Cuando perdimos la batalla

septiembre 10th, 2020

Martín Varsavsky declaró el 25 de abril desde el lloc Torrenova a «Es Diari» que «Menorca es la isla perfecta para realizar la desescalada». Pero en agosto declinó participar en el Foro Illa del Rei sobre los retos y las oportunidades de la Menorca poscovid.

No quiso denunciar la mala gestión de la pandemia en España, pero poco después lo ha explicado.

El 29 de enero ya advirtió que el coronavirus tendría más impacto que el cambio climático. Todos pensaron que estaba loco.

El 23 de febrero, cuando la pandemia ya se había propagado, a pesar de que no se había decretado ni el estado de alarma ni el confinamiento, la familia Varsavsky al completo ya estaba en Menorca.

Los Varsavsky se han marchado de España para instalarse en Alemania. Escribe Martín en Twitter: «Hemos elegido Berlín porque el gobierno alemán ha hecho una tarea brillante para lograr el balance justo entre pocos casos y muertes y salvar la economía.

Aquí hemos tenido unas 44 mil muertes y hemos destrozado la economía».

«¿Dónde perdimos la batalla?», es la pregunta clave. Responde el consejero de Axel Springer y consejero delegado de Goggo Network: «al no aprovechar el verano para trazar los nuevos casos cuando el total diario era de los más bajos del mundo. Al nivel de casos que hay ahora la única solución es que toda España se baje la App Radar Covid». Varsavsky se sincera: «nos vamos con muchísimo dolor. Salvo por su gestión de la covid, España es el mejor país del mundo. Los meses de cuarentena en Menorca han sido espectaculares.

Madrid es una maravilla de ciudad. Pero en este momento el 20 por ciento de nuestros empleados en Madrid tienen covid». Y alerta: «los que dicen que la segunda ola trae casos pero no muertes se equivocan. No se puede tener 10.000 casos detectados diarios y no tener muertes. La solución es obvia. Basta de reuniones familiares y marchar». Para reflexionar.

Mora pide al PP que apoye sus presupuestos

septiembre 6th, 2020

La presidenta del Consell, Susana Mora, declara que «la única manera de salir adelante es la unidad política» y exige a Misericordia Sugrañes que los consellers del PP le aprueben los próximos presupuestos de la institución insular. Esta sería la reclamación de Mora si se encontrase con que Més y Podemos -que la invistieron presidentase negasen a apoyarle sus cuentas para el 2021.

Es el mismo escenario de irrealidad política en el que flota Pedro Sánchez al exigir al PP que le apruebe sus Presupuestos Generales del Estado, cuando aún nadie ha visto el proyecto de ley, porque no está redactado. Sánchez debe dirigir esta imperativa petición a quienes le invistieron en junio de 2019, empezando por ERC, pero hoy le dan la espalda. Así empezaría a gobernar sin los presupuestos de Mariano Rajoy, que hoy siguen en vigor.

«FRENAR LA PROPAGACIÓN DE LA COVID». La alcaldesa de Sant Lluís, Carol Marquès, no comprende por qué fue convocada -junto con la de Ciutadella, Joana Gomila- a la reunión del Govern para explicar las nuevas restricciones

Pero -razona Fermín Bocos- subyace la pretensión de situar la crisis provocada por la pandemia al margen de la política, y por tanto, fuera del escrutinio de la gestión del Gobierno, que es tarea propia de la oposición. Y con este discurso aparentemente conciliador el secretario general del PSOE mantiene como socio de gobierno a un Podemos que receta cordones sanitarios contra el PP y Ciudadanos. Unidad, la gran trampa.

Nuevas restricciones

Balears es, con la excepción de Madrid, la región más castigada de Europa por el coronavirus. Al mismo tiempo Balears presenta la tasa de mortalidad por la Covid más baja de España.

El último informe de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica concluye que en las Islas se registra una defunción por cada mil nuevos contagios. Pero, ¿es válido este indicador para Menorca con quince fallecidos por el virus? Porque, de ser cierta la estadística oficial, se habrían producido 15.000 contagios en la Isla, con quince personas que han perdido la vida,

El Govern incluye a Ciutadella y Sant Lluís entre los municipios más afectados por la transmisión comunitaria y donde aplicará las restricciones que mañana aprueba el Consell de Govern. Amenaza con el toque de queda por la noche y reducir los encuentros sociales a cinco personas. Ya está decidido que quienes se salten el confinamiento -a partir de ahora vigilados por la Policíaserán sancionados con hasta 3.000 euros.

Se sorprende mucho la alcaldesa de Sant Lluís, Carol Marquès, al haber sido convocada a la reunión que el viernes mantuvo el Govern con sólo 15 de los 67 alcaldes de Balears para anunciarles las nuevas prohibiciones. De Menorca sólo fueron citadas la alcaldesa de Ciutadella, Joana Gomila, y la primera edil santlluïsera.

El susto de Carol Marquès le llevó a difundir una nota de prensa para intentar negar la mayor.

Habría sido más prudente que la alcaldesa de Sant Lluís preguntase a la atribulada y desbordada consellera de Salut, Patrícia Gómez, por qué no fueron convocados a esta «reunión informativa» los alcaldes de Maó, Alaior, Es Castell, Es Migjorn, Ferreries y Es Mercadal. La respuesta, en el Consell de Govern de mañana.

Los médicos y los padres

Para evitar caer en el alarmismo y no volver a anunciar la apertura de las cuevas de Cala Blanca, escuchemos otras voces, distintas a las gubernamentales. El Colegio de Médicos de Balears recuerda que «en ningún caso corresponde al médico establecer si el alumno puede o no asistir a su centro escolar». Dice el conseller Martí March que, sí o sí, debe empezar el curso de forma presencial, pero los médicos desvelan que numerosos padres «reclaman certificar la vulnerabilidad de sus hijos ante un posible contagio con la finalidad de poder justificar su ausencia a las clases presenciales para evitar la exposición al contagio». El conseller March no sabe, no contesta.

Segunda voz no gubernamental: CAEB-Menorca denuncia que «la gestión de la información por el Govern en referencia a la Covid no se realiza con la prudencia necesaria y puede causar daños importantes a la empresas». Afirman los empresarios menorquines de CAEB que «la presidenta Armengol y la consellera Gómez han avanzado una serie de medidas no trabajadas ni consensuadas, que no han sido las definitivas, ya que algunas no eran razonables».

«Señalan una serie de territorios de nuestra Isla provocando pánico social y caídas de reservas, facturaciones y futuras ventas, cuando aún no se han tomado las decisiones», concluyen. Armengol y Gómez tampoco no saben, no contestan.

Y el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria reclama «actuaciones inmediatas y soluciones urgentes» ante las okupaciones ilegales. Denuncian que «con la excusa de facilitar vivienda a colectivos vulnerables se ocultan grupos organizados que extorsionan a estos colectivos, les piden dinero por unas llaves y pisotean el derecho a la propiedad privada». Nadie sabe ni contesta.

Comisión de seguimiento

El PP-Ciutadella solicita una reunión urgente de la comisión de seguimiento de la Covid en el municipio. La concejal Blanca de Olivar recuerda que esta comisión fue creada en el pleno de mayo y su última reunión se celebró en julio. Añade Antoni Juaneda que «apoyamos las medidas del Ayuntamiento cuando son acertadas, pero nuestra obligación también implica controlar la actuación del gobierno municipal cuando se toman decisiones». La alcaldesa Joana Gomila, cuando comparezca, les exigirá unidad.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Quién relevará a Elena Costa en la dirección insular de Ordenación Turística y será impugnada su contratación como gerente de la Fundació?

Si el Govern preparó todo el verano un curso presencial, ¿por qué aprueba las normas a 5 días antes de empezar?

¿Cuántos agentes adscritos a las plantillas de Policía Local de Menorca se encuentran hoy en segunda actividad?

¿Cuándo cambió de idea el Govern y pidió cien rastreadores del Ejército para detectar la covid en Balears?

¿Se llegaron a redactar los informes relativos a la solidez estructural del puente sobre es riu de Cala Galdana ?

Un antes y un después en la vida de Pau Pons

septiembre 3rd, 2020

Pau Pons Seguí es un joven menorquín que ha concluido el primero de los tres cursos de Derecho Canónico en la Pontificia Universidad Gregoriana. En aquel edificio de la romana Piazza della Pilotta, donde resuenan los pasos del austero y discreto jesuita mallorquín Luis Ladaria, hoy cardenal, hombre de confianza del Papa Francisco.

El sábado 5 de septiembre, en la Catedral de Menorca, Pau Pons dio un paso decisivo en su camino hacia el sacerdocio al ser ordenado diácono por el obispo Francesc Conesa. Desvela hoy el seminarista mahonés con doble licenciatura en Filosofía y Teología, que junio del 2014 marcó un ante y un después en su vida porque -ante la sorpresa de no pocos- anunció su ingreso en el Seminario de Menorca.

Pero no fue decisión improvisada ni precipitada, porque desde el lejano junio de 2014 venía valorando la idea del sacerdocio.

Tampoco fue una decisión fácil para un muchacho de 17 años en este mundo líquido y materialista, lleno de tantas tentaciones como confusiones. La vocación, que surgió en la parroquia de la Concepción, del ejemplo y el compromiso de Joan Miquel Sastre, germinó durante el Año Jacobeo del 2010, cuando los jóvenes de catequesis de Confirmación de la Concepción, recorrieron el Camino de Santiago. Junio del 2014 marcó el compromiso definitivo.

La Iglesia diocesana cuenta con otro diácono, que prosigue la formación hacia el presbiterado. Pau Pons Seguí nos interpela por la fuerza de su vocación, su seriedad y también porque no quiere notoriedad. Consciente de que la fe es un don, su actitud es de servicio y humildad, sin aportar ni desvelar ninguna referencia a su brillante expediente académico ni a los extraordinarios resultados que obtuvo en la Selectividad.

Dentro de dos años, al concluir la licenciatura en Derecho Canónico en Roma, se incorporará a nuestra diócesis, donde ejercerá su ministerio. Se forja un buen sacerdote menorquín.

Fluxá: «La solución no está en los extremos»

agosto 30th, 2020

Proclama, desde la terraza de su chalet en Jávea (Alicante) José Luis Escrivá, que además de ministro de Inclusión y Migraciones también es el titular de Seguridad Social en el Gobierno PSOE-Unidas Podemos que «hay una percepción cada vez más clara de que esta es una crisis de naturaleza temporal». Añade Escrivá que «si los agentes económicos interiorizan que es una situación temporal, de incierto fin, pero temporal al fin y al cabo, no debería haber daños graves» y concluye que «no deberíamos tener impactos permanentes».

Pero los indicadores son tozudos y desmienten al ministro: Balears es la comunidad con mayor porcentaje de trabajadores en ERTE y los sucesivos vetos de Gran Bretaña y Alemania abocan a finiquitar precipitadamente una temporada que ha dado más sustos y pesares que alegrías. Nos enfrentamos a un invierno de subsistencia económica, en el que no contaremos con el turismo del Imserso y la Fundación Impulsa, que dirige el catedrático de Economía Aplicada de la UIB Antoni Riera, advierte que el empobrecimiento de las familias tendrá que ser compensado con fuertes inyecciones de dinero público.

MOMENTO DE ACUERDOS. El presidente del Grupo Iberostar, Miguel Fluxá, manifiesta que «el Gobierno debe evitar los cambios de opinión» y declara que «es tiempo de abandonar los partidismos y unir esfuerzos».

Al mismo tiempo, se va a disparar la cifra de personas que dependerán de prestaciones, subsidios y otras ayudas de las administraciones, que siempre tardan en ser abonadas.

Gestión caótica

UGT denuncia que la gestión del ingreso mínimo vital es «caótica» y, según su secretario general, Pepe Alvarez, «no lo cobra nadie todavía».

El sindicato afín al PSOE difunde unas cifras muy preocupantes: de las 714.000 solicitudes presentadas, sólo se han resuelto 36.629. De ellas, 4.148 de forma positiva, pero las otras 28.481 han sido rechazadas. También están reconocidas de oficio 75.000 a los perceptores de la prestación familiar. Pero UGT no tiene constancia, y así lo expone, de que nadie lo haya cobrado aún.

«Podríamos decir que no está funcionando», declara Alvarez, quien califica de «inhumano» que haya personas sin ingresos desde marzo, un problema «insoportable».

Balears: marzo de 2021

El desaparecido conseller de Trabajo y Turismo del Govern, Iago Negueruela, cansado de modificar cada semana las previsiones económicas, que apuntan caídas cada vez más acusadas de actividad, ingresos y consumo, y un aumento insoportable de las cifras de paro, declara que «en estos momentos me preocupa más lo que vaya suceder en marzo de 2021 que la situación de diciembre».

El esfuerzo común

Otras voces transmiten serenidad y confianza. Miguel Fluxá, presidente del Grupo Iberostar, quien expone que «debemos aguantar el verano de la mejor manera y que los científicos encuentren una vacuna y un fármaco eficaz. Si esto sucede, la industria turística cuenta con fuerza y valores para levantarse. Deberá afrontar la consecuencias negativas en su economía. Y una vez que se aclare la situación sanitaria, los bancos tendrán que colaborar, lo mismo que los gobiernos. Es la hora del esfuerzo común».

Fluxá subraya que «en el siglo XXI, España no puede contar con ministros extremistas. No es gestionable y dificulta nuestras relaciones con Europa», en referencia a las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón (Podemos), que calificó al turismo de «estacional, precario y de bajo valor añadido». Garzón no atendió las peticiones de rectificación y dimisión que le llegaron de la Mesa del Turismo, que agrupa a las principales empresas turísticas de España.

Fluxá pide a la sociedad que «nos respete, a los trabajadores que sigan luchando, a los bancos que continúen apoyándonos y al Gobierno que se modere: la solución no está en los extremos».

Llegan los casos graves

El doctor Javier Arranz, alter ego del doctor Simón en Balears, alerta: «los casos graves llegarán y tenemos que estar preparados» porque «todavía quedan un par de semanas de aumento de casos».

En Ciutadella se disparan los contagios. El IB-Salut recuerda sus responsabilidades al Ayuntamiento, pero la alcaldesa Joana Gomila responde que no puede aumentar la Policía Local. Entonces, ¿quién controla y vigila para cumplir las restricciones y evitar la propagación del coronavirus?

El Sindicato Médico de Balears revela que la sanidad balear «no está preparada» ante el aumento de contagios, «sobre todo en Atención Primaria» y el Sindicato de Enfermería da a conocer el «aumento inasumible de la carga de trabajo que viene sufriendo el colectivo enfermero en los últimos días» con «una sola enfermera para nueve pacientes Covid».

Relevo en Més

Algo se está moviendo en el grupo de Més per Menorca en Consell.

Miquel Àngel Maria releva a Maite Salord como portavoz. La vicepresidenta está melancólica y se siente incómoda, desbordada por los acontecimientos en un mandato que no se parecerá en nada a todo lo que había pensado y previsto.

Sabe que no concluirá -ni empezará- aquel fastuoso proyecto del Llatzeret con actividades hoteleras, congresos de alto nivel y encuentros científicos. Y ya se verá cómo qué acaba el proyecto de las cuevas de Cala Blanca.

PSOE, Més y Podemos ya han renunciado a la demolición de la estructura construida en La Argentina, que evitará los peligrosos giros a la izquierda. ¿Quién se atreve ahora a comunicar al todopoderoso ministro José Luis Ábalos que en Menorca la institución insular, donde gobierna el PSOE, derribará una obra pública financiada por su Ministerio? Cinco años después, desconocemos la solución técnica y política para el tramo Maó-Alaior.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Quién es el autor del estudio de viabilidad del nuevo geriátrico de Ferreries que el gobierno municipal expuso a exposición pública?

Una vez corregido este estudio, ¿podrá mantener el Ayuntamiento de Ferreries la titularidad del geriátrico?

¿Quién asumirá responsabilidades por estas irregularidades y los retrasos que sufre la gestión del geriátrico?

¿Por qué no informó el gobierno municipal de Maó también a la oposición, antes del pleno, sobre los remanentes?

¿Cómo y quién contrató a Irene Moya como gerente de la Fundació Foment del Turisme el anterior mandato?

Empresas para innovar en Menorca

agosto 27th, 2020

Sostiene Joaquim Coello que «es preciso aprovechar el potencial de empatía que generan Menorca y los menorquines, porque lo mejor aún está por llegar». En estos tiempos difíciles y de incertidumbres proclama que «el futuro será mejor» y señala que «los menorquines necesitan con urgencia creer más en ellos mismos». Un mensaje de confianza, coraje y optimismo.

A los escépticos y descreídos hay que pedirles que observen para descubrir el potencial de las empresas que pueden impulsar proyectos innovadores e iniciativas transformadoras en la Isla.

En el sector lácteo y quesero contamos con Francisco Tutzó en Quesería Menorquina, Pedro Pons Bagur en Sa Canova, Bosco Triay al frente del Consejo Regulador y la nueva etapa que ahora emprenderá Coinga con Santiago Tadeo.

Manel Adell aporta conocimiento y renovación desde Son Felip y Algaiarens con la agricultura orgánica. Elaboramos aceites maravillosos y vinos que son valorados y demandados, con nombres y apellidos: Binitord, Sa Cudia, Binifadet, Torralbenc, Son Cremat, Sant Patrici, Ferrer de Muntpalau, Sa Forana, Sa Marjaleta… y hay otras audaces inversiones vitivinícolas en marcha.

No todo es turismo, aunque en este sector también creamos producto propio, como han hecho José G. Díaz Montañés y Luis P. Casals o quienes apuestan por los hoteles rurales con encanto. Está por desarrollar el extraordinario proyecto de Víctor Madera en varios llocs de la Isla, con una apuesta a favor de la recuperación del patrimonio.

En bisutería y calzado descuellan las trayectorias acreditadas de Jaime Mascaró, Santiago Pons Quintana y Vidal&Vidal, hoy en las segundas generaciones. Está aquí la oportunidad del coche eléctrico. Y una energía cultural de primer orden con Pedra Viva, Joventuts Musicals, Líthica, Teatre Principal, Illanvers y ópera.

Falta aún el impacto del centro Hauser&Wirth en la Illa del Rei.

Si le añadimos el teletrabajo, lograremos transformar Menorca.

Ni salud ni economía, como en Mallorca

agosto 23rd, 2020

En menos de un mes cambia todo. Menorca bate, con 87 activos, el récord de contagios desde que empezó la pandemia y la curva se acentúa con la advertencia de que en las próximas dos semanas seguirán aumentado los casos.

Los 129 infectados de Balears en julio ya son 1.668 en agosto. Recuerde que todo lo que se presenta bajo el nombre Balears acaba afectando a Menorca. Y subiendo. Demoledor y desolador para la salud y la economía, porque Menorca ya no es aquella isla que, con el confinamiento, alcanzó el contagio cero y los indicadores son catastróficos, de la recesión a la depresión.

EL PRESIDENTE Y EL ENTRENADOR. La destitución de Quique Setién como entrenador del Barça se consumó tras el 2-8 que encajó ante el Bayern de Múnich. Josep Maria Bartomeu se lo comunicó tras unos días de descanso en Menorca.

Del cénit al abismo

Escribe Nekane Domblás: «Algo ha fallado, en cualquier caso, y tiempo habrá para buscar responsabilidades, pero políticamente ha sucedido algo muy revelador que tiene que ver con la percepción que ofrece el Govern. La sensación hasta ahora era que tenía bastante bien controlada la situación y que la gestión había sido más o menos correcta, pero la apariencia ha cambiado -como la realidad de la enfermedad- y lo que ahora transmite es inseguridad y vacilación. Hemos pasado del cénit al abismo en solo un mes».

El tiempo para pedir responsabilidades ya ha llegado. Al menos para el Partido Popular de Balears, reforzado esta semana con el nombramiento de la diputada Marga Prohens como nueva portavoz adjunta en el Congreso por Pablo Casado en el viraje hacia el centro político.

Gabriel Company solicita la comparecencia urgente de la presidenta del Govern, Francina Armengol, para informar sobre la situación de la pandemia en Balears, así como las consecuencias sanitarias y económicas que se derivan. La mesa y la junta de portavoces del Parlament deciden mañana si Armengol debe acudir a un pleno extraordinario para dar explicaciones. Al menos debería contestar a esta pregunta nuclear: ¿por qué Alemania considera a Balears zona de riesgo y aconseja no venir, y en cambio, excluye a Canarias, que sigue recibiendo miles de visitantes germanos?

Balears y Canarias

La presidenta del Govern y secretaria general del PSIB-PSOE explicará en sede parlamentaria todo lo que se ha hecho mal en Balears. Empezando por el tan forzado y precipitado como fracasado plan piloto, al que Canarias no se apuntó y los corredores sanitarios que no han funcionado. El resultado de esta caótica gestión es que Balears no es/no somos una región segura, aunque Menorca está muy por debajo del umbral de positivos semanales por cada 100.000 habitantes que fijó el gobierno de Alemania para determinar las zonas de riesgo y aconsejar a sus ciudadanos que no vayan.

Mallorca arrastra a Menorca a la lista negra de la Unión Europea, lo que nos perjudica. Volvemos a pagar las consecuencias de otra isla adyacente al incluirnos el Govern del PSOE, Unidas Podemos y Més per Mallorca en el conjunto de Balears.

Esta reiterada actuación del Govern de izquierdas -dar el mismo trato a islas distintas con escenarios diferentes- ya impidió que Menorca, a pesar de alcanzar el contagio cero, fuera declarada zona piloto para liderar el desconfinamiento en España. ¿Hasta cuándo se mantendrá esta dinámica? La situación epidemiológica de Menorca no es asimilable a Mallorca, pero el Goven nos asimila a Mallorca, con lo que, automáticamente, nos convierte en un destino que no es seguro para ser visitado.

Ver sin ser vistos

El presidente de la Fundación Bancaria la Caixa y de la Confederación Española de Ejecutivos y Directivos, Isidro Fainé, ya ha dado por concluidos sus escasos días de descanso en Menorca.

Hombre austero y ordenado, de costumbres metódicas, ha sido fiel a su anual estancia menorquina que, con su familia, comparte en el mismo establecimiento hotelero de Sant Tomàs.

Aunque interrumpe su ritmo habitual, Fainé no desconecta totalmente, porque desde Menorca sigue todos los indicadores. En Sant Tomàs se reunió con el presidente del grupo ACS y del Real Madrid, Florentino Pérez, como ya ha hecho en anteriores ocasiones. Encuentros muy discretos para analizar el largo invierno económico que se avecina. Tan discretos que no existen imágenes de los habituales desayunos que mantienen Fainé y Florentino en la Isla. Tampoco de los encuentros con el presidente de Telefónica, José María Alvarez Pallete, que protege su intimidad familiar en la vivienda de Sant Tomàs donde veranea, a escasa distancia del hotel donde se aloja el presidente de la Fundación La Caixa. Su vecino es el magistrado menorquín Gabriel Fiol, presidente de la Sala de lo Contencioso en el Tribunal Superior de Balears.

También cumplió con su anual cita veraniega en Menorca el obispo de Bilbao, Mario Iceta, que ha descansado en Ciutadella, El vicario general, Gerard Villalonga, fue su anfitrión.

Bartomeu en Es Migjorn

No ha trascendido constancia fotográfica de los días que el presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, vino a Menorca se alojó en Es Migjorn Gran, concretamente en el hotel rural Binigaus Vell, protegido con suma eficacia por la familia Triay.

Bartomeu vino antes del encuentro que acabó con la humillante derrota 8-2 del equipo azulgrana frente al Bayern de Munich que provocó la destitución de Quique Setién y la convocatoria de elecciones en la Masia.

Mònica Terribas

En la tertulia con la exdirectora de «El matí de Catalunya Ràdio» nadie se atrevió a preguntarle si su futuro pasa por Junts per Catalunya de Carles Puigdemont, que le ha ofrecido el número 2 de la lista al Parlamento catalán. Lógicamente, no hubo titulares.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Cuándo se definirán y darán a conocer las normas, los criterios y las restricciones para el próximo curso escolar ?

¿Desde cuándo no va la Policía Local de Ferreries a S’Enclusa, lugar habitual de botellones?

¿Reforzará el IBSalut los equipos de Atención Primaria y las UVAC para atender, valorar y realizar el seguimiento de los positivos y sintomáticos?

¿Prosperará en el Parlament la propuesta del PSOE -que apoyan partidos de izquierda- para actuar contra las fake news?

¿Comparte el Consell la hoja de ruta aprobada por la asamblea de Ashome, que fija como objetivo una promoción propia para Menorca?

La alianza vasco-catalana

agosto 20th, 2020

Sobre la mesa, 140.000 millones de euros que España recibirá los próximos seis años. Son recursos que aportará la Unión Europea, de los que más de la mitad no se tendrán que devolver, para la reconstruir, reinventar y transformar el país. Advierte Agustí Sala en «El Periódico» que estos fondos de la UE «no serán fáciles de obtener» porque los países más reacios a endeudarse exigirán «proyectos claros, precisos y milimétricos para obtener financiación». O sea, no basta con la intención de gastar, que ya existe.

Con el objetivo de captar estos recursos mediante proyectos innovadores y transformadores se ha creado una alianza vasco-catalana de economistas y empresarios que ya se ha puesto manos a la obra.

Desde «El Correo», Adolfo Lorente afirma que «van en serio», porque se han reunido con la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, a quien han explicado los ejes de actuación que cumplen las exigencias comunitarias y sobre los que están trabajando. ¿Y quiénes forman esta alianza? Por la parte vasca participan el exconsejero delegado del BBVA Pedro Luis Uriarte, que dirigió la consejería de Economía del Gobierno vasco y el presidente de Petronor, Emiliano López Atxurra. Por la parte catalana, los exconsellers Andreu Mas-Colell y Antoni Castells Antón Costas, Alfred Pastor, Guillem López Casasnovas, Josep Vallès, Miquel Puig, Josep Oliver y el notario Juan José López Burniol. También participa Raúl Blanco, secretario general de Industria del Gobierno central. El impulsor de este iniciativa es el ingeniero naval Joaquim Coello, que, al haber desarrollado parte de su trayectoria profesional en el País Vasco, desempeña a la perfección la función de enlace y coordinación de ambas partes.

Menorca y Balears deben tomar nota. Coello y López conocen nuestra realidad, Pastor también. No perdamos el tiempo. Necesitamos una alianza que capte recursos para estas Islas.

Comisaría en Maó, Juzgados en Ciutadella

agosto 16th, 2020

Tenían que ser nueve comensales en el primer piso del restaurante Café Balear del puerto de Ciutadella -dos anfitriones, los Reyes de España, y siete invitados- y fueron nueve comensales, pero la Casa Real se vio obligada a introducir cambios en los planes iniciales.

Los alcaldes de Maó y Alaior, Héctor Pons y José Luis Benejam, que habían recibido a Felipe VI y Letizia en el Aeropuerto y en la fábrica Coinga respectivamente, no tuvieron inconveniente en desplazarse a Ciutadella para almorzar con el jefe del Estado y su esposa, y atender con cortesía su invitación.

COINGA Y FARMERS. Felipe VI escucha con atención las explicaciones de Santiago Tadeo y Guillermo de Olives sobre los quesos que produce Coinga, mientras doña Letizia se interesa por los productos que comercializa Farmers&Co.

Pero la alcaldesa de Ciutadella, Joana Gomila, a pesar de que le correspondía ejercer como anfitriona de la primera visita oficial de don Felipe y doña Letizia como Reyes de España al municipio de poniente, excusó su asistencia y delegó la representación institucional en la primera teniente de alcaldía, Noemí Camps.

Los responsables de Protocolo y Prensa de la Casa Real, que habían preparado un breve curriculum de cada uno de los siete invitados al almuerzo de menú, tuvieron que descartar el de Joana Gomila y preparar a toda prisa el de la teniente de alcaldía que acudió en su lugar. Los Reyes quieren saber quiénes son sus invitados.

«La alcaldesa Gomila Lluch tenía que atender otros compromisos adquiridos en el ámbito familiar y no ha podido acudir al almuerzo», indicaron lacónicamente los portavoces de La Zarzuela, que eludieron cualquier otra valoración, aunque fue comentada la -extraña, ¿o no?- ausencia de la primera edil de Ciutadella al primer almuerzo de los Reyes en Ciutadella. Los periodistas desplazados a Menorca preguntaban: «¿por qué la alcaldesa de Ciutadella planta a los Reyes y solo acude a la Naveta des Tudons, pero no asiste el almuerzo?» La pregunta quedó sin respuesta.

La herencia Balada

En la mesa, además de Felipe VI y Letizia, y los alcaldes de Maó y Alaior, que no delegaron en sus respectivos primeros tenientes, la presidenta del Govern, Francina Armengol, el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, la presidenta del Consell, Susana Mora, la delegada del Gobierno en Balears, Aina Calvo y Noemí Camps, en representación de la alcaldesa ausente. El menú-degustación, de 45 euros, consistió en croquetas de queso y sobrasada, mejillones del puerto de Maó y caldereta.

Los vinos fueron menorquines: blanco y tinto de Binotord. Apenas probaron el postre y hubo un breve brindis al principio. Trato amable y cortés.

Don Felipe comentó que habían recibido otras invitaciones para esta primera visita oficial a Menorca como Reyes de España, pero apuntó que serán atendidas «más adelante». Aludió concretamente a la Isla del Rey, que en 2008 visitó su padre el Rey don Juan Carlos y en 2013 su madre la Reina doña Sofía, que presidió el Foro Menorca Illa del Rei dedicado a la candidatura Menorca Talayótica.

El general Luis Alejandre, presidente de la Fundación Hospital Isla del Rey, que se había puesto en contacto con la Casa Real, fue invitado a asistir a la visita a Coinga y a participar en la reunión con el consejo rector de la Cooperativa Insular Ganadera y el Consejo Regulador del queso Mahón-Menorca.

Se refirió también Felipe VI a Quesería Menorquina, pero el expresidente del Consell Santiago Tadeo, hoy director gerente de Coinga, se adelantó a otro expresidente del Consell insular, Francisco Tutzó, hoy al frente de Quesería, y esta visita se llevará a cabo en otro desplazamiento. Coincidirá, probablemente, con la reapertura de la Farmacia Llabrés de Ciutadella.

Las actividades que desarrolla la Fundación Hesperia gracias a los recursos del legado Balada también fueron objeto de comentario en el almuerzo del jueves en el Café Balear. En la Casa Real aún recuerdan las dudas que motivó en 2009 el sorprendente testamento de Juan Ignacio Balada Llabrés, que nombró herederos de su patrimonio a los entonces Príncipes de Asturias y los nietos de don Juan Carlos y doña Sofía.

Tras numerosas consultas jurídicas y vacilaciones, acabaron aceptando aquella enigmática e inesperada herencia. Entre otros motivos, porque de haber renunciado, el beneficiario habría sido el Estado de Israel.

Las cosas han cambiado, y hoy el código ético aprobado por los Reyes impede aceptar una herencia de esta naturaleza.

Inversiones pendientes

Doña Letizia, que se había leído con atención periodística los curriculums de los comensales, preguntó al alcalde de Maó dónde había ejercido como psicopedagogo. Héctor Pons le explicó brevemente su experiencia como maestro para niños con discapacidad.

El alcalde de levante aprovechó la oportunidad para exponer al ministro Grande-Marlaska que hace diez años el Ayuntamiento de Maó cedió unos solares al Ministerio del Interior para construir la nueva Comisaría de Policía Nacional. El titular de Interior anunció su inclusión en los Presupuestos del Estado del 2022.

Si hubiera asistido la alcaldesa de Ciutadella, habría tenido la oportunidad de reclamar que se agilice, de una vez por todas, la construcción de los nuevos Juzgados de Ciutadella, otra asignatura pendiente histórica.

También nos hubiera gustado, pero el férreo cordón policial lo impidió, preguntar a Grande-Marlaska por qué el Gobierno obligará a 400 funcionarios de Justicia a venir a Balears. Destinados a la fuerza.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Reclamará el Consell un trato diferenciado para Menorca al presentar menor cifra de contagios y mejor situación epidemiológica que Mallorca?

¿Cuándo estarán concluidas las obras de rehabilitación de la Farmacia Llabrés de Ciutadella y se abrirá al público?

¿Cuáles son las novedades del plan para el IME que presenta el jueves la nueva coordinadora científica, Marta Jordi?

¿Cómo acabará afectando al próximo curso escolar la evolución de la pandemia?

¿Convocará el Govern nuevas ayudas para los autonómos de Balears tras agotarse en 40 minutos la línea de ayuda que recibió 10.000 peticiones?

Religión y fiesta en Menorca

agosto 13th, 2020

En la tertulia «Festes i participació després de la pandèmia», organizada por Ara Maó, que acogió la Sínia Costabella, Jordi Orell Villalonga manifestó que las fiestas han «involucionado» en aspectos como el mayor protagonismo de los actos religiosos, un hecho que «se debería replantear desde la izquierda». Opiniones que responden a un intento de negar la evidencia, el origen y la historia de las fiestas menorquinas, y que destilan una voluntad de politización, cuando las celebraciones festivas acogen a todos y no tienen en cuenta colores ni ideologías políticas.

La defensa de nuestra identidad menorquina con la reivindicación de la cultura popular y sus manifestaciones implican el conocimiento y el respeto de las raíces de nuestras fiestas, donde el sentido y el contenido religioso son fundamentales y la Iglesia diocesana desempeña las funciones que le corresponden. Josep Pons Lluch, maestro investigador de las fiestas de Sant Joan, cuyo trabajo ha reconocido Joan F. López Casasnovas, aporta toda la documentación que avala el origen de las fiestas de Ciutadella en la Obraria de Sant Joan y en la romería a la ermita de Sant Joan de Monastrell, Artrutx o de Missa, que se celebra después de la incorporación de Menorca a la Corona de Aragón en 1287.

En Ciutadella no se celebran las festes d’en Joan , sino de Sant Joan en Alaior, las festes d’en Llorenç , sino de Sant Llorenç y en Ferreries, las festes d’en Bartomeu , sino de Sant Bartomeu. Y en Ciutadella que ha mantenido la fidelidad de Sant Joan a su origen religioso y al compromiso con los payeses, lo nuclear no es si la mujer forme parte de sa qualcada, sino los Protocols no escritos, la figura esencial del caixer senyor y que la participación en sa qualcada está reservada a los payeses.

Dispuestos a investigar, hallaremos en los archivos otros actos y expresiones religiosas en las fiestas populares menorquinas.

Tengamos la fiesta en paz.

‘Splash’: indemnización sin cuantificar

agosto 9th, 2020

Cuando España es el país de Europa con más contagios -lo corrobora la universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, no lo dice la oposición- cuando el director general de Empleo del Govern balear, Llorenç Pou, alter ego del conseller Iago Negueruela, confirma que «el invierno será muy difícil en Balears» y cuando la mayoría de hoteles de Menorca cierran entre el 17 y el 30 de agosto, seguimos inmersos en el debate sobre el parque acuático de Biniancolla y el puerto de Ciutadella. También persiste la indefinición sobre las obras de la carretera Maó-Alaior y el futuro de las estructuras construidas en Rafal Rubí y L’Argentina.

Panorámica del tramo litoral urbanizado entre Biniancolla y Punta Prima

Demasiadas prisas

El Tribunal Supremo, a través de la Sala de lo Contencioso, concluye que es una cuestión autonómica el interés general para el parque acuático «Splash SurMenorca», de Biniancolla, promovido por el Grupo Galdana, que encabeza Luis P. Casals, ha sido galardonado por tercer año por TripAdvisor, la primera plataforma de viajes del mundo.

En lugar de adelantar acontecimientos, anunciar derribos y pronosticar el pago de indemnizaciones millonarias que nunca han sido reclamadas, la prudencia exige esperar. El Tribunal Superior de Justícia de Balears aún debe pronunciarse sobre la admisión del recurso interpuesto por el Consell, el Ayuntamiento de Sant Lluís y la compañía promotora. Hay quienes además de prisa, le tienen muchas ganas.

No hay nada decidido, porque el TSJB ya resolverá en segunda instancia. La «indemnización más grande de la historia» queda en una declaración de intenciones. El demandado es el Consell, y en la institución insular optan por la discreción, aunque hay quien ya quisiera ver todo el parque acuático arrasado sin valorar el daño reputacional para las empresas afectadas.

Había fórmulas para hallar una solución, porque los famosos ANIT (Area natural de interés territorial), presentados como corredores ecológico, en realidad fueron concebidos para impedir desarrollos ya proyectados e incluidos en los planes de ordenación urbanística. Se aplicaron en terrenos turísticos sin desarrollar o sin acabar que fueron declarados zona protegida de carácter muy especial.

El esponjamiento

Mediante una modificación de los criterios de esponjamiento y siempre para otros usos de equipamiento -no hotelero- se habría podido resolver. No hubo voluntad a pesar de que era una propuesta de carácter global, no a la carta, para un caso determinado.

¿Qué ocurrirá ahora con Son Bou?, la respuesta es evidente: no se podrá modernizar nunca. Y esto no es acertado.

Gobernar implica adoptar decisiones, gestionar y resolver.

Lo más fácil es culpar a la oposición cuando gobernaba para dejar pudrir el problema. Si hay mecanismos jurídicos para evitar un Cesgarden 2 hay que impedirlo.

Las historias deben explicarse desde el principio. Y los terrenos del «Splash SurMenorca» (77.000 metros cuadrados) fueron adquiridos en 1996 por la empresa por 600.000 euros, sencillamente porque no eran rústicos.

Es el resort, no el parque

Afirma el director general Llorenç Pou que «la temporalidad no tiene por qué ir ligada a la estacionalidad» y alude a los fijos discontinuos como «una manera de dar continuidad a la estacionalidad».

Pero la desestacionalización continúa siendo, hoy, una asignatura pendiente en Menorca y en el caso de Biniancolla va vinculada a un proyecto global de resort, planteado como un hotel con un gran equipamiento lúdico. Pasar de 74.000 estancias a 176.000 y abrir de febrero al 3 de noviembre, ¿es una iniciativa desestacionalizadora?

Se elevó la categoría del establecimiento a 4 estrellas, estuvo operativo para alojar al turismo del Imserso, y con el parque se logró un contrato de garantía del 75 por ciento de ocupación mínimo, con ocupaciones finales que alcanzaron el 97 por ciento. Se incrementó la plantilla en un 32 por ciento con un 82 por ciento de empleados fijos y se cedieron 60.000 metros cuadrados a compensación por la edificabilidad de los 17.000 del parque.

Por cierto, las licencias se concedieron con la Ley Turística del 2012, porque la Norma Territorial Transitoria es posterior.

Luis Casals declina realizar declaraciones, pero manifiesta que «haremos todo lo posible para evitar la demolición, porque el Splash SurMenorca es un valor añadido para Menorca hoy no nos planteamos ninguna indemnización porque no damos por perdido un parque acuático que ha obtenido cada año una positiva valoración».

El puerto de Son Blanc

Hubo dos personas cuyo criterio pesó decisivamente tanto en la construcción como en la ubicación del nuevo puerto de Ciutadella en Son Blanc. Fueron el ingeniero Joaquim Coello, persona de gran ingenio e inteligencia, que aportaba su experiencia como presidente del Puerto de Barcelona y el empresario Adolfo Utor, primer ejecutivo del transporte marítimo en España, que empezó a operar en Menorca con la desaparecida Flebasa cuando Trasmediterránea decidió retirarse de las líneas con Ciutadella.

Alega el GOB contra la inversión que ejecutará el Govern, consistente en la construcción de los duques de alba que incrementarán la seguridad de las maniobras de los barcos en Son Blanc e y aumentarán la actual línea de atraque. Se está recuperando el proyecto inicial, que incluía dos muelles frente a Son Oleo.

Recuerda la entidad ornitológica que a 45 kilómetros está el puerto de Maó, pero precisamente por su emplazamiento en el levante de la Isla las navieras optan por el trayecto más corto -con menos coste en combustible y tripulación- y el puerto más próximo está situado en el poniente.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Cómo afectará a Menorca la remodelación del Govern que, desde hace varias semanas, prepara Francina Armengol?

¿Cuándo se sabrá el uso que dará el Ayuntamiento de Maó a la nave de la Seat que compró hace dos años?

¿Qué otras visitas en Menorca valoró y estudió la Casa Real para incorporar a la agenda de los Reyes del próximo jueves?

¿Por qué no se incluyó la visita a la Isla del Rey ni a la rehabilitada farmacia Llabrés, de la fundación Hesperia, en Ciutadella?

¿Por qué el Govern balear y el Consell insular aportan «cero euros» a la rehabilitación de la Isla del Rey, según desvela su presidente, Luis Alejandre?