¿Quién controla al que debe tutelar?

febrero 20th, 2020

Pablo Iglesias es el autor de la frase «todos desean que se depuren responsabilidades y que caiga quien tenga que caer» por los casos de explotación sexual de menores tuleadas en Mallorca.

Un feo y preocupante asunto que ha acabado salpicando a Menorca, porque el gobierno del Consell ha tenido que admitir que hay menores tuteladas por la institución insular que aparecen en las investigaciones de la Policía por explotación sexual. El vicepresidente segundo del Gobierno de Pedro Sánchez y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 pasó ayer, en el Congreso de los Diputados, al ser interpelado por la diputada del PP Marga Prohens, del rotundo «caiga quien caiga» al «ustedes se descojonan en la Cámara».

Ni una palabra de apoyo a la comisión de investigación que han rechazado sistemáticamente los partidos de izquierda tanto en el Consell de Mallorca como en el Parlament. Una comisión que debía llegar al fondo de lo sucedido y depurar las responsabilidades por los 16 casos de explotación sexual de menores bajo la tutela del Institut Mallorquí d’Afers Socials, una institución con la que el Consell de Mallorca gestiona la protección de menores.

Porque las víctimas son los menores, que deben ser protegidos en todos los ámbitos. Menores cuya tutela ya no corresponde a los padres porque ha sido asumida por las administraciones. Si los progenitores fallan y son los consells insulares quienes, en ejercicio de la competencia de menores, ejercen la tutela, han de vigilar y actuar para que no sufran abusos sexuales. Pero, ¿quién controla a las instituciones que tienen asignada la tutela de estos menores? Hasta aquí habíamos llegado, cuando resonó el «caiga quien caiga» de Pablo Iglesias, que ayer quedó en nada. En el colmo de la desfachatez dirigió el tiro contra la Iglesia católica para ocultar que la mayoría de abusos se cometen en el entorno familiar, clubes deportivos y el ámbito docente.

No es la fiabilidad, es la ruta más corta

febrero 16th, 2020

Ya lo explicó, con claridad y contundencia, el presidente de Balearia, Adolfo Utor, en el encuentro que mantuvo con el Cercle d Economia de Menorca en mayo de 2019: en el transporte marítimo la mejor ruta es aquella que une los puertos más próximos.

Utor empezó a operar con Menorca en enero de 1993 -han transcurrido 27 años- cuando decidió cubrir el trayecto Alcúdia-Ciutadella con el ferri «Rolón Plata», tras abandonar Trasmediterránea esta conexión interinsular. El presidente de Baleària, que con un patrimonio de 300 millones de euros se incorporó el año pasado a la lista Forbes de los más ricos de España, apostó desde el primer momento por realizar desde Ciutadella las conexiones marítimas de Menorca. El motivo: la menor distancia en relación al puerto de Maó, lo que permite una sustancial rebaja en los costes de combustible y de tripulación, así como acortar los tiempos de navegación.

PEDRO MASSA EN MENORCA, LLORENÇ CARRETERO EN MALLORCA. El exalcalde de Sant Lluís, Llorenç Carretero, arropó a Jaume Font en Palma el día que anunció su voluntad de dimitir. El presidente insular del PI, Pedro Massa, quedó en Menorca

Y esta es la mayor ventaja, léase fiabilidad, que presenta el puerto de Son Blanc, cuya ubicación decidió el ingeniero Joaquín Coello, expresidente del Puerto de Barcelona, en un escenario de urgencia motivado por la rissaga del 2006. El diseño inicial -un dique exterior de 340 metros- fue ampliado gracias a la visión de futuro y la perseverancia de Utor, convencido de las ventajas que garantiza Ciutadella por su cercanía a Mallorca y la península.

Con una longitud de 674 metros, el dique de Son Blanc entró en funcionamiento en mayo de 2011. Es una lámina de agua abrigada en torno a una infraestructura portuaria, gestionada por el Govern a través de Ports de les Illes Balears, que el año pasado tuvo un tráfico de 476.287 pasajeros, mientras que en Maó fue de 141.218.

Durante el 2020 Son Blanc apunta a superar, por primera vez, los 500.000 usuarios, lo que implica la consolidación de una zona logística que, en 2006, no habían previsto ni el Plan Territorial Insular ni el Plan General de Ordenación Urbana de Ciutadella.

Nueve años después, el puerto de Son Blanc es el que registra mayor actividad, en número de pasajeros y carga rodada de todos los que gestiona la Comunidad Autónoma bajo la dirección política del conseller Marc Pons y la ejecución a cargo de Xavier Ramis.

Font, «de momento»

Jaume Font (Sa Pobla, 1961) inició su carrera política en 1983, cuando fue elegido concejal de su población natal por Convergència Poblera. Durante estos 37 años ha sido, con el PP, alcalde de Sa Pobla, senador por Mallorca y conseller de Medio Ambiente del Govern.

En febrero de 2011 Font formalizó su baja en el PP y renunció al acta de diputado en el Parlament. Poco después presentó la Lliga Regionalista de Balears que integró, en 2012, en El Pi-Proposta per les Illes junto a Convergència per les Illes -presidida por Josep Melià, que había reunido los restos de la desaparecida Unió Mallorquina-, Unió Menorquina y Es Nou Partit d Eivissa.

Esta semana Jaume Font ha dado un portazo que ha sumido al PI en estado de shock al anunciar su voluntad de dimitir como presidente del partido que creó hace nueve años con Melià y Antoni Pastor, padre fundador apartado de la política. El vehemente exalcalde de Sa Pobla dice que renunciará también al escaño de diputado autonómico cuando formalice su baja como presidente del PI. ¿Cuándo? Nadie lo sabe. «De momento», solo la voluntad.

De Ripoll a Pedro Massa

Con Jaume Font caben todas las opciones. Su gran tozudez y su inmensa vocación política le pueden llevar a seguir presidiendo el PI y que quienes se marchen sean Josep Melià y la alcaldesa de Porreres, Francisca Mora, que lideran el sector nacionalista del partido.

En el PI-Menorca, que no logró cosechar ningún conseller ni parlamentario autonómico en las elecciones de mayo pasado, aguardan movimientos, que los habrá. En un primer momento el vicepresidente menorquín del PI fue Félix Ripoll, exconcejal del Ayuntamiento de Es Mercadal.

Tras la etapa de Unió Menorquina, con Irene Coll, José Luis Sintes y Florencio Conde, se incorporó otro sobreviviente de la política contemporánea: el exalcalde de Sant Lluís, Llorenç Carretero.

En la rueda de prensa del miércoles, cuando Font anunció su voluntad de renunciar, Sino Carretero le acompañó en primera fila. No se desplazó a Palma Pedro Massa para arropar al presidente-que-dimite-pero-que-sigue.

Massa relevó a Lis Sintes en la presidencia del PI menorquín en noviembre de 2018. Llorenç Carretero, político de vieja escuela, ha unido su futuro al de Jaume Font.

Paisaje de asuntos varios

Los colegios concertados de Balears amenazan con una huelga si la Conselleria de Educación del Govern no cumple los acuerdos aprobados -por ejemplo, la equiparación salarial con los colegios públicos- el IB-Salut intenta paliar la falta de médicos permitiéndoles trabajar hasta los 70 años el exvicepresidente del Govern y exlíder de Més per Mallorca, Biel Barceló, es fichado como jefe de departamento por la Comisión Balear de Medio Ambiente que preside Antoni Alorda -relevó al menorquín Ramon Orfila- y la exalcaldesa de Palma Aina Calvo es nombrada por Pedro Sánchez delegada del Gobierno en Balears. No era la opción de Francina Armengol. Ahora se debate la continuidad de Isabel López Manchón en Menorca.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Lograrán ponerse de acuerdo el promotor del parque fotovoltaico de Son Salomó, el Consell y la Martí i Bella?

¿Cuándo impondrá el Consell la primera sanción por la actividad del alquiler turístico ilegal en Menorca?

¿Cobrará alguna sanción con los 28 expedientes abiertos o los promotores conseguirán que prospere la prescripción?

¿Por qué debe repetirse, por tercera vez, el trámite de información pública para la electrificación de La Trotxa?

¿Volverán a producirse los incumplimientos en el servicio de ambulancia de Maó y Ciutadella por la imprevisión de la Conselleria de Salud?

El problema del PI no es Jaume Font

febrero 13th, 2020

Jaume Font aspiró a convertirse en el Revilla de Balears, tanto dentro como fuera de las Islas, pero los resultados no le acompañaron.

Vehemente, trabajador e intuitivo, tira la toalla por segunda vez. En febrero de 2011 ya renunció a su escaño en el Parlament, como volverá a hacer ahora. Hace nueve años en desacuerdo con la deriva de José Ramon Bauzá que llevó al fracaso al PP balear.

Ahora, por las discrepancias surgidas en el seno del PI con el sector más nacionalista, encabezado por el secretario general, Josep Melià, y la vicepresidenta, Xisca Mora, alcaldesa de Porreres.

El proyecto político del PI no consiguió consolidarse en las elecciones autonómicas celebradas en mayo del año pasado, cuando repitió los mismos tres diputados obtenidos cuatro años antes, pero perdió 3.000 votos. Los tres, parlamentarios por la circunscripción de Mallorca, porque no prosperó el gran objetivo de Font, que consistía en la implantación de Proposta per les Illes en Menorca y en las Pitïuses. Aquí empezaron los problemas y reproches internos, que también tuvieron repercusión en Menorca, porque el PI quedó fuera de los gobiernos municipales de Es Castell y Sant Lluís.

Durante el anterior mandato Florencio Conde formó parte del equipo del alcalde Lluís Camps y Llorenç Carretero, del gobierno de Sant Lluís, hasta que saltó por los aires el equipo enfrentado de la alcaldesa Montse Morlà.

Toda la estrategia de negociación postelectoral, diseñada por Font, secundada por Melià y Mora, se fue al garete: el PI quedaba sin capacidad de decisión para influir en la formación del Govern.

En la oposición, que desgasta mucho, hace frío.

La situación se agravó cuando en las generales de abril del 2019 el PI no obtuvo representación, lo que motivó que no concurriera a las generales de noviembre.

Proposta per les Illes tiene un problema, que no es Jaume Font: averiguar cuál es su verdadera identidad, y definir su programa y objetivos para sobrevivir.

El laberinto de los informes y las licencias

febrero 9th, 2020

Aún resuenan, en Menorca, los ecos de aquella épica y contundente frase, atribuida al irrepetible alcalde Antonio Pons Timoner: «efectivamente, no cuenta con licencia, pero tiene permiso». Fue la respuesta -irrebatible- que habría dado a una pregunta del PSOE, desde la oposición el Ayuntamiento de Alaior, sobre unas obras en La Argentina.

Esta semana los arquitectos de Menorca han vuelto a reclamar -una vez más, y van- agilidad en la tramitación y concesión de las licencias, atascadas en un laberinto de leyes, reglamentos y normas sometidas a múltiples interpretaciones. Para complicarlo aún más, se modifican, corrigen y subsanan en un bucle constante e interminable, que desborda la capacidad de la comprensión humana.

LA CASITA PROTEGIDA Y APUNTALADA. En los terrenos adquiridos por el Grupo Juaneda para construir la nueva Clínica Menorca se ubica esta casita protegida y catalogada, pero tan deteriorada que ha sido apuntalada. Foto: JOSEP BAGUR GOMILA

A la espera de informes

El calendario del Grupo Juaneda para construir la nueva Clínica Menorca en el Camí de sa Caleta de Ciutadella se está incumpliendo «porque faltan informes». Estamos hablando de una inversión de quince millones de euros que se retrasa por la responsabilidad exigible a las administraciones y los funcionarios implicados, con unos plazos que se dilatan.

En julio pasado, previsores y para evitar problemas, los responsables del Grupo Juaneda mantuvieron encuentros con el Ayuntamiento de Ciutadella y la Conselleria de Salud «para aclarar dudas». El gerente, José Luis Bosch, declaró: «queremos estar seguros de que cuando todo esté correcto y así no se demore la licencia». El proyecto tuvo entrada en julio en las oficinas municipales. Bosch confió de buena fe en el acuerdo aprobado por el pleno del Ayuntamiento de Ciutadella que acordó priorizar este proyecto y conceder la licencia de obras antes de diciembre, fecha marcada para iniciar las obras del nuevo centro sanitario.

La fase gaseosa

Siete meses después no han empezado las obras porque aún no se ha aprobado la licencia. Los técnicos municipales detectaron deficiencias que, transcurridas varias semanas, comunicaron al Grupo Juaneda, por lo que nos hallamos en la gaseosa fase de subsanación.

Un trámite de duración indeterminada durante el que los funcionarios pueden descubrir otras deficiencias. Al mismo tiempo, en el Ayuntamiento aguardan la autorización definitiva del Govern. La Conselleria de Salud debe remitir el informe favorable de la dirección general de Salud, Formación y Acreditación, pero -atención, no se hagan ilusiones- este dictamen precisa de otros tres informes favorables sobre la dispensación farmacéutica; el de sanidad ambiental, que corresponde a la dirección general de Salud Pública, ahora en fase de trámite; y el que debe emitir el área de Seguridad Alimentaria, hoy pendiente.

Una vez se hayan redactado todos los informes parciales, la Conselleria que dirige Patricia Gómez haya emitido el definitivo con la autorización, y en el Ayuntamiento no detecten más deficiencias a subsanar… entonces el Grupo Juaneda obtendrá la licencia que le permitirá empezar las obras. O no, porque en los terrenos donde ha de construirse la nueva clínica, sigue en pie una antigua casita de veraneo, tan deteriorada que ha sido apuntalada, pero con el grave inconveniente de estar protegida y haber sido incluida y catalogada como edificación con valores patrimoniales, históricos y artísticos.

Retraso crónico

El retraso crónico en la tramitación y concesión de las licencias de obras un problema que se registra desde hace años en los ocho municipios de la Isla.

Ni el silencio administrativo ni el procedimiento de la declaración responsable han agilizado los trámites y reducido los plazos para obtener las autorizaciones. La situación se complica cuando intervienen otras administraciones. O sea, cuando los técnicos municipales recaban informes y dictámenes de otros organismos, lo que dilata los plazos. O cuando se entra en la maraña de las subsanaciones y la famosa, por temida, petición: «aporte Vd. nueva documentación». Un embrollo interminable que acaba con la paciencia de promotores, arquitectos, aparejadores e ingenieros.

Aportemos la reforma del Plan Especial del Casco Antiguo de Ciutadella, cuya aprobación se demoró meses, y cuyo último informe fue emitido por el Institut Balear de la Dona.

Malestar y frustración

La mesa redonda organizada por los arquitectos de Menorca ha evidenciado el enorme malestar y la frustración que generan los retrasos en la concesión de las licencias. Una exigencia que las administraciones no se aplican a sí mismas al ejecutar obras o utilizar espacios públicos (léase Can Saura) que incumplen las normativas impuestas a los ciudadanos sujetos pasivos generadores de IRPF y las empresas que pagan el Impuesto de Sociedad y cobran el IVA para Hacienda.

La torre de control

El Parlament se ha pronunciado esta semana en la misma línea del acuerdo aprobado el 21 de octubre por el pleno del Consell: exigir a AENA una nueva torre de control en lugar de instalar un equipo virtual. Al día siguiente, Consell y Govern aceptan la torre virtual, pero la Unión Sindical de Controladores Aéreos advierte que hoy no existe en el mundo un aeropuerto con las características de Menorca que funcione exclusivamente con una torre remota.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿En qué fecha fue redactado el dictamen del Consell que estima el recurso de la Martí i Bella sobre la declaración de Punta Nati como BIC?

¿Por qué se niega a debatir el conseller Martí March la ubicación del nuevo centro integral de Formación Profesional?

¿Quedará el centro urbano de Ciutadella sin Policía Local, tal como ha denunciado CCOO?

¿Quiénes serán los menorquines galardonados este año con los premios Ramón Llull de la Comunidad Autónoma?

¿Cumplirán el Consell y el Govern los acuerdos plenarios para exigir a AENA una nueva torre física en el Aeropuerto de Menorca?

El apoyo de ‘la Caixa’ a MenorcaLab

febrero 6th, 2020

El presidente de la Fundación Bancaria «la Caixa», Isidro Fainé, tan vinculado a Menorca, afirma que «la inclusión de los colectivos vulnerables y la igualdad de oportunidades son dos objetivos clave para construir una sociedad más justa, a los que cada año contribuimos de manera decidida de la mano de las entidades sociales».

Durante el 2019 la Obra Social de «la Caixa» destinó 17,3 millones de euros a 736 proyectos con más de 268.000 beneficiarios. Las actuaciones realizadas implicaron la participación de 10.591 voluntarios y la contratación de 7.774 profesionales. En el conjunto de Balears dedicó más de 255.000 euros a once proyectos y programas sociales.

Dirigimos la mirada a Menorca, donde «la Caixa» financia una planta piloto de producción agroalimentaria, MenorcaLab, que al mismo tiempo posibilita la resinserción laboral de sus empleados, mediante un convenio de Caritas Diocesana de Menorca -única entidad de inserción laboral en la Isla- con Instituciones Penitenciarias.

Es un innovador proyecto de bioeconomía para dar respuesta, con producto local de calidad, al desfase temporal entre demanda y producción como consecuencia de los ciclos naturales. Esta iniciativa menorquina consiste en que Sa Cooperativa del Camp de Menorca atienda la demanda de la hostelería, con el apoyo de la Asociación Hotelera de Menorca (Ashome) y CAEB mediante el suministro de verduras, frutas y hortalizas a los establecimientos hoteleros. Los productos cosechados son procesados primero en MenorcaLab, y almacenados y distribuidos después a través de Sa Cooperativa del Camp.

La Obra Social «la Caixa» aporta 24.000 euros a este proyecto social de Menorca, en clave de colaboración entre el sector primario y el de servicios, que cuenta con 54 beneficiarios directos.

Isidro Fainé, que conoce personalmente este programa, preguntará en agosto por los resultados alcanzados.

En el año V de la era de los puentes

febrero 2nd, 2020

Al grano. ¿Habría creado el Govern esta nueva dirección general de Drets i Diversitat si Pau Morlà hubiera revalidado el escaño en el Congreso de los Diputados? Si tantas funciones desempeñará el nuevo departamento, ¿por qué no se aprobó al inicio de la legislatura, hace seis meses?

Prosigamos: ¿aparecerá otra nueva dirección general para colocar a Carme García Querol al no haber ratificado el acta de senadora por Menorca para el PSOE? Y lo más relevante, ¿creará también el Govern del Pacte una direcció general de Deures i Obligacions?

EN EL TRIPARTITO SIGUEN DELIBERANDO. PSOE, Més per Menorca y Unidas-Podemos se reunieron el 15 de diciembre de 2018 para valorar las consecuencias del derribo de los puentes. Aún prosiguen las valoraciones. Foto: JAVIER COLL

La semana transcurre muy rápida. El presidente de Red Eléctrica de España, Jordi Sevilla, dimite por sus discrepancias con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. En esta sección ya leyó que Mariano Bacigalupo, marido de la ministra Ribera, es el candidato del PSOE para relevar al presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, a pesar de rozar el conflicto de intereses por la regulación del sector energético. De confirmarse el nombramiento de Bacigalupo, hoy consejero de la CNMV, el matrimonio Ribera-Bacigalupo controlaría el estratégico negocio de la energía en España.

El padre de Mariano y suegro de la vicepresidenta cuarta del Gobierno Sánchez-Iglesias es Enrique Bacigalupo, abogado de Messi y magistrado de la sala segunda de lo Penal del Tribunal Supremo durante veinte años. Ribera llamó a Sevilla para influir en las decisiones de Red Eléctrica. La ministra niega las ingerencias, pero Sevilla ya ha renunciado, tras pedir en vano a Nadia Calviño y a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que frenase las ansias controladoras de la todopoderosa Ribera.

Todo ello con Menorca como contrapunto, porque es en Cala Morell donde veranean, hace años, los Bacigalupo-Ribera.

Comparecencia frustrada

Se va el exministro Sevilla sin haber acudido a la Comisión de Economía del Parlament, cuya comparecencia reclamó para explicar las actuaciones de Red Eléctrica, preventivas y ejecutivas, por el gran apagón de octubre de 2018. Aún hoy 38.000 usuarios menorquines siguen esperando explicaciones. Ahora mismo desconocemos si Sevilla quería comparecer en el Parlament y la ministra de Transición Ecológica se lo prohibió.

También ha sido esta ministra -a pesar de saber lo que es una isla, al tener casa en Menorca- quien plantea la imposición de una ‘tasa ecológica’ a quienes tengan la ocurrencia de viajar en avión. Según Ribera, quienes se desplazan en avión son «los que tienen más recursos o son billetes sufragados por la empresa». En una palabra, somos ricos los residentes en Menorca al subir al avión por motivos de salud, estudios, empresa o asuntos familiares. La ministra rectifica tras escuchar que «viajar en avión no es un capricho, sino una necesidad para los isleños».

Comisión de insularidad

El proyecto de Vicenç Vidal (Més per Mallorca) para crear en el Senado una comisión sobre los problemas de la insularidad fue vetado por el PSOE. Al día siguiente los senadores socialistas presentaron la misma propuesta. Al mismo tiempo, la Conselleria de Educación, que se niega a consensuar con la comunidad educativa de Menorca la ubicación del nuevo centro integrado de Formación profesional, opta por retirar el decreto sobre acreditación del catalán para los docentes.

El Gobierno de Pedro Sánchez se niega a devolver los 78 millones por el IVA de 2017 que adeuda a Balears. El Govern dice que si falla la vía política acudirán a los tribunales. También anuncia recurso judicial, aunque propugna la vía política, el conseller de Medio Ambiente, Miquel Mir, por el sobrecoste de 46,3 millones de euros de las desaladoras de Ciutadella y Santa Eulàlia (Eivissa). Y más de 200 plazas ofertadas por la Conselleria de Salud -pediatras, médicos de familia y anestesistas- han quedado desiertas. Todo esto ocurre en el año quinto de la era menorquina de los puentes, cuando persisten todas las dudas sobre si algún día serán demolidos o terminados.

Libro escrito en Menorca

Doctor en Ciencias Empresariales y en Derecho, José Mª Gay de Liébana, ha declarado esta semana en Castellón que «una ley no puede regular el salario mínimo, debe hacerlo el mercado». El martes presenta en Madrid, en la sede del Consejo General de Economistas, su último libro, que se titula «Revolución tecnológica y nueva economía», con un subtítulo rotundo y clarificador sobre la obra: «Todos los secretos contables de Apple, Google, Facebook y Amazon al descubierto».

Este nuevo libro de Gay de Liébana, profesor de Economía Financiera en la Universidad de Barcelona, empieza en Menorca, que define «la Isla que navega por el Mediterráneo». Nos desvela que «Menorca fue el refugio donde este verano, luchando con el enemigo [léase un bache de salud que afrontó y superó], lo rematé y allí llegaron horas de inspiración. En la bahía de Binisafúa empiezan las disquisiciones».

Añade el académico y comentarista amigo: «hora crepuscular, algún rincón de la costa sur de Menorca», evocando los atardeceres menorquines que le inspiran y le enriquecen. Tendremos la oportunidad de organizar un acto para presentar en Menorca, en coloquio ameno, este nuevo libro que nos explica la disrupción.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿A cuánto ascendería la indemnización por la rescisión del contrato para la redacción del proyecto en el
tramo Maó-Alaior?

¿Se reunirá el conseller Martí March con los directores de los institutos de Menorca para consensuar el mapa de FP?

¿Participará el sector privado en la gestión de las visitas a la Cova de s’Aigua de Ciutadella?

¿Aceptará comparecer el nuevo presidente de Red Eléctrica ante el Parlament por el gran apagón que sufrió Menorca?

¿Logrará el Colegio de Arquitectos que los ayuntamientos y el Consell agilicen la tramitación y aprobación de las licencias de obras?

El ‘SOS’ del sector agrario

enero 30th, 2020

La inauguración de la feria Agroexpo, ayer en Don Benito (Badajoz) se vio alterada por la protesta de miles de personas que reclamaron precios justos en el campo. La concentración fue convocada por las organizaciones agrarias, en el marco de las movilizaciones que Asaja, UPA y COAG han organizado en once autonomías para denunciar las falta de rentabilidad del sector agrario. Con el lema «En defensa del futuro» manifiestan el «hartazgo ante los ataques que está recibiendo la actividad agrícola-ganadera», los bajos precios, el incremento de los costes con la subida del Salario Mínimo Interprofesional, las restricciones comerciales del brexit y los nuevos aranceles de Estados Unidos.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara (PSOE), quiere exponer a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz (Unidas Podemos) el «impacto» y las «consecuencias» del subida del Salario Mínimo en los datos de empleo del sector agrario.

Y la ministra de Pedro Sánchez designada por Pablo Iglesias se muestra sorprendida por la petición de Fernández Vara.

El angustioso «¡basta ya!» de los agricultores y ganaderos coincide con el informe «SOS. La agricultura de Balears en peligro de extinción» que en 2012 redactó el entonces conseller de Agricultura, Gabriel Company, que fue utilizado por la hoy consellera Mae de la Concha cuando era diputada en el Congreso para reclamar compensaciones por los sobrecostes de la insularidad del sector primario de Balears El PSOE se abstuvo en 2018. El incesante cierre y abandono de explotaciones, que sufrimos también en Menorca, es motivado, según Ignacio Huertas (UPA) por los «precios de miseria, de hace veinte años, con costes de producción europeos, lo que ha provocado la pérdida del 8,2 por ciento de la rentada agraria en 2019». El campo no logrará sobrevivir cuando el consumidor paga por un melocotón más de lo que el agricultor cobra por un kilo.

Alaior ‘vende’ Menorca en Fitur

enero 26th, 2020

El gobierno municipal de Alaior reabre con el alcalde José Luis Benejam el debate sobre la participación de Menorca en la Feria Internacional de Turismo (Fitur).

Alaior nos sorprende a todos al presentar en Madrid la oferta y productos de su municipio, con la colaboración de treinta empresas locales que colaboran y apoyan una iniciativa con repercusión para toda Menorca, porque lleva nombre y apellidos: «Alaior (isla de Menorca)».

ALAIOR MARCA PERFIL PROPIO EN MADRID. El gobierno municial de Alaior, encabezado por el alcalde José Luis Benejam, ha dado esta semana la campanada al participar con un estand propio en Fitur que promociona a toda Menorca.

El denominado efecto Benejam se ha notado en Madrid, con los sones del toc de fabiol a cargo del fabioler Lito Vinent, caras famosas del espectáculo y la farándula, la promoción de productos elaborados por las empresas de Alaior y la degustación de quesos y vinos menorquines. Todo ello ante la mirada, entre desconcertada y resignada, de Susana Mora, presidenta del Consell y sucesora de Maite Salord en la Conselleria de Turismo.

Ha sido un toque de atención detrás del que se nota la mano de la exalcaldesa Misericordia Sugrañes, hoy consellera-portavoz del PP en el Consell menorquín. La Asociación Hotelera de Menorca «entiende» la iniciativa de Alaior y propugna el desmarque de la Isla -tal como reclaman las asociaciones profesionales menorquinas desde hace años- para participar en Fitur con un espacio propio y diferenciado del resto de Balears. Susana Mora pide al sector que aporte dinero si quiere estand propio en Fitur. ¿Qué aporta el sector de Eivissa?

2021: ¿Alaior o Menorca?

Lo que este año Alaior planteó como una primera experiencia tendrá continuidad porque el alcalde Benejam afirma que el 2021 Lô repetirá «con un estand mejor, con más espacio, porque hemos visto que se nos ha quedado pequeño».

Pero no nos quedemos en la anécdota de los famosos que acudieron al estand de Alaior-Menorca, como París-Francia. La cuestión de fondo es otra: ¿volverá a acudir Alaior o debe ser Menorca quien concurra con una oferta claramente diferenciada de Mallorca e Eivissa?

El gobierno municipal de Alaior ha demostrado que es posible situar e identificar nuestra Isla en el mapa de la feria Fitur, una gran babel donde es difícil abrir hueco y darse a conocer.

José Luis Benejam está dispuesto a renunciar para que, por primera vez, Menorca se emancipe. El destino Balears no existe, porque cada isla es un producto, un oferta, con sus características y perfil propio.

Lo saben los mayoristas, los empresarios del sector, las agencias de viajes y deberían saberlo las instituciones. Se promociona y se vende Mallorca, Menorca, Eivissa y Formentera. Reivindiquemos, por tanto, este espacio propio, estamos hablando de una superficie de 150 metros cuadrados menorquines en el conjunto del estand de 480 metros que contratará el Govern para Balears en la feria de Madrid 2021.

Corresponde al Consell liderar esta actuación y extender al conjunto de la Isla lo que este año ha hecho, con mucha dignidad y esfuerzo, un solo municipio. Alaior ha dado ejemplo. Ahora hay que ponerlo sobre la mesa y debatirlo en la Fundació Foment del Turisme de Menorca. Es la asignatura pendiente.

Incertidumbres

«Vamos a ver cómo irá la temporada en Menorca tras sondear a los turoperadores», plantea desde Madrid un discreto y experimentado empresario hotelero menorquín. Califica de normal las incertidumbres en Fitur «porque los que estaban con Thomas Cook se han lanzado a captar mercado con ofertas que incluyen bajadas del 25 por ciento y en algunos casos del 30. Ya se veía venir».

Pero, añade: «Los hoteles que ofrecen producto diferenciados no sufrirán tanto, en cambio los establecimientos standard tendrán dificultades porque el negocio se va a repartir más».

-¿Y la sostenibilidad?

-Cuando un mensaje se repite a cada momento y en todos los discursos, además de cansar, pierde credibilidad y eficacia. Excesiva reiteración, desde el congreso de Exceltur a todas las intervenciones en Fitur.

-¿O sea, de Menorca sostenible a Balears sostenibles?

-Es lo que persiguen mallorquines e ibicencos, con lo que Menorca sale perdiendo, porque es la única isla de Balears reconocida como Reserva de Biosfera. Ahora Mallorca y Eivissa pretenden aprovecharse. La mayoría de los hoteles menorquines ya tienen protocolos de sostenibilidad, en las empresas de Menorca existe sensibilidad y aplicamos medidas. Los mayoristas también deberían practicar la sostenibilidad.

«Aire fresco» en Fitur

-¿Y la participación de Alaior con estand propio?

-Han sido valientes, porque ha aportado aire fresco y han dado un toque de atención al Consell. Se centran en Alaior pero benefician a toda Menorca.

-¿Esperan alguna reacción en la plaza de la Biosfera de Maó?

-Corresponde al Consell mover pieza. La presidenta es la consellera de Turismo y lo ha vivido. Susana Mora debe luchar para que en el próximo estand de Balears Menorca tenga una zona exclusiva.

-¿Luchar?

-Claro, plantar cara al Govern de Armengol, que a través de la Agència d Estratègia Turística de Balears retiene el 30 por ciento de la transferencia de promoción para ferias.

-¿Vais a colaborar?

-Si los recursos se destinan a promoción turística en lugar de otras conselleries, seguro que los hoteleros de Menorca aportaremos y colaboraremos.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Aplicarán en Menorca el criterio del Consell de Mallorca, que asume los costes del servicio de bomberos en los municipios de menos de 20.000 habitantes?

¿Por qué se niega a comparecer en el Parlament la consellera de Salud, Patricia Gómez, para dar explicaciones sobre el avión ambulancia?

¿Quién asumirá la coordinación científica del IME al concluir Fina Salord su etapa laboral?

¿Desde cuándo sabe Carla Gener que relevará a la segunda teniente de alcaldía Fátima Anglada en Ciutadella?

¿De 1 a 10, cuál era la temperatura de la relación política de Fátima Anglada y Sergi Servera en Ciutadella?

La prioridad: aprobar los presupuestos

enero 23rd, 2020

Pedro Sánchez propugna en TVE «devolver a la política una crisis y un conflicto que es político, porque no podemos escondernos en los tribunales». Añade que «ha habido un dejación de funciones y un fracaso por parte de la política». El gran prestidigitador de la política española se está refiriendo al problema catalán y sostiene que «la votación que se produzca será sobre un acuerdo y no sobre la división». ¿Es posible un acuerdo que permita unir a los catalanes, a los secesionistas y a los que rechazan la independencia? Porque Sánchez responde que le gustaría que el independentismo catalán abandonara la vía unilateral al ser preguntado sobre la posible ilegalidad del referéndum unilateral que el mismo defendió.

Al pasar de las palabras a los hechos, anuncia que la reunión con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, se producirá la primera semana de febrero, pero al mismo tiempo la enmarca en una ronda con todos los presidentes autonómicos. Y ahí surge el desacuerdo: Pere Aragonés precisa que este encuentro es «para resolver un problema político, como es la independencia de Cataluña».

El vicepresidente del gobierno autonómico catalán declara que «esta no es una reunión como las otras, no es entre el presidente del Gobierno español y una comunidad autónoma que tiene problemas autonómicos, sino entre el presidente de España y el presidente de Cataluña». La prioridad de Sánchez consiste en aprobar, «antes de que termine el verano», los Presupuestos Generales del Estado, de los que depende todo, porque los ministros del PSOE y Unidas Podemos siguen gestionando las cuentas públicas elaboradas por Cristóbal Montoro que en mayo del 2018 aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy.

Para sortear los obstáculos y lograr que prosperen otros Presupuestos ha sido nombrada fiscal general la exministra Dolores Delgado y ya se prepara la reforma del Código Penal con la rebaja de las penas por sedición.

El 2020 arranca con cambios y relevos

enero 19th, 2020

Empieza el año político, en Menorca después de la festividad de Sant Antoni, y en Mallorca después de Sant Sebastià, con cambios y relevos. El pleno del Consell se reúne mañana con carácter extraordinario para la toma en consideración de la renuncia presentada el 9 de enero por Àngela Gomila Triay, a quien correspondía relevar al conseller de Ciudadanos, José Negrete, tras anunciar su dimisión en el pleno del 16 de diciembre y pedir perdón a los votantes por su renuncia, sólo seis meses después de haber sido elegido.

La segunda teniente de alcaldía del Ayuntamiento de Ciutadella, Fátima Anglada, de Unidas Podemos, formalizará su renuncia tras haber participado con el penó de Sant Antoni en la Processó des Tres Tocs. Foto: JOSEP BAGUR GOMILA

José Felipe Negrete Caballero (Jaén, 1966), que había sido concejal de UPCM en el Ayuntamiento de Ciutadella del 2017 al 2019, encabezó la candidatura del partido naranja al Consell en las elecciones celebradas en mayo. Debía ser sustituido por Àngela Gomila, que también procede de UPCM. Finalmente será relevado por Eugenio Ayuso, número tres de la candidatura al Consell, vinculado a Ciudadanos desde 2014. Es funcionario del Ayuntamiento de Maó, donde desempeña la dirección de proyectos de empleo y formación. Tan entusiasmado e ilusionado está el conseller in pectore que ya posó con la actual corporación insular en el pleno de Sant Antoni.

En las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2019 el partido -liderado por Albert Rivera hasta su dimisión al perder 46 diputados el 10 de noviembre- obtuvo en Menorca cinco concejales, un conseller (Negrete) y un diputado autonómico: Jesús Méndez Baiges, hiperactivo, incombustible, insumergible, que combina la actividad parlamentaria con la cosecha del azafrán.

Con la renuncia de Negrete, son ya cuatro de los siete cargos electos que han presentado su renuncia. Antes lo hicieron el concejal de Cs en Maó -con gran alivio para su esposa, la directora insular de la Administración del Estado, Isabel López Manchón-, el médico traumatólogo Ricard Terré, que encabezó la candidatura municipal; y los ediles del Ayuntamiento de Ciutadella Anna Pons Capella y Joan Triay, que habían ocupado el primer y segundo puesto en la lista naranja. En el caso de Triay Lluch, por motivos de salud y después de una intensa y esforzada trayectoria de doce años en la política municipal.

Fàtima Anglada renuncia

Tras haber sido uno de los tres concejales de Ciutadella que participó el viernes montada a caballo en la Processó des Tres Tocs, presentará su renuncia la concejal de Unidas Podemos Fàtima Anglada Ametller, segunda teniente de alcaldía del gobierno que preside la alcaldesa Joana Gomila. Fàtima Anglada, responsable de «Serveis d’atenció a la ciutadania, Servei de mobilitat i Servei d’igualtat i cooperació», se vio muy salpicada por la concesión de una ayuda aprobada desde el departamento de Igualdad del Ayuntamiento Ciutadella a la asociación Alterversió. Coincidieron en la misma persona de la concejal de Unidas Podemos la responsabilidad política de esta área y la secretaría de la asociación que recibió 2.000 euros de las arcas municipales.

El asunto, que fue destapado desde la oposición por el grupo municipal del PP -en una acción conjunta de Antoni Juaneda y Juana Mª Pons Torres- fue abordado por el ‘equipo de apoyo’ al grupo municipal de Unidas-Podemos de Ciutadella, que coordina el exconcejal Sebastià Servera. La concejal cuestionada por UP dijo que Alterversió, por su vinculación con el servicio de Igualdad, de donde procede la subvención, renunciaría a la misma.

Pero no ha sido suficiente, y la decisión, que ya ha sido adoptada, pasa por la dimisión de Fàtima Anglada y su relevo en la corporación. Según el orden de la candidatura registrada ante la Junta Electoral, le corresponde a Carla Gener Marquès. En los pròximos días se sabrá si acepta o, como en Ciudadanos al Consell, corre la lista hacia otro integrante.

Bacigalupo, a la CNMC

La pareja gubernamental de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros, que forman el vicepresidente segundo Pablo Iglesias y su pareja, Irene Montero, tendrá en breve su eco con la designación de Mariano Bacigalupo Sagesse, marido de la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, como nuevo presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Bacigalupo, argentino de 51 años, es el elegido a propuesta del PSOE para relevar al actual presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, a pesar de rozar el conflicto de intereses, dado que uno de los grandes sectores que regula esta poderosa comisión es la energía, ámbito clave de la vicepresidenta Ribera. El matrimonio Bacigalupo-Ribera adquirió, hace años, casa en Menorca, Isla a la que acuden con frecuencia para practicar una de sus actividades favoritas: pasar desapercibidos.

También hallamos en el Govern del Pacte una de las parejas del PSIB-PSOE con más peso e influencia política: la consellera de Salud, Patrícia Gómez, y su marido, Juli Fuster, que al llegar a casa pueden seguir despachando y gestionando temas relacionados con la sanidad pública balear.

Bel Oliver, incertidumbre

Balears no ha conseguido un puesto en el nuevo Consejo de Ministros. Ahora todas las miradas se dirigen hacia las Secretarías de Estado y las direcciones generales. ¿Será ratificada la mallorquina Bel Oliver por la ministra Reyes Maroto?

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Qué nombre menorquín han puesto sobre la mesa Marc Pons y Susana Mora para su un cargo de segundo nivel en el nuevo Gobierno central?

¿Cuándo funcionará con eficacia y sin incidencias el avión ambulancia, que en un mes no ha estado operativo 24 días?

¿Por qué Balears registra la caída más acusada de la confianza empresarial y arranca el año con malas perspectivas?

¿Cuándo resolverá el Consell las ayudas a 68 ancianos y discapacitados, al asignar el 2019 sólo 80.000 de los 200.000 euros presupuestados?

¿Cuál es el futuro del complejo Sa Tanca de Sant Lluís, cada vez más deteriorado?