número 62 que ens aporta, entre altres continguts, reportatges sobre la toponímia de Menorca i la fràgil trascedència dels noms de lloc; una entrevista amb Cipriano Marín, nou supervisor del projecte Menorca Talaiòtica; la donació del Fons Làdico, gràcies a la generositat de la família Sintas Ponte, que permet ampliar el coneixement de la Menorca dels segles XVIII i XIX; el passat andalusí a Torre d’en Galmés; i l’ofici d’arader a l’Illa.

A les darreres dècades es van editar altres revistes culturals a Menorca, com «Es Rebost», una publicació trimestral de la Regidoria de Cultura de l’Ajuntament de Ciutadella, coordinada per Joan Mascaró Mascaró; la «Revista de Menorca cultural trimestral Cap de Ponent», que formava part de les iniciatives d’aquest setmanari de Ciutadella; i «Publicacions des Born», fruit de la feina i l’impuls de la Secció d’Estudis del Cercle Artístic de Ciutadella. Totes aquestes publicacions han desaparescut. Roman només aquest extraordinari pou de saviesa i recull d’articles i treballs sobre la cultura illenca que és la centenària «Revista de Menorca», en edició conjunta de l’Ateneu de Maó i l’Institut Menorquí d’Estudis. Avui és l’administració pública -el Departament de Cultura del Consel- i exclussivament en format digital qui assumeix l’edició d’una revista cultural a Menorca: «Àmbit».

Crisis de Govern en el bar Hat de Palma

octubre 25th, 2020

Situado muy cerca de la Plaça Major de Palma y a escasa distancia del domicilio de la presidenta del Govern, Francina Armengol, el bar Hat, que ya es conocido hoy como el bar Mengol, pasará a la historia política de Balears como el establecimiento de copas que precipitó una crisis de gobierno en la Comunidad Autónoma y dinamitó la legislatura 2019-2023.

Los hechos acaecidos durante la noche-madrugada del martes 6 al miércoles 7 de octubre erosionan la credibilidad del Ejecutivo de izquierdas en conjunto y perjudican la imagen de la presidenta Armengol. También una profunda brecha de desconfianza en el segundo Govern Armengol, concretamente en Més per Mallorca, que ayer difundió un comunicado en el que lamenta «la falta de autocrítica por parte del Consolat», sede de la presidencia del Ejecutivo regional, y que «las declaraciones de la presidenta no se hayan acompañado con una disculpa».

EL EPICENTRO DE LA CRISIS. El bar Hat de Palma, según Enric Borràs, director de Ara Balears , «passades les 12 es va convertint en un antre, en el forat on cauen els que haurien d’anar a domir i no se n’adonen». Foto: ATIENZA /EFE

Podemos no ha sabido valorar el alcance de este tema, tan grave como incómodo. En cambio, desde Més per Mallorca afirman que «hay cosas que tienen que cambiar». ¿Y cuáles son?: el Govern, que Armengol, muy en contra de su voluntad, tendrá que remodelar, y ya no serán cambios de segundo nivel en las direcciones generales, sino que afectarán a varios consellers. Y replantear a fondo toda la política informativa del Govern.

Escribe Torres Blasco: «Lo que terminó de derrumbarlo todo fue cómo se gestionó la respuesta a un asunto que estaba sobre la mesa desde días atrás: que la presidenta y algunos colaboradores estuvieron en un bar de copas al que la Policía había levantado expediente por alargar su horario». Añade el periodista parlamentario: «Gabriel Company, el presidente del PP, jugó sus cartas. Este tema -presidenta de copas- es un caramelo para la oposición y ya ha tenido consecuencias que pueden ir más allá. Es un regalo a la oposición y un fallo garrafal, sumado a otros, de la estrategia de comunicación del Govern. Y una prueba para el periodismo».

Tres errores sucesivos

Y como las cosas empeoran, la situación se ha complicado extraordinariamente porque los tres movimientos posteriores del Govern son tres errores sucesivos que aumentan el malestar en el seno del Ejecutivo y -memes aparte que incendian las redes- engordan una polémica que ha adquirido repercusión nacional.

Nos referimos al desafortunado comunicado difundido el jueves donde el Govern reconoce que Armengol estuvo en un bar de copas hasta «alrededor» de la una de la madrugada con el conseller Marc Pons y otras personas, entre ellos el director general de Comunicación, Alvaro Gil.

El propietario del bar declara que marcharon a la 1,15 de la madrugada cuando hay que cerrar a la 1, según las restricciones dictadas por el Govern. Y en el acta de inspección de la Policía Local de Palma, firmada a las 2,10 horas, el propietario alega que no cerró «porque había una autoridad (la presidenta del Gobierno balear)».

Segundo error: las primeras declaraciones de Armengol, el viernes en Sant Lluís, incrementan el estupor y la tensión. La presidenta lamenta el incidente pero no pide excusas -dice que continuaron «hablando de trabajo» en el local de copas- y anuncia que no dimitirá, como ha solicitado el PP. Según Antoni Costa, portavoz adjunto del grupo parlamentario popular, «toma a los ciudadanos por tontos con una versión que no se cree ni ella».

Advierte Costa que «el contador para la dimisión de Armengol está en marcha».

Y el tercer error es la caza de brujas por la filtración del acta del bar, que publicó el diario «Ultima Hora». Siguiendo instrucciones del PSIB-PSOE, el Ayuntamiento de Palma y la Policía Local denuncian la filtración ante la Policía Nacional y piden que se investigue su origen. Torpedo en la línea de flotación del secreto profesional de los periodistas. Y como siempre, Marc Pons, perejil de todas las salsas y en el ojo del huracán como integrante del exclusivo núcleo duro de Armengol.

¿Y la remodelación?

Se gestiona este fin de semana. Gabriel Company ya reclamó el miércoles la reducción de la estructura del Govern. En esa misma línea se pronunciaron Josep Castells (Més per Menorca) y Patricia Guasp (Ciudadanos).

El ofrecimiento que hizo Company a Armengol para aprobar los presupuestos autonómicos del 2021 quedó sin respuesta. Una de las condiciones que puso el líder del PP balear consiste en la remodelación del Govern formado en junio de 2019 y que, como señaló Castells, no estaba pensado para afrontar la triple emegencia de la pandemia.

En el punto de mira de una crisis de Govern que afectará a Menorca, están las conselleras de Salud y Agricultura: Patricia Gómez (PSOE) y Mae de la Concha (Podemos), tan cuestionadas como erosionadas. El juez Yllanes, hoy conseller de asuntos varios, no ha entendido nada y defiende más a Armengol que algunos socialistas que, off the record, se muestran muy críticos. No será fácil cerrar una crisis de Govern con tres formaciones que han de ser aliados pero también son adversarios políticos.

Adiós a Joan Mesquida

La misma semana en la que despedimos a Pedro Comas, el periodista que –fortiter in re, suaviter in modo– dirigió «Ultima Hora», también ha fallecido Joan Mesquida.

En marzo me comunicó que le habían detectado un cáncer y que lo afrontaba sin miedo. La enfermedad doblegó su salud pero no hundió su ánimo ni sus sólidas convicciones. Definido con acierto por Nekane Domblás como «más socialdemócrata que conservador», Mesquida -que transitó del PSOE a Ciudadanos- afirmaba, en la mañana del día de Sant Joan del 2018 en Ciutadella, mientras esperaba a Joana Barceló, que «han faltado acuerdos de Estado a favor de la nación española».

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Qué pasará con el 93 por ciento de los 10 millones de euros en multas impuestas por el Consorcio de Rústico que aún no ha cobrado?

¿Cuántos hoteles y complejos turísticos de Menorca se han puesto a la venta este año?

¿Por qué se suspendió la primera convocatoria para la selección del director administrativo de la Fundación de persones amb Discapacitat?

¿Aceptará el Gobierno pagar las obras de la carretera Maó-Alaior en tres fases con la demolición de la estructura ya construida en Rafal Rubí?

¿Eliminará la línea continua en la calzada los giros a la izquierda en este cruce?

El director que siempre estaba de guardia

octubre 22nd, 2020

En julio de 1999, en aquellos tiempos heroicos de «La Veu de Menorca», Miquel Serra y Pedro Comas vinieron para sentar las bases de «Ultima Hora Menorca».

El abogado y periodista Josep Melià, que había sido secretario de Estado para la Información con Adolfo Suárez, había persuadido al presidente-editor del Grup Serra, Pere A. Serra, que se daban las condiciones para llevar a cabo, por segunda vez, un proyecto periodístico en Menorca. Desde el primer momento, Comas impulsó, orientó y apoyó aquella iniciativa editorial. El 15 de enero de 2000 arrancaba, con un acto en Cala Galdana, la publicación de la edición menorquina de «Ultima Hora».

Aquella iniciativa concluyó en septiembre de 2013, trece años después y 4.986 portadas, con la integración de los dos rotativos insulares que dio paso a la nueva etapa de MENORCA «Es Diari».

Pere A. Serra me nombró redactor jefe y responsable editorial, con Pedro Comas como director de la cabecera. Culto, mesurado, con una inquietud periodística excepcional, respetó nuestros criterios menorquines y nos dejó trabajar con libertad en una redacción formada por profesionales locales.

Comas ejercía la dirección con una triple exigencia: rigor, sensatez y contraste de las informaciones para garantizar la solvencia y el prestigio de cada publicación. En los momentos de tensión transmitía serenidad. Y como explica Joan Martorell, cuando las cosas no salían como se esperaba, no abroncaba, razonaba, siempre con elegancia.

Pedro Comas era el último en abandonar la redacción. Repasaba a conciencia cada página y, siempre al quite, incorporaba noticias a medida que avanzaba la noche. Cuando «Ultima Hora Menorca» se imprimía en Palma recuerdo una llamada de este hombre bueno y periodista excepcional, a las dos de la madrugada, para confirmar un dato de la portada. «Ahora podemos imprimir», respondió el director que siempre estaba de guardia.