Licencias de obras: la historia interminable

octubre 17th, 2019

El retraso crónico en la tramitación y concesión de las licencias de obras, que ayer abordó el Ayuntamiento de Maó, es un problema que se registra desde hace años en los ocho municipios de la Isla.

Ni el silencio administrativo ni el procedimiento de la declaración responsable para las obras de reforma y menores han conseguido agilizar los trámites administrativos y reducir los plazos para obtener las preceptivas autorizaciones. La delegación menorquina del Colegio de Arquitectos llevó a cabo una consultado entre sus profesionales para recabar datos sobre unas demoras que acaben teniendo un relevante impacto sobre la actividad del sector de la construcción y los instaladores implicados.

La situación se complica extraordinariamente cuando intervienen otras administraciones. O sea, cuando los técnicos municipales han de recabar informes y dictámenes de otros organismos, lo que acaba dilatando todos los plazos. O cuando se entra en el laberinto de las subsanaciones de deficiencias y la famosa, por temida, petición: «aporte Vd. nueva documentación». Un embrollo que acaba con la paciencia de promotores, arquitectos, aparejadores e ingenieros.

Los directamente afectados por las dilaciones prefieren no dar la cara para no significarse y evitar ser identificados. Utilizan la llamada a la Redacción para exponer que «espero una licencia desde hace meses y no sé cuando me darán una respuesta». En las asociaciones profesionales menorquinas ya se da por descontada la demora en la concesión de las licencias municipales de obras como hecho cierto y fehaciente, pero optan por no insistir.

Y en los ayuntamientos, los sucesivos equipos de gobierno responden que el ritmo es el «habitual» y airean estadísticas (?) sobre los retrasos de quienes les han precedido en el cargo. Lo que no es ni consuelo ni excusa.

Las licencias de obras -que motivan elevadas sanciones cuando no se han obtenido- exigen más agilidad y más eficacia.

UPCM resurge gracias a Jesús Méndez

octubre 13th, 2019

El voraz incendio político que ha provocado el aún secretario de Organización de Ciudadanos en Menorca y diputado autonómico Jesús Méndez Baiges amenaza con arrasar al partido de Albert Rivera en la Isla al haber soliviantado y puesto en pie de guerra a la todopoderosa agrupación de Ciutadella.

Desde Poniente denuncian la «quiebra del equilibrio insular» por la designación unilateral de los candidatos para el 10-N, impuesta por Méndez sin encomendarse a nadie, sin consultas ni consensos. Los digito-nombrados fueron Jorge de Diego, concejal de Sant Lluís, para el Senado; y Blanca López, también de Sant Lluís, al Congreso, que releva a Miguel Bueno del Amo, hoy desaparecido de Ciudadanos-Menorca, al igual que Manel Bonmatí y el doctor Ricardo Terré.

DE MAYO A OCTUBRE DE 2019. En política, seis meses son una eternidad, y más cuando se concatenan las elecciones, los candidatos no repiten y se producen abandonos. Pero Jesús Méndez aún sigue como secretario de Organización de Cs-Menorca

Al conocer de Diego el enorme malestar de Ciutadella, opta por tomar las de Villadiego y origina un nuevo incendio. Ahora mismo Ciudadanos carece en Menorca de candidato al Senado, al no haber aceptado ninguno de los dos suplentes: Sara Alcina o José Manuel Morales. El endiablado sudoku-pifostio que ha montado Méndez no tiene fácil solución, porque Alcina es la tercera opción. En primer lugar se propuso a José Manuel Morales, que renunció tras alegar motivos profesionales: reside en Mallorca al ejercer como profesor en un Instituto de Secundaria de Calvià. Por ello fue desplazado a segundo suplente.

La segunda apuesta de Jesús Méndez consistió en el concejal santlluïser Jorge de Diego, que ya no está ni se le espera. Y ahora debe pronunciarse una desconocida Sara Alcina, que fue asignada a un puesto de no salida y sin experiencia en el debate político. La «opción Alcina» significa una nueva pirueta, al formar parte de la agrupación de Ciutadella.

Seísmos políticos

El movimiento sísmico en Ciudadanos-Menorca con epicentro en la calle Mallorca de Ciutadella y distintas réplicas de alta intensidad que gravitan sobre Jesús Méndez pronostica nuevos seísmos y gran intensidad telúrica.

Sobre la mesa ya se ha puesto la ruptura definitivo para recuperar la formación original, lo que significaría el resurgir de Unió des Poble de Ciutadella de Menorca, la UPCM fundada por Joan Triay, retirado de la actividad política por motivos de salud. Méndez no sabe dónde se ha metido. La consecuencia inmediata es el desmarque de Ciudadanos-Ciutadella, que al no participar en el nombramiento de los candidatos, anuncia que «actuaremos en consecuencia».

¿Qué significa? La respuesta la hallamos en el comunicado difundido el miércoles: «No sintiéndonos corresponsables ni partícipes de tales designaciones, la correspondiente campaña y sus resultados». En las próximas horas sabremos quién será -si lo hay- el candidato de Albert Rivera al Senado por Menorca.

El PI no se presenta

El Pi ya ha decido no concurrir a las elecciones del 10 de noviembre porque no tiene dinero para afrontar la campaña.

Al grano. «No tenemos recursos suficientes. El tema económico ha sido clave en la decisión», ha confesado Jaume Font, cada vez más distanciado de Josep Melià. En El Pi aún están pagando las campañas de las elecciones generales del 28 de abril y las municipales y autonómicas del 26 de mayo. Tras los malos resultados cosechados, sin haber obtenido representación en Menorca ni en Eivissa, El Pi da ahora libertad de voto a sus posibles electores.

Font ha hecho números y no le salen: «La última campaña, que hicimos mailing, fueron 220.000 euros. Aunque dejáramos de enviar mailing, seguirían siendo 60.000 o 70.000 euros». Recuerda que «los partidos que obtienen representación tienen el retorno de la subvención, pero si no entras, no lo tienes». Conclusión final: «Lo que no se puede, no se puede». Jaume Font dixit.

El pacto por el parque

El gobierno tripartito del Consell ha retirado al PP, en la oposición, el derecho a voto que tenía en el patronato de la Fundació Foment del Turisme de Menorca, lo que ha motivado la protesta de la consellera portavoz de los populares, Misericordia Sugrañes.

En cambio, gobierno insular y oposición aplican el pacto de silencio en torno al parque acuático de Biniancolla. Un acuerdo que se visualizó cuando Carlos Salgado (PP), tras reunirse con Miquel Company (PSOE), retiró las propuestas del Grupo Popular. Con discreción se ha encargado la defensa letrada del Consell ante el Tribunal Supremo a un despacho de abogados de Madrid. Naturalmente, no es el de Luciano Parejo, por aquello del asunto Cesgarden. El día 21 acaba el plazo para recurrir la sentencia dictada por la Audiencia, con Gabriel Fiol como ponente.

Silencio de los hoteleros

Quienes también optan por el silencio son los hoteleros menorquines ante los bandazos del Govern del Pacte en torno a los planes de ayudas por la quiebra de Thomas Cook, la crónica de una caída tan prevista como anunciada.

Desde la Asociación Hotelera de Menorca tenían la oportunidad de desvincularse de los hoteleros mallorquines y marcar perfil propio. Pero en Ashome también participan compañías hoteleras de Mallorca. Más allá de que el Govern anuncie, sin cobertura legal, que los hoteleros se quedarán con la recaudación de la ecotasa del verano, desde Menorca podían haber puntualizado que ni quieren cobrar la ecotasa ni, mucho menos, que se la regalen. Propugnaban un cálculo de la estimación objetiva por los meses que no han cobrado el impuesto.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Entrará en servicio, en siete días, el nuevo avión ambulancia, como anuncia Eliance, la empresa adjudicataria del transporte aéreo sanitario?

¿Quién será finalmente el candidato de Ciudadanos al Senado por Menorca, tras la renuncia de Jorge de Diego?

¿Comparecerá el presidente de Red Eléctrica Española, Jordi Sevilla, ante el Parlament para dar explicaciones por el gran apagón de octubre del 2018?

¿Qué novedades aportarán a la campaña 10-N los candidatos del PP-Menorca Jordi López Ravanals y Maite Torrent?

¿Cuándo se constituirá la nueva Asociación de Amigos del Castillo de San Felipe?

Cuando el ascensor social ya no funciona

octubre 10th, 2019

El secretario técnico de la Fundación de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada (Foessa), Raúl Flores, declaró ayer que «el ascensor social ya no funciona en España» y subrayó que «a diferencia de lo que ocurría en generaciones anteriores, hoy la exclusión social se hereda, por lo que salir de la pobreza es cada vez más difícil».

Flores participó, con el obispo de Menorca, Francesc Conesa, y el director de Caritas Diocesana de Menorca, Biel Pons, en la presentación del «Informe Foessa sobre exclusión y desarrollo social en Balears 2018».

Este documento, que radiografía la realidad social de las Islas, recoge y analiza 653 encuestas a familias de Balears, formadas por 1.543 personas. Nueve profesores de la UIB, a través de 35 indicadores, han valorado los distintos grados de exclusión social en el archipiélago. Los resultados son demoledores.

Balears es la comunidad donde más ha crecido la desigualdad desde 2013, con 243.000 personas en situación de exclusión social; la vivienda como principal factor de riesgo y 85.000 ciudadanos que viven con el temor de perderla; y la conflictividad social que ha aumentado del 5,1 al 13,6 por ciento en cinco años.

Llama la atención un dato positivo: la recuperación económica y del empleo ha permitido que 34.000 personas de Balears hayan abandonado el umbral de la exclusión. La sociedad integrada, aquella que no tiene dificultades para una vida digna, ha pasado a representar el 43 por ciento de la población, pero en esta franja se registra una grieta preocupante: 211.000 personas se hallan en situación de inseguridad y serán los primeros en incorporarse a la exclusión si se produce una crisis económica. Una desaceleración anunciada, pronosticada y que ya se está produciendo, como confirman todos los indicadores.

Foessa nos advierte sobre las 98.000 personas en situación de exclusión social severa en Balears, de las que 38.000 forman la «sociedad expulsada». ¿Serán atendidas estas advertencias?

Marc Pons en el día de la marmota

octubre 6th, 2019

El 7 de diciembre del 2018 el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, manifestó, tras reunirse en el Consulat de Mar con la presidenta Francina Armengol, que «los residentes deberían señalar su condición después de conocer el precio del billete y no antes, porque eso aclararía muy bien la aplicación de la bonificación».

Fueron testigos de las declaraciones el conseller Marc Pons, que sigue en el Govern la delegada del Gobierno en la Comunidad Autónoma, Rosario Sánchez, hoy consellera de Hacienda y el secretario de Estado de Infraestructuras y Transportes, Pedro Saura, que continúa en el cargo, pero en funciones, igual que Ábalos. La fotografía, con posado institucional incluido, recoge aquel apasionante encuentro en Palma.

ATRAPADOS EN EL TIEMPO. El 7 de diciembre de 2018 el ministro José Luis Ábalos -con Marc Pons, Francina Armengol, Rosario Sánchez y Pedro Saura- declaró: «hay que decir que eres residente después de saber el precio del billete y no antes».

Once días después, el titular del Ministerio de Fomento, y también secretario de Organización del PSOE, anunció en el Congreso que exigiría a las aerolíneas preguntar por el descuento de residente al final del proceso de compra. Y Nekane Domblás informó el 15 de enero de este año que «el descuento de residente se aplicará al final de la compra del billete», tras explicar que esta medida había sido incluida en la memoria del Ministerio de Fomento para el 2019. Estupendas promesas.

Los anuncios se repiten

Esta semana, diez meses después, el conseller Pons viaja a Madrid. Tras reunirse con Saura informa que le ha arrancado el compromiso de que «las compañías aéreas estarán obligadas a pedir a sus clientes si son residentes al final de la compra del billete y no al principio»,

Esta «noticia» (?) ha obtenido grandes titulares. La nota oficial difundida por el Govern desvela que «el conseller ha pedido que se adopten medidas como la exigencia de que la condición de residente a la hora de comprar los billetes se haga constar siempre al final y no al principio, porque así no pueda haber dos precios». Atrapados en el tiempo, el Ejecutivo que preside Armengol difunde la buena nueva: «desde el Gobierno del Estado se ha garantizado que aprobará por ley la obligación de incluir la condición de residente al final de la compra y que esta será una de las primeras medidas que se adopten».

Pasemos, sin más demora, al preceptivo turno de preguntas:

-¿Por qué incluyó el Ministerio de Fomento en la memoria de actuaciones de este año la exigencia de gestionar el descuento de residente al final de la compra y por qué aún no la ha aplicado?

-¿Comunicó esta medida a las compañías aéreas y las navieras tras manifestar la Asociación de Líneas Aéreas su rechazo a esta propuesta y advertir que contraviene normativas europeas?

-¿Está condicionada a redactar, tramitar y aprobar una ley, tal como afirman ahora?

-¿Puede Fomento imponer a las aerolíneas y navieras que pregunten por el descuento de residente al final de la compra?

-¿Puede un Gobierno en funciones «garantizar» que tramitará y aprobará una ley con las Cortes que han sido disueltas por la convocatoria electoral del 10-N?

-¿Ya ha puesto en marcha el Gobierno el Observatorio de precios para vigilar los cambios en los precios de los billetes?

-¿Ya ha elaborado el Gobierno el informe sobre el encarecimiento de los vuelos que debía remitir a la Comisión de Asuntos Económicos para su valoración?

-¿Ya ha encargado el Gobierno el informe sobre el aumento del precio de los billetes que debía solicitar a la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia?

Las tres ultimas cuestiones responden a otros tantos anuncios efectuados por el ministro Ábalos en diciembre de 2018. El secretario de Estado, Pedro Saura, opta por mirar hacia otro lado, como se observa en la foto.

Cedo gratuitamente todas estas preguntas a los ciudadanos-candidatos Pau Morlà y Carme García Querol para que las remitan al Ministerio de Fomento, con compromiso de publicar de inmediato las respuestas.

Espero y deseo que lleguen a Menorca antes del 10 de noviembre.

Las mismas viviendas

El 20 de enero de 2010, hace más de nueve años, informó «Es Diari» MENORCA que «el Ayuntamiento de Sant Lluís y el Ibavi firmarán un convenio para la construcción de 25 viviendas de protección oficial en régimen de alquiler». Precisaba que una de las promociones se ubicaría «en el antiguo matadero municipal, situado en el Camí de ses Barraques, junto a la Avinguda de sa Pau». Este anuncio se conoció durante el mandato del segundo Govern del Pacte, con Francesc Antich en la presidencia.

Nueve años y nueve meses después, esta semana, Marc Pons desempolva este proyecto. Firma un protocolo con la alcaldesa Carol Marqués y anterior jefa de gabinete del conseller, «para construir diez nuevas viviendas de protección oficial». El solar municipal, añade la información publicada el jueves, es «el del antiguo matadero, ubicado en la calle de Ses Barraques». Durante el primer semestre (?) de 2020 se prevé presentar el proyecto ejecutivo y «comenzaría el proceso de licitación». ¿Cuándo se construirán y adjudicarán estas viviendas? ¿Qué plazos fija el protocolo?

Almuerzo en El Toro

Después de la reunión que los nuevos alcaldes, la presidenta Susana Mora y la consellera Cristina Gómez celebraron el jueves en El Toro -en dependencias cedidas por la diócesis-, el obispo Francesc Conesa invitó a almorzar a los primeros ediles. Fue un encuentro distendido en el que, off the record, se comentó la situación política, económica y social de Menorca. Excusaron su asistencia los alcaldes de Alaior y Es Migjorn.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿A quién incluirá Errejón en la candidatura de «Más País» al Congreso por Balears para tener presencia de Menorca?

¿Repetirá el abogado Guillermo Jusué de Olives como candidato de Vox al Senado?

¿Sabía el conseller José Negrete, de Ciudadanos, que al no asistir al pleno del Consell no se debatiría la moción del PP para reprobar al ministro J. L. Ábalos?

¿Cuándo acordaron la Diócesis y Es Castell cambiar la inscripcion en el mausoleo por las víctimas del «Atlante»?

¿A qué responde el silencio de «Naturgy», adjudicataria de la gasificacion de Menorca, ante los nuevos cambios anunciados por J. P. Yllanes?

Cierre del ejercicio sin rueda de prensa

octubre 3rd, 2019

El Govern del Pacte despidió el 2018 como la segunda autonomía que más tardó en pagar a sus proveedores, con un retraso medio de 49,38 días. Según los datos del Ministerio de Hacienda, no de la oposición, sólo una comunidad autónoma precedió a Balears: Cantabria, presidida por el locuaz e inefable Miguel Ángel Revilla.

Las demoras se han acentuado, de manera que el Govern acabó mayo con otra cifra récord al retrasarse más en el pago de las facturas, con una media de 51,26 días, cifra que no se había alcanzado desde hace tres años -octubre de 2016- cuando se llegó a los 59,93 días en el plazo de dilaciones.

La Tesorería de la Comunidad Autónoma no está para ninguna alegría, como se desprende de la orden que, por sorpresa y sin ningún aviso previo, publicó el sábado la consellera de Hacienda, Rosario Sánchez, en esta sosa publicación que da gran poder político a quien la gestiona: el Butlletí Oficial de les Illes Balears (BOIB), de lectura obligada para quienes desean ir más allá de las ruedas de prensa-florero en las que se apretujan los políticos y miran con arrobo a los fotógrafos.

La consellera Sánchez Grau, mano derecha de la presidenta Armengol aunque el podemita Juan Pedro Yllanes sea el vicepresidenta del Govern, ordena el cierre inmediato de cualquier contratación en las consellerias del Ejecutivo autonómico. La decisión implica que se impide a los consellers contratar hasta el próximo. Esta medida se solía aplicar a principios de noviembre, pero este año, sin que se haya dado ninguna explicación pública, se ha adelantado un mes. Se exceptúan únicamente los gastos destinados a servicios básicos de salud, servicios sociales y educación.

La orden Rosario Sánchez que adelanta el cierre del ejercicio presupuestario provoca una enorme incertidumbre en todo el Govern, por el riesgo de facturas sin pagar y contrataciones que quedarán bloqueadas.

De 73.000 a 137.000 estancias/año

septiembre 15th, 2019

Más allá de los reproches políticos en torno a la inversión del hotel Sur Menorca y el parque acuático vinculado, que distraen nuestra atención, vayamos a lo esencial.

«Lo cierto es que el proyecto de parque acuático objeto de la solicitud y declaración de interés general, fue sometido a un exhaustivo y oportuno control técnico y jurídico por las distintas administraciones sectoriales con competencias recurrentes, habiendo merecido la general aprobación de todas ellas, previa la emisión de los oportunos informes por los cualificados técnicos de todas dichas administraciones». Estas afirmaciones no son del promotor -que mantiene un silencio sensato y prudente-, tampoco del PP ni de todos los que consideran acertado este equipamiento al crear nueva oferta complementaria.

EL ACUERDO NECESARIO. La defensa de los intereses del Consell por la inversión en Biniancolla demanda un acuerdo institucional entre Susana Mora y Coia Sugrañes, en el que también han de participar Més per Menorca, Podemos y Ciudadanos

Son algunos de los argumentos que, en marzo del 2018, aportó el Consell -con equipo de gobierno PSOE, Més y Podemos- en la apelación contra la primera sentencia. Razonamientos redactados por el abogado Francisco Marqués Pons, el mismo que representó al Consell en el pleito de Cesgarden, cuando pretendía cobrar una segunda indemnización de once millones de euros. Fue desestimada la pretensión de la promotora mallorquina al prosperar los argumentos de Marqués.

Pero no nos desviemos. Nada tiene que ver el ‘caso Cesgarden’ -que debía haber motivado una comisión de investigación para depurar responsabilidades de distinta naturaleza, no sólo políticas- con las mejoras llevadas a cabo en Biniancolla.

Inseguridad jurídica

Cuando los promotores del parque acuático compraron los terrenos, situados frente al hotel Sur Menorca contaban con la calificación de suelo urbanizable. Nadie se los regaló.

Con el Plan Territorial del 2003 aquella parcela «apta para edificar», directamente vinculada a una zona turística, se transformó -de la noche a la mañana- en una Área Natural de Interés Territorial (ANIT), a pesar de ser unas tanques improductivas y baldías. Aquel gratuito cambio de calificación, que deja en manos de los propietarios la mera titularidad registral de sus fincas y a la administración la potestad de cambiar usos y aprovechamientos, no se aprobó por los valores de flora y fauna, sino por el criterio general de pasar a rústicos los terrenos urbanizables.

Con esta inseguridad jurídica que no cesa, se escribe la historia de Menorca. Razona el gobierno de izquierdas del Consell a través del letrado Marqués que «no constituye ningún argumento jurídico, sino una mera opinión» cuando la primera sentencia dice que «un parque acuático supone la desaparición de la flora y la fauna». ¿También la humana?

Desestacionalización

Porque, en este caso, los magistrados de la Sala Contenciosa del Tribunal Superior no han hecho su trabajo al no haber valorado in extenso las pruebas y argumentaciones de los tres recursos, presentados por el Consell, la compañía promotora y el ayuntamiento de Sant Lluís.

Acierta de lleno el GOB al proponer una revisión de todo el expediente, porque no se ha hecho en los despachos de Can Berga. La disposición 19 de la Ley General Turística -derogada por el primer Govern Armengol- posibilitó el interés general, cuestionado después, porque se autorizaba en cualquier suelo rústico. El acuerdo no era arbitrario porque fue motivado, pero a partir de ahora deberemos acudir a la Justicia para que decida el interés general, por mucho que los jueces no puedan sustituir la discrecionalidad de la Administración.

La cuestión nuclear consiste en acreditar que la inversión contribuye a alargar la temporada, o sea desestacionalizar. Un objetivo a demostrar en el futuro, no en el 2015, cuando se autorizó y ya fue denunciado. Quien asume todos los riesgos y costes -patrimoniales, laborales y fiscales- es el promotor, al aceptar un riesgo cierto. El problema no es de la administración, sino de quien invierte.

¿Falta a la verdad el magistrado ponente al aseverar que no desestacionaliza? Los datos son elocuentes: tres millones de euros invertidos en la modernización del hotel, cuya categoría aumenta de 3 a 4 estrellas; otros seis millones para un parque acuático que obtiene excelente valoración; haber pasado de 73.000 a 137.000 estancias/año; mantener el hotel abierto casi diez meses, en lugar de los ocho que exige la Ley Turística. En mayo, antes 5.000 estancias, ahora 15.000. En octubre, 4.500; hoy 16.000. Y de febrero a abril, clientes del Imserso.

No estamos hablando de un parque acuático aislado en suelo rústico sino de un equipamiento que forma parte de un resort, de un complejo turístico que se moderniza. Sobresale el informe favorable de la implacable Comisión Balear de Medio Ambiente. Si tantos valores naturales y paisajísticos tenían los terrenos, ¿habría superado la barrera de este organismo, en el que intervienen veinte instancias inspectoras?

¿Y ahora qué? Es el momento de plantear el incidente de nulidad de actuaciones para corregir todo lo que no ha sido valorado correctamente en sede judicial.

La apuesta de Farmers

Farmers&Co, el proyecto de franquicias promovida por Sa Cooperativa del Camp de Menorca para promocionar y comercializar los productos gastronómicos de Balears, ya ha incorporado a once cooperativas agroalimentarias de Balears. Una apuesta a favor del producto local impulsada por Tolo Mercadal y Antònia Bosch que hoy forma parte de las cadenas europeas con buenas prácticas. Un proyecto que se consolida.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Propondrá también el GOB «revisar minuciosamente» el expediente de Cesgarden para analizar la vía penal?

¿Qué parte del casco urbano de Ciutadella abastecerá la desaladora y cuándo empezará el suministro en esta zona?

¿Lograrán los alcaldes de Menorca tener más peso en los órganos de dirección de la Felib?

¿Llegará a cobrar el propietario del lloc que en 2013 suministró agua potable a Es Migjorn y aún le adeudan 8.000 euros?

Carretera tramo Maó-Alaior. Capítulo 849: ¿Rescindirá el Consell el contrato para la redacción del nuevo proyecto?, ¿cuándo se acabarán las dos rotondas ya empezadas?

Fondos de la UE para el segundo Gibraltar

septiembre 12th, 2019

Avanza hoy Fernando Serrano, siempre inquieto y diligente, las gestiones para constituir la nueva asociación Amigos del Castillo de San Felipe. Una magnífica iniciativa, impulsada por el coronel de Infantería Javier Castro Rodrigo, actual presidente de la comisión permanente del Consorcio Militar de Menorca. Este organismo, que fue creado en 1998, está formado por el Ministerio de Defensa, el Govern balear, el Consell insular y los ayuntamientos de Maó y Es Castell. Sus objetivos consisten en la conservación y restauración de la fortaleza de Isabel II (La Mola) el fuerte de Sant Felipet, situado en la isla del Lazareto el castillo de San Felipe, el cuartel de Cala Corb, que acoge el Museo Militar de Menorca y la Torre d’en Penjat, en Cala Sant Esteve.

El grandioso conjunto defensivo de San Felipe, que fue denominado el segundo Gibraltar, era una de las mejores obras de la arquitectura militar del XVIII. Carlos I ordenó en 1554 la construcción de la fortaleza. Inaugurada en 1608, Inglaterra destinó un millón de libras esterlinas para su ampliación durante las etapas de gobierno británico de Menorca.

Carlos III en 1782 y Carlos IV en 1803 ordenaron la demolición de la fabulosa ciudadela, con una superficie de 270 hectáreas, en la que sobresale una extensa red de galerías subterráneas, de unos ocho kilómetros. Hoy son accesibles unos dos kilómetros, gracias al desescombro realizado durante la última dominación británica (1798-1802) y la adecuación e iluminación del Consorcio Militar.

San Felipe, que ha sido español, inglés y francés, debe ser recuperado con fondos europeos. El trabajo a acometer es ingente, por la magnitud del castillo. Debe abordarse por fases con el impulso de la sociedad civil menorquina, tras el luminoso ejemplo de la restauración de la Illa del Rei. Para ello es necesaria esta nueva asociación, que ha de gestionar la aportación de recursos de la UE.

Cristina, bonita, mejor te quedas en casa

julio 28th, 2019

Lo ocurrido esta semana no ha sido una tormenta en un vaso de agua, porque ha desnudado al nuevo gobierno de izquierdas del Consell, poniendo al descubierto sus miserias y debilidades.

Ha sido un incendio político de nivel 2 que amenazaba con devastar y arrasar al segundo tripartito que preside Susana Mora.

Mal comienzo en la misma semana que Pedro Sánchez pierde, por cuarta vez, una votación de investidura en el Congreso y fracasa en la formación del nuevo Gobierno que el rey Felipe VI le encargó el 6 de junio. Para el PSOE toda la responsabilidad es de Podemos, no de quien, durante ochenta días, se ha negado a pactar con el propósito inconfesable de gobernar en minoría aplicando la geometría parlamentaria variable. Y así nos dirigimos a nuevas elecciones en noviembre.

EL FUNERAL DEL PRIMER PLENO. El tripartito de izquierdas arranca su segundo mandato con desmarques y fuegos fatuos de oficio de exequias. Los semblantes de las tres damas y el conseller Company, un poema. Foto: GEMMA ANDREU

Regresemos al Consell. Los acords programàtics firmados el 5 de julio por las tres damas frente a la fachada de la institución insular escondían varios flecos pendientes que afectaban a las presidencias del Consorcio de Residuos y de la Agencia Menorca Reserva de Biosfera. Més per Menorca, peu a retxa, lanza varios mensajes, que incomodan al PSOE y a Podemos. Los nacionalistas reivindican el valor de la vicepresidencia única -nueva expresión que hasta ahora no se había utilizado cuando había una sola vicepresidenciatras haber perdido la batalla por la presidencia compartida, que reivindicaron después de las elecciones del 26-M, rechazada por el PSOE.

Ruptura unilateral

A las 7,24 de la mañana del lunes Més lanzó el órdago con la difusión de un mensaje de urgencia remitido a los adheridos de la coalición. La negativa del PSOE a delegar a Més las dos presidencias cuestionadas «representa una ruptura unilateral, por parte del grupo del PSOE en el Consell, de los acuerdos de gobierno firmados el 5 de julio», se afirmaba en el comunicado.

Més blandió el hacha de guerra: «si esta situación no se resuelve antes del pleno, los tres consellers de Més votarán en contra del cartapacio de este mandato, y al finalizar el pleno, los consellers y directores insulares abandonarán la institución, se solicitará la convocatoria urgente de la comisión de seguimiento del pacto, y se convocará una asamblea de Més per Menorca para decidir la posición y las acciones pertinentes». Casus belli.

Con una Susana Mora agobiada y desbordada -su frase los de Més nos extorsionan aún resuena en los pasillos del Consell- el primer pleno del mandato transcurrió en un ambiente de funeral, en el que se mascaba la tragedia. Més consumó su amenaza y votó en contra del organigrama. Las caras de cabreo de la presidenta Mora y del conseller Miquel Company eran todo un poema.

Més no quería a Cristina

Cuando los ánimos se caldean, fluyen las verdades. Los indignados socialistas confirmaron que los de Més no querían a Podemos, léase Cristina Gómez, en el gobierno del Consell.

De haberlo conseguido, habría pasado de tripartito a bipartito.

La pretensión de los nacionalistas consistió en «Cristina, bonita, mejor que quedes fuera del equipo de gobierno». Total, ¿para qué? si PSOE y Més (4+3) ya sumamos mayoría, más a repartir entre menos, relegando al PP, Ciudadanos y también Podemos a la oposición.

El PSOE-Menorca se negó, siguiendo las directrices emanadas de la calle Miracle, 1, de Palma, sede del PSIB-PSOE.

A Cristina Gómez, dolida, le pudo la indignación porque ya estaba sangrando por la herida. «Muy decepcionada», apoyó la crítica del PSOE tanto en las formas: las discrepancias se resuelven a puerta cerrada, como en el contenido: la no delegación [a Més] estaba pactada y «se ha demostrado que hay personas que ponen por delante sus sillas». La consellera de Podemos se la devolvió a Més.

Grandioso espectáculo

La ejecutiva del PSOE se reunió el lunes por la tarde. Ambiente caldeado y caras serias. Se valoró la ruptura anunciada por Més a sus adheridos. De haberse consumado habría significado el gobierno más corto en la historia del Consell y habría conducido a otro gobierno bipartito, pero en minoría, formado por cinco consellers PSOE (4) y Podemos (1). La oposición, con ocho consellers, sería mayoritaria: PP (4), Més (3) y Ciudadanos (1).

La sangre no llegó al río. En el PSOE lamentaban que la izquierda menorquina estaba dando un grandioso espectáculo gratuito, que decepcionaba y causaba honda frustración a sus propios votantes.

Un pregunta sobrevoló durante el encuentro, aunque quedó sin respuesta ¿por qué los de Més nos hacen eso? Los socialistas, ofendidos, acudieron el martes a la comisión negociadora del pacto triste y humillado con la consigna de no hacer sangre.

Había que cerrar la hemorragia.

Las desconfianzas

En sólo quince días los recelos y las desconfianzas mutuas se han instalado en el gobierno del Consell, que, más allá de las declaraciones y los discursos, ha sufrido unos daños que deja heridas. «Esto no quedará así», es la frase pronunciada el martes por un dirigente socialista que resume el sentimiento en la dirección del PSOE-Menorca.

De Podemos a portavoz

Amadeu Bernadet Castelló, de Som Bases, que intentó competir desde Menorca con Juan Pedro Yllanes para encabezar la lista de Podemos al Parlament, pero se retiró, es el portavoz del colectivo «NoTòxic Menorca». Bernadet lidera hoy la protesta contra la central térmica de Maó.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿De haber aceptado el PSOE la presidencia compartida del Consell, habría reclamado Més las presidencias del Consorcio de Residuos y la Agencia Reserva de Biosfera?

¿Por qué el impuesto turístico que se cobra actualmente en Menorca está entre los más caros de Europa?

¿Abrirá este verano el aparcamiento de Favàritx?

¿Protestarán el Consell y la Mesa pel Transport Aeri por la licitación de la OSP Menorca-Madrid con un recorte de 65.500 euros al mes?

¿Quién asumirá responsabilidades del 94,7 por ciento de las inversiones no ejecutadas con la ecotasa en Menorca?

Pedro Sánchez: yo o el caos

julio 25th, 2019

El 6 de junio, cuarenta días después de unas elecciones generales celebradas el 28 de abril, el rey Felipe VI encargó formar Gobierno a Pedro Sánchez. Transcurridos tres meses, el secretario general del PSOE no ha hecho los deberes. Ha acudido al Congreso sin los apoyos políticos necesarios. La primera votación del debate de investidura se ha saldado con un sonoro fracaso y el récord del candidato que menos apoyos ha obtenido en la historia parlamentaria de la democracia. Pero es la tercera votación de investidura que pierde Sánchez, después de marzo del 2016, por lo que ya está acostumbrado.

Para quien fue calificado de soberbio por la canaria Ana Oramas y de pésimo negociador por Joan Baldoví, de Compromís, la investidura es un trámite enojoso y molesto. El doctor Sánchez sigue pensando que si ganó las elecciones el 28 de abril le corresponde formar Gobierno y punto. Pero olvida que sólo logró 123 de los 350 diputados que deciden en una votación de investidura.

El presidente del Gobierno en funciones aspira a gobernar en minoría, aplicando la geometría variable para pactar con PP y Ciudadanos -que suman el mismo número de diputados que el PSOE-, y al día siguiente con Podemos y los independentistas. Para ello reclamó hasta la extenuación a Pablo Casado y Albert Rivera que se abstuvieran, lo que irritó más al conjunto de la izquierda.

La suerte quedó echada a las 19,38 horas de ayer tarde cuando el candidato altanero llamó a Pablo Iglesias y le confirmó que no les cederá Trabajo, Hacienda, Transición ecológica e Igualdad.

El mensaje de Sánchez, dirigido a todo el arco parlamentario, se resume en me tenéis que investir porque sí . Y añadirá: «o yo o el caos» para achacar su fracaso a Unidas Podemos, ERC, EH Bildu, Junts per Catalunya y Compromís. El caos, para quien se cree ungido con una mayoría absoluta de la que carece, es que viene la derecha.

Los misterios de Cesgarden, capítulo 389

julio 21st, 2019

Celebradas las elecciones del 26 de mayo, trascienden las leyes promovidas por el primer Govern Armengol durante el anterior mandato que provocaron advertencias de inconstitucionalidad del Gobierno, aún sin presupuestos propios, de Pedro Sánchez. Mejor que lo sepan después.

Y cuando aún no han cesado los nombramientos del segundo Consell presidido por Susana Mora, nos desayunos con que «el Consell pierde el último recurso de Cesgarden y se entera un año después». Vamos a ver, ¿desde cuándo sabían tanto Mora como Maite Salord y Cristina Gómez que el recurso de apelación «contra una interlocutoria por una querella anterior por un delito de estafa con uso de fraude procesal» (?) fue resuelto por la Audiencia Provincial el 6 de marzo de 2018?

LOS PROMOTORES DE CESGARDEN ACEPTAN LA INDEMNIZACIÓN. Septiembre de 2013. Los responsables del grupo turístico mallorquín Garden Hotels (Cesgarden SL) aceptan en la Audiencia cobrar una indemnización de 28,8 millones de euros

Contactamos con el abogado Fernando Mateas, el penalista que contrató el Consell, con acuerdo del gobierno y la oposición, para intentar recuperar los 29 millones de euros que paga la institución insular por el ‘caso Cesgarden’. «Puede aportar su versión sobre este tema?», es nuestra escueta pregunta periodística. Aunque es la hora del almuerzo, Mateas responde diligente: «Prefiero no entrar en polémicas. Está todo recurrido. Sí es cierto que con la jubilación del procurador no se comunicó la última resolución, pero sobre la que no cabía recurso alguno».

O sea que «está todo recurrido». Nos hallamos ante el enésimo capítulo, el 389, de un asunto tan endiablado como misterioso que arrancó con el Plan Territorial Insular del 2003. Se han producido tantos errores que, 16 años después, los menorquines aún no sabemos por qué en mayo del 2011 el Consell fue condenado a pagar a una promotora mallorquina una indemnización de 16,1 millones de euros que, con los intereses, asciende a 29, que son 4.800 millones de las antiguas pesetas. Naturalmente, nadie de los que aprobaron el PTI del 2003 y gobernaron después, hasta el 2011, ha asumido responsabilidades -políticas y administrativas- por los desaciertos, lapsus, olvidos, negligencias, pifias y equivocaciones protagonizadas. Porque aquí han fallado políticos y funcionarios. Esta historia aún no ha terminado, y faltan por salir relevantes protagonistas.

«Nos humillan»

El coordinador general de Esquerra Unida en Balears, Juan José Martínez, afirma, cuando esta legislatura está arrancando, que «el Govern se quedará en minoría». ¿Cómo es posible? Llega más lejos al advertir que «se atengan a las consecuencias, nosotros somos una organización estatal y tiene que quedar claro que el PSIB-PSOE tiene solo 29 votos de 59 [los diputados que forman el Parlament], pues ni Gent per Formentera ni Més per Menorca están en el Govern».

Martínez negoció con Alejandro López, secretario de Organización de Podemos-Balears, el acuerdo para las elecciones del 26-M. Esta coalición aportó al diputado Pablo Jiménez, elegido por Menorca, al grupo de Unidas Podemos del Parlament. La ruptura provocará que Armengol quede en minoría parlamentaria.

El origen de la gran irritación de EU lo hallamos en la singular interpretación que hace el partido morado del acuerdo para el 26-M, al concluir que no les obliga a dar cargos en el Govern a EU. Y que la subvención para el grupo parlamentario «será al cien por cien para Podemos y cero para EU». Así se aplica la solidaridad entre partidos aliados.

Enojado, mosqueado y enfadado, Juan José Martínez declara que «nos humillan desde el primer momento y hacen con Esquerra Unida lo mismo que ellos censuran a Pedro Sánchez en su relación con Pablo Iglesias». Por supuesto, Armengol no sabe, no contesta. El PSIB-PSOE ha reunido esta semana a su ejecutiva y al concluir proclama que su objetivo consiste en «ganar las elecciones del 2023» para gobernar durante doce años consecutivos.

Las públicas discrepancias entre EU y Podemos estimulan, naturalmente, este propósito.

La ira del doctors Fayas

El ingeniero José Antonio Fayas es ejemplo de persona culta, amable y sosegada. Pero quien ha sido presidente del Ateneu y máximo responsable de la política hidráulica en Balears se irrita profundamente, y con gran razón, cuando constata que este proyecto -que debía ser pionero en Balears- para infiltrar agua depurada en el acuífero de Migjorn aún no se ha adjudicado.

El primer Govern Armengol lo empezó a tramitar en febrero de 2017 con fondos de la ecotasa del 2016 «pero hoy aún no se ha iniciado, y carece de calendario y previsión para su ejecución». La indignación del doctor Fayas Janer aumenta ante otro incumplimiento en materia de recursos hídricos en Menorca: de la anunciada comunidad de regantes de aguas subterráneas, promovida y presentada en el Ayuntamiento de Maó, nunca más se supo.

Sociedad «Villalarpa»

Este próximo miércoles, en el marco de las fiestas patronales de Sant Jaume, se presenta en sociedad la Sociedad Gastronómica de Es Castell «Villalarpa».

Según explican por escrito sus promotores, el objeto de esta nueva entidad consiste en «procurar el recreo y el esparcimiento de sus asociados con la finalidad de mantener el carácter típico y las costumbres gastronómicas de las Illes Balears». Para ello van a elaborar «platos típicos de la localidad que serán confeccionados por los propios asociados o por invitados especiales».

El presidente de «Villalarpa» es el popular empresario Alfredo de la Puerta, mientras que el concejal popular Jaume Fedelich ejerce las funciones de secretario.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Quién aplicará medidas tras denunciar la Sindicatura de Cuentas de Balears el descontrol de los complementos y los pluses salariales que cobran los funcionarios?

¿Tendrá en cuenta e incluirá el Govern las escoletes de los centros concertados en la oferta educativa 0-3 años?

¿Por qué han suprimido ahora PSOE, Més y Podemos la dirección insular de Agricultura en el Consell?

¿Prosperará el contencioso contra las oposiciones de psicólogo del Consell que excluye a más de 40 aspirantes?

¿Logrará impedir la Societat Martí i Bella la ampliación del parque de Son Salomó?